La Frecuencia Numérica Inteligente y Los números de Grabovoi

“La vida una y otra vez nos plantea preguntas importantes: ¿cómo podemos cambiar el estado de nuestra conciencia?

Imagina que estas ahora mismo en un parque y de repente ves delante de ti una rosa. Puedes ver los maravillosos colores que irradian desde los suaves y vibrantes pétalos de la rosa. Se puede sentir el aroma agudo emitido por la flor fragante. Y tal vez después de que la lluvia se ha ido una gota de agua sobre una hoja brilla y refleja los colores a través de la luz del sol. Ahora estás pensando en la belleza divina y estas encantado por la creación intrincada de la rosa y su fragancia dulce. Sientes la vida de la rosa, delicada, cerca. Uno quiere entender, pero ¿cómo se puede hacer eso?

 La respuesta debe estar en algún lugar cercano. Todos tus sentidos están diciendo eso. Pero al mismo tiempo se olvida algo. La flor está cerca, en frente de ti, pero hay una barrera invisible que te separa de ella. La respuesta viene a su manera, pero tiene una lengua que no es comprensible. ¿Cómo podemos saber lo que es? Recurrimos a la ciencia. La ciencia puede producir un análisis químico de la flor, puede revelar una contenido porcentual de los diferentes elementos químicos. La ciencia puede encontrar el proceso biológico que produjo en la flor de tejidos y mucho más. Sin embargo el conocimiento de la investigación científica no es muy útil para entender y sentir lo maravillosamente fragante y la vida de la flor.

La pregunta se repite: ¿cómo podemos hacer eso? ¿Cómo se obtiene el conocimiento de una rosa? ¿Es realmente posible? Sí, lo es. Sólo existe una manera. Para saber lo que una rosa es que hay que convertirse en una rosa. Usted tiene que ser uno con la rosa por lo menos un momento. Entonces es posible, pero en un estado superior de la mente. Este es el conocimiento del mundo.

Considera, que siguiendo esta forma de conocimiento para llegar al conocimiento,  no tienes que cortar y matar a la flor. Hay una manera de lograr conocimiento sin destrucción:

“En un estado superior de la mente de una percepción completamente diferente del mundo es posible ” -Grigori Grabovoi, “La Resurrección de La gente y la vida eterna son nuestra realidad ”

HISTORIA DE LOS NUMEROS

El Filósofo griego Pitágoras y místico del siglo sexto antes de Cristo proclamó que la “El mundo se rige con los números“.

El descubrimiento de la relación entre el sonido (vibración) y los números se atribuye a Pitágoras. Él descubre que una octava podría expresarse numéricamente como una relación de 2 a 1, y el otro intervalos musicales conocidos como la relación de 3-2 y 4-3. El hecho de que sólo los primeros cuatro números de 1-4 puede expresar estas relaciones ha traído supuesto de que los cuatro primeros números eran los números básicos de todos los números. De hecho, los primeros cuatro números ascendieron a 10 cuando se suman y sólo el números del 1 al 10 se considera que tienen una gran importancia.  También se constató que los cuatro primeros números de eran esenciales en la construcción de objetos sólidos. Uno: un punto, una línea de dos, que es una distancia entre dos puntos, tres un triángulo, lo que sumado a la longitud de la anchura, y un 4 pirámide, forma objeto solido más simple.

Estas observaciones llevaron a Pitágoras y sus seguidores a la conclusión de que los números fueron las claves para entender el Universo. Sobre el principio de que las cuerdas de distinta longitud producía sonido de diferentes notas, los pitagóricos creían que cada uno de los planetas suena un nota diferente en función de su distancia del centro, y que la combinación de la sonidos forma una octava cósmica armoniosa.

Los pitagóricos creían que los números pares e impares forman pares de opuestos en el universo. Los números impares se asignaron masculino, activo, creativo; y los números pares de la hembra, las cualidades pasivo, receptivo. Cuando un numero par aunque el número se divide en dos, no queda nada más; pero un número impar dividido en dos que una parte restante, el número impar por lo tanto considerado como más fuerte, o masculino. Otra razón para considerar que un número impar como dominante es que con la suma de un numero impar siempre dar lugar a un impar.

Los pitagóricos creían que el número era la clave para las diferentes cualidades de la humanidad y la materia, que los números con que tienen “personalidad”. Que cada número tiene su propio significativa valores y propiedades:

  • UNO: Es el símbolo de la unidad indivisible, de la continuidad y la estabilidad; el centro cósmico e inmaterial, impar, creador, iniciador y pionero. De aquí que se asocie al macho como poder generador activo e indique creación, impulso y actividad
  • DOS: No engendra ninguna forma y de hecho tampoco es un número, sino el principio de la paridad, el símbolo de la oposición, conflicto, y reflexión. Es la dualidad como contraposición a la unidad, la pasividad como opuesta a la actividad; es el primer número par y como tal, femenino y complemento del principio generador impar y masculino, posibilitando así la continuidad y la multiplicidad. Es el punto que se desplaza dando origen a la línea, marcando su comienzo y su fin; en el tiempo y en el espacio indica el inicio de la realización, lo que en la vida indica dirección y destino y en los objetos determina la simetría, reflejo de trabajo y belleza
  • TRES: Es el ternario en el que la tensión de los opuestos, entre par e impar, se resuelve dando origen a un nuevo impar; es el símbolo de la generación a partir de la unión entre dos complementarios, del macho y la hembra para dar origen al hijo; la espiritualidad como complemento de cuerpo y alma; es la línea que se desplaza sobre su punto de origen para dar nacimiento a l más simple de todas las figuras: el triángulo, y con él todas las figuras planas. Por ello es apto para reproducir eternamente las mismas estructuras. El tres cierra un ciclo, una primera totalidad que no es más que otro uno, otro impar en el que se iniciará el próximo ciclo; como dice Platón en el Timeo: “Es imposible combinar bien el conjunto de dos cosas sin una tercera, se necesita un lazo que las una”
  • CUATRO: Es a la vez el segundo número par y el regreso a la unidad fundamental en un nivel superior, como lo evidencia su reducción mística en la que1 + 2 + 3 + 4 = 10 = 1 + 0 = 1Simboliza la potencia pro excelencia, pues en él, la unidad completa al ternario al unirse al mismo dando origen a la cruz y al cuadrado y, lo que es más importante, a las cuatro dimensiones del espacio, es decir, la determinación material y corpórea. Son los cuatro principios elementales, Fuego, Tierra, Aire y Agua, que conforman el Universo; los cuatro puntos cardinales, los cuatro pilares del Universo, las cuatro fases de la Luna y toda la infinidad de cuaternarios que sirven para definir una unidad superior. Platón decía que el ternario es el número de la idea y el cuaternario es la realización de la idea. Por esta causa, en la séptuple organización de las direcciones del espacio, el ternario se halla situado en la vertical (tres mundos o tres niveles) mientras que el cuaternario se halla dispuesto en la horizontal, en el mundo de lo manifestado.
  • CINCO: Con el cinco hace aparición una nueva dimensión: el tiempo, lo que también equivale a la animación de la materia mediante la vida al concederle continuidad y sucesión. Los griegos le llamaban el número nupcial por su posición intermedia entre los cuatro primeros y los cuatro últimos números de la década. Simboliza al hombre como entidad completa e intermediaria entre el mundo inferior y el mundo divino. Es el hombre encerrado en el pentagrama revelador de la divina proporción, con sus cuatro miembros regidos por la cabeza, y los cuatro dedos regidos por el pulgar. Pero además, por su carácter de intermediario, puede ser un número destructor de lo temporal, mutable y perecedero. Es el primer número que manifiesta todas las posibilidades del Universo, y por ello, los pitagóricos tenían como signo para reconocerse la estrella de cinco puntas. Por último, cuando se le representa mediante un cuadrado con un punto en su centro, representa la totalidad material (el cuaternario) y su esencia.
  • SEIS: Representado por la estrella de seis puntas, muestra el equilibrio entre dos triángulos enlazados y opuestos (Fuego y Agua); es por ello que se descompone como 3 + 3, como conjunción del tres consigo mismo. Es la oposición entre el Creador y su creación en un equilibrio indefinido, oposición que no implica necesariamente contradicción, pero que es fuente de todas las ambivalencias. Para los pitagóricos es el número perfecto, dado que el producto de los números que lo componen es igual a su suma:1 + 2 + 3 = 6; y 1 x 2 x 3 = 6
  • SIETE: Ya vimos al estudiar el cuatro que su vuelta a la unidad significaba la realización de la unidad del mundo. Ahora al llegar al siete, lo que se realiza es la unidad universal. Este parentesco con el cuatro, símbolo de la Tierra, hace que se le atribuyan los siete astros errantes o planetas. Cuando procede del 6 + 1 se representa por una estrella de seis puntas con un punto en su centro, es el equilibrio tendiendo a la interioridad, revelando el misterio de la circulación de las fuerzas de la naturaleza
  • OCHO: Es el primer número cúbico (aparte del 1), y en él se manifiesta el volumen. Simboliza la regeneración espiritual y la mediación entre el orden natural y el divino, por sé intermediario entre el círculo (símbolo de eternidad) y el cuadrado (símbolo de materialidad), ala vez que la estabilización en uno o en otro estado.Refleja una armonía, pero también un cambio de nivel, pues siendo un número par y pasivo, puede dividirse y subdividirse siempre en números iguales:

8 = 4 + 4 = 2 + 2 + 2 + 2 + 2 = 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1

De aquí que otro de sus significados sea el equilibrio cósmico, de la equidad y la justicia.

  • NUEVE: En la creación, los mundos son tres: cielo, tierra e infierno, y cada mundo es simbolizado por una tríada; por ello el nueve es el número que cierra el tercer ciclo a partir de la unidad, y con ello, la creación. Perménides dice que el nueve es el número de las cosas absolutas, y en esta misma línea, debemos hacer constar que las nueve musas representaban a la totalidad de los conocimientos humanos. Además es también el número de la perfección, pues el feto humano nace al mes noveno, ya totalmente perfecto. Porfirio, en sus Eneadas (conjunto de nueve) formas por 54 tratados, dice: “he tenido la alegría de hallar el producto del número perfecto, por el nueve”. Y en esta estructura numerología, intenta simbolizar su visión total, cósmica, humana y teológica. Después de la emanación del Uno, con el retorno al Uno se completa el ciclo del Universo
  • DIEZ: Tiene el sentido de la totalidad, de final, de retorno a la unidad finalizando el ciclo de los nueve primeros números. Para los pitagóricos es la santa tetraktys, el más sagrado de todos los números por simbolizar a la creación universal, fuente y raíz de la eterna naturaleza; y si todo deriva de ella, todo vuelve a ella. Es pues una imagen de la totalidad en movimiento. La tetraktys forma un triángulo de 10 puntos colocados en cuatro líneas, de la forma siguiente: La Santa Tetraktys pitagórica

La Unidad. Lo Divino, origen de todas las cosas. El ser inmanifestado

La Díada: Desdoblamiento del punto, Origen de la pareja maculino-femenino. Dualismo interno de todos los seres.

La Tríada: Los tres niveles del mundo: celeste, terrestre, infernal, y todas las trinidades

El Cuaternario: los cuatro elementos, tierra, aire, fuero y agua, y con ellos la multiplicidad del universo material.

El conjunto constituye la década, la totalidad de Universo: 4: 1 + 2 + 3 + 4 = 10 = 1 + 0 = 1

  • Once. Indica desorden, desorganización.
  • Doce. Indica Gubernamentales perfección.
  • Trece. Indica la rebelión, la apostasía, la deserción, la desintegración, la revolución, etc
  • Diecisiete. Indica una combinación de espíritu y el orden (10 +7). Otros números siguientes de la ley que regula los números más pequeños, como sus factores, sumas, productos o múltiplos.
  • etc …

Los cuatro números perfectos, 3, 7 10, y 12 para su producto notable número 2520. Es el mínimo común múltiplo de los diez dígitos aplicables a todas las numeración, y puede, por tanto, ser dividida por cada uno de los nueve dígitos, sin un aviso. Es el número de la perfección cronológico (7×360).

                                        Principio del Universo Holográfico

El principio holográfico en el nivel de todo el Universo confirma una antigua Hermes esotérica postulado – “Lo que está por debajo,  está por encima también”. Michael Talbot en su libro El Universo Holográfico presenta el concepto del universo como un holograma gigante. Un holograma es una fotografía tridimensional hecha con la ayuda del láser. A diferencia de las fotografías, cada parte de un holograma contiene toda la información que posee el conjunto.

En un tiempo holográfico el Universo y el espacio no pueden ser aceptados como fundamentales. La realidad se presenta en forma de superholograma en el que las dimensiones del pasado, presente, y el futuro son todos los existentes al mismo tiempo. La nueva forma de ver el universo permite explicar fenómeno como la telepatía, experiencia fuera del cuerpo y experiencias cercanas a la muerte, sueños “lúcido”  y curaciones milagrosas.

Numerosos investigadores han señalado, que los fenómenos parapsicológicos son más comprensible en términos del paradigma holográfico. Cerebros individuales son parte de la mayor holograma universal donde todo está conectado. Según Grof, la mente es en realidad parte del continuo, un laberinto que es vinculado no sólo a cualquier otra mente que existe o ha existido, pero que cada átomo, organismo, y la región en la inmensidad del espacio y el tiempo mismo.

El cuerpo humano está construido sobre la base de un campo de imagen holográfica. Cada célula de la cuerpo humano contiene información suficiente para la creación de un organismo completo. Es comprobado experimentalmente, que un holograma aparece antes de un organismo integral y determina el desarrollo de un cuerpo físico. Según Garyaev P. “Es exactamente la imagen – holografía que dicta a las células en división, cuando y donde deben crecer las piernas, manos, y  cabeza “.

Que ya no sería cierto decir que el cerebro produce conciencia. Por el contrario, es la conciencia que crea la apariencia del cerebro, así como la materia física. De esta manera nuestra comprensión del proceso de curación también se puede cambiar por el modelo holográfico. Así cuando vemos como curaciones milagrosas de la enfermedad es en realidad debido a los cambios en la conciencia que es efecto de los cambios de la proyección del holograma en el cuerpo.

 

Deja un comentario