12 Señales que has perdido tu autenticidad y te estas “vendiendo”

                                  Autenticidad es una palabra que esta de pegada en estos días.

“Se mas auténtico” “honra tu autenticidad” “encuentra tu ser auténtico” – escuchamos estas frases regadas por todo el internet y habladas por doquier.

Pero, ¿qué significa ser auténtico? I lo que es mas importante, ¿cómo nos damos cuenta cuando no lo estamos siendo? – también conocido como “venderse”

¿Qué es laAutenticidad?

Autenticidad es simplemente el estado de ser tu mismo, escuchar quien realmente eres y tomar decisiones que ester alineadas con tus creencias y valores. En su núcleo la Autenticidad trata acerca de aceptar profundamente todo lo que es parte de ti y honrando eso por encima de todo lo demás.

¿Qué es Venderse (No ser autentico)?

Venderse, lo opuesto, trata sobre valorar cosas externas por encima de tus valores genuinos, necesidades, sueños y visión artística. Cuando nos “vendemos” estamos poniendo en subasta todas las partes mas importantes de nosotros, esencialmente. En vez de tomar decisiones basadas en nuestras creencias, valores o estilo personal, tomamos esas decisiones basadas en cuanto dinero, atención , fama o aceptación vamos a ganar de otras personas.

Ejemplos que Diferencian entre Ser Auténtico y Venderse

A veces leer ejemplos tangibles ayudan a traer a flote conceptos abstractos como la autenticidad. Aquí algunos ejemplos reales:

Un artista ha sido contactado por una agencia publicitaria grande. Ellos quieren reproducir su arte en masa pero con la condición de que cambie los títulos y las descripciones. En su interior esta artista sabe que los títulos y descripciones de su arte son intrínsecas a su obra. Ella se rehúsa a la oferta de la agencia publicitaria. Ella ha hecho una decisión auténtica.

Un padre nota que su hijo tiene mucho talento para la escritura. Pero en vez de fomentar a su hijo a perseguir una carrera como escritor el padre le pone presión para que estudie negocio y contabilidad porque son la opción menos “riesgosa”. El hijo entonces responsablemente estudia negocios y contabilidad en una universidad. Ambos, padre e hijo, se han vendido.

Un entrenador de Vida que se especializa en Tutorías quiere crecer su negocio. Para conseguir más clientes se enfoca solamente en lo que es popular y que está de moda solo habla y/o escribe sobre esos temas. Ella empieza a perder la relación con su visión original. Ella se ha vendido.

Una compañía recibe presiones de los inversionistas y accionistas para que cambien su filosofía para estar más a la moda, atraer a una nueva generación y tener mas ganancias. La compañía se rehúsa a comprometer su filosofía. Han tomado una decisión auténtica.

No somos perfectos. La perfección es una ilusión. Por ende, es casi garantizado que en algún momento de tu vida tomarás una decisión que no será auténtica y que comprometa tus valores, visión y/o creencias. Es parte de ser humano.

Si estas preocupado de que te estás vendiendo lee las señales a continuación. Te ayudarán a confirmar o negar esos sentimientos:

  • Tu prioridad primordial es tener un montón de dinero
  • Estas obsesionado en conseguir seguidores en las redes sociales
  • Dejas que otros tomen decisiones por ti
  • Dejas que otras dicten quien eres o quien debes ser
  • Tu sigues a la multitud y haces lo que todo el mundo está haciendo
  • Siempre sigues lo que está de moda aunque no tenga sentido para ti.
  • Solo revelas lo que te hace sentir bien
  • Copias a otros en sus estilos y formas de vida
  • Ignoras tu intuición y tu sexto sentido
  • Cuando estas con otros te pones una máscara
  • Te asusta el ser vulnerable y expresar tus sentimientos verdaderos, tus pensamientos o valores (que pueden no ser populares).
  • Tomas decisiones en base a cuanta atención, fama, dinero o aceptación vas a conseguir en vez de por tus valores, creencias y visión.

Toma unos momentos para evaluar la lista anterior. Evalúa cada punto con un corazón honesto. ¿Con cuántos te identificas?

Cómo dejar de Venderse

La autenticidad es la práctica de dejar ir a quien creemos que debemos ser y abrazar quien realmente somos. – B. Brown

Quiero hacer una distinción clara. Hay una diferencia entre Venderte a ti mismo y Venderse uno mismo.

Venderte a ti mismo en negocios o cualquier carrera trata sobre acentuar tus fortalezas y dones y ofertarlos al mundo. Venderse, por el contrario, trata sobre comprometer tu integridad y dejar que cosas externas te muevan en vez de tu voz interior.

No todas las personas tienen la libertad de tomar decisiones auténticas, pero quiero enfatizar que estas situaciones son, literalmente, de vida o muerte. Por ejemplo, si un dueño de pequeño negocio de un país pobre es confrontado por un hombre de negocios muy rico que quiera invertir y cambiar su compañía, ¿crees que sería inteligente no aceptarlo? En algunos ambientes y situaciones tomar decisiones que van en contra de nuestra visión creativa es esencial para poder sobrevivir. Pero si esta bendecido de vivir en circunstancias mas afortunadas donde no tienes que decidir entre la necesidad y el hambre extrema, entonces tomar decisiones auténticas es una forma inteligente de vivir la vida.

¿Porqué es inteligente ser auténtico? Porque estas escuchando tu corazón y alimentado tu espíritu. Dinero, fama, adoración y aprobación de los demás satisface la necesidad de tu ego de seguridad y control pero eso no dura mucho. Pronto te encontraras con un hoyo en tu interior. El gozo verdadero la paz y la realización de vida vienen cuando vives tu verdad y sacas tu esencia hacia el mundo.

¿Cómo dejas que tu esencia, pasiones, perspectivas y valores te guíen? Aquí algunas ideas; muchas de las cuales yo he conseguido en mi propia jornada de autenticidad.

  1. Presta atención a como tus decisiones te hace sentir fisicamente. ¿Te sientes incomodo, pesado o tienes sensaciones oscuras? O, ¿Se siente tu cuerpo ligero y energizado? Contrario a la mente, el cuerpo no miente. Tu cuerpo es el mejor detector de mentiras que existe. Si estas a punto de tomar una decisión que no este en linea con tus valores tu cuerpo te lo dirá inmediatamente. Presta atención a las señales como un peso en tu corazón, músculos tensos, la cabeza aireada, escalofríos, y hasta espasmos físicos. Las señales físicas será únicas para ti (y demasiadas para listarlas aquí) así que búscalas diligentemente.
  2. Pon tus prioridades en orden. Al final del día, ¿que es lo que te llena realmente? Piensa cuidadosamente en esta pregunta. ¿Serás últimamente feliz con un montón de seguidores, clientes, dinero y vida de lujo sintiendo que no has sido fiel a ti mismo? No me malinterpretes, el dinero es importante. Pero, ¿cuanto dinero realmente necesitas para ser feliz y sentirte satisfecho?. Quizás también quieras explorar tus motivaciones: ¿eres motivado por el poder, el éxito, la fama, las riquezas o por tu estilo único e individual, talentos, pasiones, visiones y deseos de crear impacto?. Enfócate en establecer claro tus motivaciones y preguntarte ¿es esto saludable?, ¿Está esto alineado con quien realmente soy?
  3. Explora las areas auténticas en tu vida. Saca tiempo intencionalmente para evaluar tu vida – eso es quizás tan fácil como sentarte aquí leyendo este articulo haciendo una reflexion en silencio. Piensa en la areas de tu vida que no te traen felicidad. ¿Has perdido tu voz auténtica en esas areas? ¿o es este asunto por otra cosa?. Este proceso requiere honestidad. Escribe cada posibilidad, cada compromiso y comportamiento que se sienta fuera de alineación con tus pasiones, perspectivas y valores mas profundos.
  4. Toma las decisiones difíciles. Una vez que hayas identificado las areas de tu vida donde te estas vendiendo es tiempo de actuar. Vas a necesitar un plan, quizás multiples planes, para retomar un sentido de integridad personal. Pregúntate cosas como ¿que se queda y qué se va?, ¿Qué es honesto en mi y que es falaz?, ¿Qué opciones tengo?, ¿Cual es la ganancia y pérdida potencial de esta situación?, ¿Cual sería el mejor y el pero resultado proyectado de esta situación?, ¿Cual es mi plan A y mi Plan B? Y ¿A que me aferro?. Usa herramientas como escribir un diario donde puedas organizar tus pensamientos, sentimiento y planificación de una manera coherente, organizada y estructurada.
  5. Combina la Experiencia con la compasión personal. Una vez hayas hecho los cambios necesarios, es tiempo de reflexión. ¿Cómo se sintió hacer esos cambios (grandes o pequeños)?, ¿Qué partes de ti se sintieron amenazadas?, ¿Que cosas las encontraste fácil de renunciar y que otras mas difíciles?, ¿como se siente caminar tu propio camino auténtico?, ¿cómo puedes evitar venderte en el futuro?. Todas estas preguntas son vitales y te beneficiaras de hacerlas y explorarlas. Lo que es mas importante, la integración es acerca de aceptar tu humanidad y la fragilidad que viene con ella. Acepta tus errores, perdónate a ti mismo y deja que tus lecciones aprendidas te hagan mas sabio y mas fuerte.

En este mundo ruidoso, confuso y abrumador, puede resultar fácil caer en un rol de vender tu integridad y autenticidad para ganar fama, poder o dinero. Somos acosados constantemente por los medios tradiciones, medios sociales nuestros colegas y hasta nuestra propia familia con mensajes que nos llevan a ser cualquier otra cosa menos nosotros mismos. Para poder vivir una vida llena y plena debemos ser firmes. Debemos aprender a decir NO y con fuerza establecer parámetros para proteger nuestra integridad.

 

Deja un comentario