ESTADO PLANETOFISICO DE LA TIERRA

3.0 LA LLEGADA DE NUEVAS CONDICIONES Y CONSECUENCIAS

 Considerando la relación total y secuencial de la situación de fondo en curso, y los recientemente formados procesos, provocados por las transformaciones y alteraciones cosmogenicas y antropogenicas PlanetoFisicas declaradas mas arriba, de nuestro clima y sistemas climáticos por el estado cosmogenico anterior y las transformaciones antropogénicas PlanetoFisicas y las alteraciones de nuestro clima y sistemas climáticos, encontramos razonable dividir estas materias en sus influencias manifiestas (explícitas) y no-manifiestas (implícitas) en el ambiente de la Tierra.

 3.1 Lo Manifiesto o las Consecuencias Explícitas
Las clases o categorías de efectos acarreados por la fase actual de reorganización de la Tierra son muy diversas. A menudo, sin embargo, ellos tienden a ser tipos de eventos del transiente de alta-energía. Basado en los resultados de la Conferencia de Yokohama (otoño 1994 ) ellos pueden llamarse ‘catástrofes significativas.’

 

Hay nueve tipos de ‘catástrofes significativas’:

 

Catástrofes Por Tipo

Para el periodo de 1963-1993

Además, debemos señalar el crecimiento abrupto de catástrofes del tipo climático/metereologico, en recientes años. Solo en la región Atlántica hubo 19 ciclones en 1994; 11 de los cuales se volvieron huracanes. Esto es en registro de 100 años 

 

El año actual, 1996, esta especialmente abrumado con informes de inundaciones y otros tipos de meteo-catastrofes. El crecimiento dinámico de las catástrofes significativas muestra un mayor aumento en la taza de producción desde 1973. Y en general, el número de catástrofes ha crecido en un 410% entre 1963 y 1993.


Debe prestarse atención especial al número creciente y la variedad de catástrofes, y a sus consecuencias.

                            Daño >1% de emergencias >1% producto nacional total. de población. > 100 muertes

Uno debe tener presente que la complejidad creciente de los patrones climáticos y de temperatura señalan una transformación que tiende hacia un nuevo estado, o como el Académico Kondratyev dice, los datos indican que nosotros estamos entrando en la dirección de caos climáticos.

En realidad este estado de transición de nuestra maquinaria climática está poniendo nuevos requisitos en la biosfera entera de la Tierra; qué incluye a la especie humana. Hay informes en particular, de la Antártica que muestra una reacción dramática de la vegetación a los recientes cambios en el clima; había 700 especies que se encontraban creciendo en 1964 y 17,500 en 1990 .

Este aumento en la cubierta vegetativa de la Tierra, proporciona evidencia de la reacción de la biosfera al proceso continuado de reestructuración climática.

El modelo global de la generación y movimiento de los ciclones también ha cambiado. Por ejemplo, el número de ciclones que se mueven hacia Rusia del Oeste ha crecido 2.5 veces durante los últimos 10 años. Niveles aumentados del océano causados por el derretimiento de hielo de las regiones polares producirá marcados cambios en las líneas costeras, y una redistribución de la relación entre tierra y mar, y la activación de significativos procesos geodinamicos.

Estas son las principales características de esos procesos que llevaran a un nuevo orden climático y biosferico.

3.2 Lo No-manifiesto o las Consecuencias Implícitas

Las consecuencias implícitas son esos procesos que están debajo del umbral de la usual percepción humana, y no se traen por consiguiente a nuestra atención común. Registros instrumentales, e incluso observaciones directas, de estos fenómenos a lo largo del campo electromagnético de la Tierra, proporcionan evidencia de que una inmensa transformación del ambiente de la Tierra está teniendo lugar.

Esta situación es agravada por el hecho que en los 1990’s el poder antropogénico (humano) de producción/consumo aumentó a (1-9)E+26 ergios/ por año lo que significa que alcanzó el valor de producción/consumo enérgico conservador de nuestro planeta. Por ejemplo, el consumo de energía anual de la Tierra se comprende de (1-9)E+26 ergios para los terremotos, (1-9)E+24 para las tormentas electromagnéticas, y (1-9)E+28 para la emisión de calor.

Hay ya efectos tecnogenicos en el estado funcional del esqueleto electromagnético de la Tierra que han sido registradas y grabadas. Un ciclo tecnogenico de siete-días de variación en los parámetros dinámicos del campo geomagnético se revelo en 1985 .

Este ciclo ha afectado muchos de los ciclos cortos en las relaciones Solar-terrestres. Más del 30% de la media de las perturbaciones magnetosfericas son causados por la producción de energía, su transmisión, y consumo. El cinturón de radiación de Van Allen ha disminuido abruptamente sobre la Costa Oriental de EE.UU. de 300 Km. a 10 Km.

Este proceso se asocia con la transmisión de electricidad de los Grandes Lagos al Sur a lo largo de un meridiano magnético, y el uso de frecuencia de resonancia-ionosférica (60Hz) de consumo de energía . Hay también registrada una coherencia entre las características del canal de la anomalía magnética brasileña, y el sistema de producción de energía ‘Hidro-Quebec’.

Los Combinados procesos electromagnéticos tecno-naturales en las mega ciudades son muy complejos y aun no estudiados. Un estudio en1996 acerca de mortalidad por enfermedades cardiovasculares en St. Petersburg, Rusia descubrió una directa relación entre el consumo de energía de la ciudad y la mortalidad. Es más, el aumento en la frecuencia, y alcance, de formaciones auto-luminosas naturales en la atmósfera y en el geo-espacio nos obliga a despertarnos, y a tomar nota .

Los procesos de generación, y la existencia de tales formaciones, extendiéndose por toda la Tierra, representa un fenómeno físico notable.

Lo que es mas inusual sobre éstas formaciones auto-luminosas naturales son que, mientras ellas tienen distintos rasgos de muy conocido procesos físicos, estos procesos están en combinaciones completamente inusuales, y son acompañas por rasgos del proceso que no pueden explicarse en base al existente conocimiento físico como, rasgos de procesos electromagnéticos intensos que se están encontrando en el espacio dentro y cerca de estos objetos auto-luminosos naturales.

Estos rasgos incluyen:

3.2.1. Intensas emisiones electromagnéticas que van desde el rango de la banda de las ondas micrometricas a través del diapasón visible, a la televisión, y longitudes de onda de radio.
3.2.2. Cambios en el campo eléctrico y magnético que se manifiestan como averías eléctricas, y la magnetización de piedras y objetos técnicos.
3.2.3. Descargas eléctricas destructivas.
3.2.4. Efectos de la gravitación como la levitación.
3.2.5. Otros.

Todas las características de esta clase de fenómenos están requiriendo el desarrollo de nuevas ramas de la física moderna; particularmente la creación de un ‘modelo de vacío físico no-homogéneo’. Un avance de las ciencias en esta dirección nos permitiría revelar la verdadera naturaleza de estos objetos que están actuando aparente y latentemente, en nuestro ambiente biosferico geológico-geofísico, y en la vida humana .

Por consiguiente, nosotros primero debemos tener en cuenta todos los procesos recientemente desarrollados y el estado de nuestro ambiente geológico-geofísico. En su mayor parte, estos procesos se manifiestan a si mismos en una forma difícil de registrar, y observan, las características del esqueleto electromagnético de la Tierra.

Estos datos también conciernen al significado geofísico y climático de las Interacciones solar-terrestres y planetario-terrestres. Esto es especialmente verdad en Júpiter qué esta magnéticamente conjugado a nuestro planeta. La totalidad de éstos procesos de transformación planetaria se desarrollan precipitadamente, ubicuamente, y diversamente. Es crítico que los políticos estén informados y entrenados para entender estas relaciones globales entre la totalidad de las  actividades naturales y antropogénicas, y de las causas y efectos fundamentales.

Existe una imperiosa necesidad para comenzar un estudio científico que delinearía los problemas asociado con el actual proceso transformacional de la Tierra, y los efectos que ellos tendrán en la dinámica demográfica global.  El levantamiento abrupto de nuestro sistema tecnogenico de fuerza destructiva a escala planetaria así como cósmica, ha puesto ahora la supervivencia futura de nuestra civilización tecnocratica en cuestionamiento .

Adicionalmente, el principio de Supremacía de la naturaleza sobre las actividades y resultados tecnogenicos y psicogénicos integrales de la actual humanidad, se vuelve mas y mas claro.

CONCLUSIONES

La situación que se ha creado aquí en nuestra Heliosfera es de origen externo, Interestelar, y espacial cósmico, y según aquí se asume, es causada por procesos espacio-físicos, auto – oscilatorios que subyacen fundamentalmente a la creación continua que ha dado forma, y continua evolucionando nuestro Universo.

El presente estado excitado de nuestra Heliosfera existe dentro del todo, o completo, organismo que constituye el sistema solar; el Sol, Planetas, Lunas, Cometas, y Asteroides, así como los plasmas, y/o los medios electromagnéticos, y estructuras, del Espacio Interplanetario. La respuesta a esta inyección de materia y energía en nuestra Heliosfera ha sido, y continúa siendo, una serie de procesos energéticos y formaciones recientemente observadas en todos los Planetas; entre los Planetas y sus Lunas, y entre los Planetas y el Sol.

La habilidad de la Tierra de adaptarse a estas acciones externas y transferencia se agrava, o o se hace más difícil, por las alteraciones tecnológicas que nosotros hemos hecho a la calidad natural, o estado, de nuestro ambiente geológico-geofísico. Nuestro Planeta Tierra está ahora en un proceso de una dramática transformación; que altera el esqueleto electromagnético a través de un cambio en el campo del polo geomagnético, y a través de cambios de composición del ozono, e hidrógeno, y niveles de saturación de la envoltura del gas-plasma.

Estos cambios en el estado físico de la Tierra están siendo acompañados por procesos de adaptación climático/atmosféricos y biosfericos resultantes. Estos procesos están poniéndose más intensos, y frecuentes, como es evidenciado por el aumento en tiempo real de ‘eventos trancientes no-periódicos’; por ej.: catástrofes.

Hay razones que favorecen, o apuntan al hecho, de que un crecimiento en la calidad ética, o espiritual, de la humanidad, podría disminuir el número e intensidad de catástrofes complejas. Ha llegado a ser vitalmente importante que un mapa mundial sea preparado estableciendo las regiones favorables, y las catastróficas, en la Tierra tomando en cuenta la calidad del ambiente geológico-geofísico, la variedad e intensidad de las influencias cósmicas, y el nivel real de desarrollo espiritual-ético de las personas que ocupan esas áreas.

Es razonable señalar que nuestro Planeta pronto estará experimentando estas nuevas condiciones de energía creciente que significa la transición a un nuevo estado y calidad de relación Espacio-tierra. Los organismos vivientes de esas regiones de la Tierra que tienen las mayores ‘entradas’, o atracciones, de las influencias cósmicas, liderarán las reacciones o procesos apropiados para la evolución de la vida, a estas nuevas condiciones.

Estas zonas de conmutación verticales y de transferencia de energía se están volviendo ya el corazón, o incubadoras en la búsqueda de nuevos sistemas, de adaptación y de transformación mutua.

La lista general de estas zonas incluye:

  • las regiones polares
  • las extremidades continentales orientales de las regiones ecuatoriales [Caribe, Madagascar, Filipinas, Mar Amarillo, etc.]
  • las zonas continentales internas que tienden a plegarse y levantarse [Himalayas, Pamir-Hindukush, sistemas de Altay-Sayan, etc.]

Lo más significativo de estas áreas son las zonas helio-sensibles , las que tienen una intensa respuesta a las actividades solares geoefectivas [Nota #1]; respuestas que incluyen las muy dramáticas e inusuales manifestaciones de vacío no homogéneo, o clásica estructura del dominio del éter no-mecánico.

NOTA # 1

(Notas por: Andrew Tetenov)

  1. Dado que la Tierra es un gran y altamente organizado organismo, cada una de sus unidades estructurales o territorios como, sistemas montañosos, ríos, fallas tectónicas, depósitos minerales, campos de aceite etc. juegan un cierto rol funcional en su vida, y en sus conexiones con el mundo exterior.

 Por ejemplo, los depósitos minerales férricos apoyan la estabilidad del clima porque ellos realizan la conexión entre la actividad eléctrica en la atmósfera, y la actividad eléctrica bajo la superficie de la Tierra.
Hoy en día todos nosotros sabemos de los trabajos de Tschizhevskyque descubrió, y demostró en 1920’s, que existen varias profundas conexiones entre la actividad Solar y los varios procesos vitales.

 Usando un inmenso material histórico y estadístico, él mostró a esos actos de actividad Solares como un acelerador y moderador de la biosfera completa, lo que se manifiesta en la frecuencia y cantidad de:

  • nacimientos
  • muertes
  • cosechas
  • epidemias
  • ataques cardíacos
  • emergencias
  • caídas de los bancos
  • catástrofes
  • suicidios
  • crecimientos
  • disminuciones de las poblaciones, etc., etc.
  1. Subsecuentemente, zonas diferentes de la Tierra tienen funciones diferentes en el organismo de la Tierra, su respuesta a la actividad Solar también es diferente.

 Por ejemplo, las regiones polares son las primeras en reaccionar a las perturbaciones Solares, que conocemos bien en la forma de tormentas magnéticas, auroras, y hoy en día, en el calentamiento del océano en 75 grados en las latitudes Nortes. También sabemos de otros lugares qué demuestran intensas reacciones a los tipos diferentes de actividad solar; es lo que llamamos zonas heliosensitivas.

 Tales reacciones incluyen disturbios electromagnéticos locales, auroras de baja-latitud, y cambios específicos en el modelo de variaciones del campo magnéticas en términos de una escala corta. Hay también reacciones a largo plazo en el estado de la biosfera.

 Uno de nuestros colegas, Ildar Mingazov, encontró, en un estudio de distribución y frecuencia de diferente tipos de enfermedades en varias regiones, que la intensidad de frecuencia de enfermedad en correlación con la actividad solar varía entre las regiones, y es máxima para las zonas heliosensitivas (por ejemplo, las enfermedades cardiovasculares).

Estas estructuras, u objetos, entonces actúan recíprocamente con las zonas heliosensitivas produciendo profundos y poderosos efectos en el ambiente como la alteración en la actividad sísmica, y las composiciones químicas. Debido a que éstos objetos de dominio del vacío no-homogéneo despliegan características no-de-este-mundo-físico, como ‘luz líquida’ y ‘movimiento no-Newtoniano’ es difícil no describir su manifestaciones como procesos ‘entre-mundos.’

Es importante notar que aquéllas zonas heliosensitivas que exhiben medianas y grandes escalas de procesos también son aquéllos que están estrechamente asociadas con éstos ‘procesos entre-mundos’ producido por disturbios físicos en la homogeneidad del vacío.

Tales perturbaciones causan, y crean, procesos de transferencia de materia y energía entre el medio eterico y nuestro mundo tridimensional. La multitud de tales fenómenos que son ricos en calidad y variedad, están ahora creciendo rápidamente. Ciento de miles de éstas formaciones auto-luminosas naturales están ejerciendo una influencia creciente en los campos geofísicos de la Tierra y la biosfera.

Nosotros sugerimos que la presencia de estas formaciones es la corriente principal que precede a la transformación de la Tierra; una Tierra que se vuelve más y más sujeta a los procesos físicos de transición que existen dentro de la zona -límite entre el vacío físico y nuestro mundo material.

Todos esto pone a la humanidad, y a cada uno de nosotros, cuadrados enfrente de un muy difícil y tópico problema; la creación de un avance revolucionario en el conocimiento, el cual requerirá una transformación de nuestro pensamiento y Ser, igual a estos nunca-antes -vistos fenómenos, ahora manifestándose en nuestro mundo. No hay ningún otro camino al futuro que una percepción de la experiencia interior profunda y un conocimiento de los eventos ahora en curso en el ambiente natural que nos rodea.

Es solo a través de esta comprensión que la humanidad lograra un equilibrio con el flujo renovador de los Estados y Procesos PlanetoFisicos.

 

Deja un comentario