La Intención Corazón – Mente

CONTINUACION DE LAS 6 VIRTUDES DEL CORAZON

SECCIÓN 3: La Intención Corazón – Mente

Parte de esta práctica se relaciona con lo que puede referirse como la Ley deAtracción, poder del pensamiento o huella de la intención. Estos conceptos se relacionan con uno cómo los pensamientos enfocados de la mente —acoplados a la expectativa de la creencia — pueden influir en nuestra experiencia de la realidad. Hay una cierta verdad en estos conceptos, pero no son los motores de la realidad. La realidad es una cosa mucho más compleja que ser un resultado del enfoque intencional, o de la visualización mental o de la oración.

Parte de la realidad es un resultado de tu proyecto individual; parte de tu experiencia está relacionada con las experiencias establecidas para ti por tu ser superior; parte es consecuencia de tus acciones pasadas; parte es un reflejo de tus pensamientos y emociones, y de su atracción energética; y parte es el deseo de tu ser superior de experimentar nuevos campos de energía.

Solamente uno de estos elementos es influido por la intención o la Ley de Atracción, y por supuesto el proyecto fundamental de la Fuerza Diseñadora, como fue co-creado por tu ser superior y la Primera Fuente,3 no está sujeto a las intenciones o a las peticiones en oración de tu ego-personalidad, ¡no importa cuán elocuentes o sinceras sean!

Es una falacia creer que la matrix entera de realidad cumple con la Ley de Atracción o que la mente puede dirigir la materia con precisión y consistencia.

No obstante, hay áreas de la realidad donde tu intención o poder de pensamiento-creencia puede ser de influencia y la realidad se adaptará a tu pensamiento-creencia, a veces con precisión notable. La práctica cuándo-cuál- cómo es uno de esos lugares o “áreas” que puedes esculpir desde la matrix de realidad e influenciar con tu intención corazón-mente. De hecho, esta es la parte más amplia de la práctica.

La intención corazón-mente imprime energías sutiles en el ambiente, que se filtran a través de las capas internas o niveles cuánticos de la personalidad y se imprimen –a la velocidad de la luz— en el ser superior. Esta impresión es más fuerte en el individuo, no obstante también “penetra” en el ambiente más amplio, e incluso en todos con quienes se comparte el ambiente. El “ambiente” en esta definición no es espacio físico, sino más bien ecología emocional a nivel cuántico, la cual conecta a la gente independientemente de consideraciones espacio-temporales.

””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””’

 3 Primera Fuente es la fuente original desde la que toda la existencia está finalmente conectada. En algunas ocasiones es denominada como Cuerpo del Dios Colectivo. Ésta representa la conciencia global de todas las cosas unificadas. Incluye el dolor, la alegría, sufrimiento, luz, amor, oscuridad, miedo; todas las expresiones y condiciones están integradas y llenas de significado en el contexto de la PrimeraFuente. Abarca a todas las cosas y las unifica en una conciencia que lo incluye todo, que evoluciona y crece de manera similar a cómo evoluciona y crece cada espíritu individual.

””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””””

Este tipo específico de ecología emocional es generada desde el corazón –mente operando en sincronía y alineación, enfocado en una intención muy específica para operar dentro de la práctica cuándo-cuál-cómo. Ésta puede extenderse a distancias y tiempos inimaginables porque opera en el no-tiempo y no-espacio. El dominio del corazón abarca esta ecología y puede emitir impresiones sutiles a cualquier persona conectada con esta ecología. En este caso, la distancia es un factor trivial porque no estamos hablando de energía magnética ni eléctrica, sino de energía fotónica – de modo que alguien conectado a ti, alejado en otro continente, está absoluta y literalmente más cerca que un latido del corazón.

La intención del corazón-mente funciona de modo similar a su representación en el diagrama de arriba. U{1} tiempo/espacio es nuestro ambiente normal, mientras que SU{2} es un campo más altamente ordenado y coherente que funciona por fuera del tiempo/espacio. No ahondaré en esto ahora, puesto que es una conversación integrada por muchas capas. Por ahora me centraré en el proceso en el cual el corazón y la mente envían colectivamente impresiones sutiles de energía sobre las capas internas del ser personalidad. Tú puedes sentir estas impresiones filtrándose en tu interior, como capas de sedimento que se filtran a través del agua para descansar sobre el fondo de un lago o río.

Estas impresiones son el resultado de tu intención corazón-mente —tanto consciente como inconscientemente. La energía intencional es una confluencia de las “escrituras” conscientes del corazón y de la mente, asociada a los indicios más profundos que están almacenados dentro del proyecto del individuo. Los centros intuitivos de la personalidad que residen dentro del corazón energético están más en sintonía con el proyecto y propósito más profundo del alma, mientras que la mente, operando a través del ego-personalidad, está más sintonizada a las intenciones del corazón-mente creadas en, y como resultado de, los mundos del tiempo-espacio.

Tú pudieras decir muy literalmente que existen dos libros que definen tu propósito: Uno es escrito por el ser superior que es de hecho co-creado con la Primera Fuente, y el otro es escrito por tu corazón-mente, basado en las necesidades percibidas del ego-personalidad en los mundos del tiempo-espacio.

El libro que la mayoría de la gente lee, por lo menos en parte, es el segundo. Algunas personas tiene un vago reconocimiento de que existe otro libro, pero rara vez lo descubren.

Estoy sugiriendo, en este documento, que el primer libro —el que está escrito por tu ser superior— está contenido en las acciones de las seis virtudes del corazón y que la clave para descubrir y leer este “libro” o propósito superior está contenida en la práctica cuándo-cuál-cómo.  ¿Por qué es esto importante? Si tú lees solamente el libro del propósito escrito por tu corazón-mente, verás que está entrelazado con la realidad del ego-personalidad dentro del tiempo-espacio. Su línea troncal podría ser la iluminación espiritual o la avaricia. Independientemente de cuál sea, su principal interés es un periodo de vida, un individuo (tú).

Cuando estas impresiones de energía sutil se acumulan sobre las capas internas de la personalidad, comienzan a hacer una impresión que pasa entre los mundos del tiempo-espacio y las dimensiones del alma dentro del individuo.

El ser superior o alma evalúa estas impresiones y determina cuán alineadas están con el propio proyecto del ser superior y los requerimientos de aprendizaje. Si ellos están alineados, entonces son agregados a la acumulación energética que átomo-por-átomo se agrupa en manifestación en el dominio del tiempo-espacio.

Esta manifestación funciona independientemente del tiempo lineal. Es decir, la intención del corazón-mente —al entrar a las dimensiones más altas del notiempo-espacio— empieza a manifestarse en el tiempo y el espacio, aunque el tiempo puede ser en el futuro o el pasado. Todo esto es un tema en sí mismo y se complica al tratar de decirlo en palabras que puedan ser entendidas por la mente, así que tocaré solamente el nivel de su estructura superficial. Las texturas y complejidades más profundas serán descritas en un documento posterior, o quizá será el descubrimiento que hagas mientras trabajas con estos materiales.

Algunos de ustedes encontrarán impedimentos a la manifestación, independientemente de sus supuestas acciones, pensamientos y palabras, y hasta cierto punto esto es verdad. Los proyectos más grandes de la Primera Fuente y tu ser superior eclipsan las manifestaciones de tu ego-personalidad.

Existen también los energéticos consumidos desde siglos, que se han acumulado y actúan como tapón para la manifestación. Simplemente ten por sabido que si encuentras resistencia a tus sueños, esperanzas y oraciones, eso no siempre es resultado de tus comportamientos, o que la Ley de Atracción sea indiferente a tus habilidades. Hay una enorme acumulación energética tridimensional y ésta limita a los energéticos más altos, nacidos de tus prácticas más elevadas. Pero estos son los mismos catalizadores o condiciones que transforman o consumen los viejos energéticos y crean el cambio en las dimensiones superiores del ser. Todo esto es parte de la razón para tu encarnación: Para transformar la acumulación de rejillas de energía tridimensionales en rejillas dimensionales más elevadas que puedan cambiar esos energéticos y mover al planeta y a sus “visitantes” hacia su siguiente encarnación dentro de la octava más alta de nuevas energías, descubrimientos y destino supernatural que apoyen al Gran Portal.4

—————————————————————————————————————————-

4 El Gran Portal es el irrefutable descubrimiento científico del alma, y cómo vive y ejecuta sus funciones dentro del instrumento humano. El Gran Portal es el descubrimiento más profundo de la humanidad, porque establece la interconexión de la especie entre todos sus miembros

——————————————————————————————————————————

El grado que le apliquemos a nuestra intención corazón-mente está normalmente correlacionado con el grado en que genuinamente aceptemos nuestro poder divino como co-creadores de nuevas realidades. Si estamos temerosos de nuestra divinidad, nuestra aplicación de la intención es generalmente disminuida, aunque nosotros la practiquemos con diligencia. La simple práctica de una nueva disciplina no atrae sus poderes plenos. Debe haber una creencia presente —una autenticidad en la práctica— de que lo que estás haciendo es parte de un plan más grande; que estás conectado, como ladrillos en una pared, a un propósito más grande.

Esta creencia presente toma a menudo un tiempo para acrecentar su poder.

No es algo que puedas fabricar artificialmente, en un sentido es parte de la curva de aprendizaje y crece con el tiempo, conforme llegas a sentirte más cómodo con la práctica o técnica.

SECCIÓN 4: Nuestra Interconexión

Un ser humano es una parte del todo, que nosotros llamamos “Universo”, una parte limitada en el tiempo y espacio. El se experimenta a sí mismo, sus pensamientos y sentimientos como algo separado del resto, una clase de falsa ilusión óptica de su conciencia. Esta falsa ilusión es una clase de prisión para nosotros, restringiéndonos a nuestros deseos personales y al afecto hacia a algunas pocas personas muy cercanas a nosotros. Nuestra tarea debe ser liberarnos a nosotros mismos de esta prisión, ensanchando nuestro circulo de compasión para abrazar a todas las criaturas vivas y a toda la naturaleza en su belleza. Nadie puede alcanzar esto totalmente, pero esforzarse para lograrlo, es en sí mismo una parte de la liberación y una base para la seguridad interna.

                                           ―Albert Einstein

Si aceptamos la visión de que el cielo no es un lugar sino un estado de conciencia, podemos poner nuestro énfasis en la concienciación –expandiendo nuestra conciencia— en vez de en la búsqueda del cielo.

Haciendo el trabajo interno y aprendiendo cómo expresar las seis virtudes en nuestra vida para beneficio de todos, descubrimos que aumenta nuestro sentido de interconexión de uno con el otro, y percibimos la totalidad y unidad de lo que anteriormente parecía que era separación y aislamiento.

El hábito de mirar el exterior a través de los ojos de la separación es cambiado mediante el uso de la práctica cuándo-cuál-cómo, porque la fuerza de su firma está alineando al individuo con un sentido de servicio a la humanidad — no porque la humanidad esté averiada o sufriendo miserablemente— sino porque aviva la percepción natural que tenemos de nuestra intrínseca interconexión de uno con el otro, que sentimos dentro de nuestros corazones.

Una de las verdades perennes que los psicólogos han descubierto es que el mejor determinante de la felicidad es el grado en el cual una persona tiene relaciones significativas. Las relaciones que son verdaderamente significativas tienen una base de madurez emocional que impregna autenticidad a la relación, por medio de asistir a otros a fluir a través de la densidad de los encuentros cotidianos con mayor facilidad y comprensión. Esto va más allá de la confianza. Tú puedes confiar en alguien que sea honesto, pero eso no necesariamente significa que la relación sea significativa y auténtica, en servicio a un bien más grande.

Hay una historia en la teoría del caos de que acciones infinitesimalmente pequeñas pueden eventualmente causar cambios importantes (es decir, el aleteo de la mariposa en última instancia causa huracanes en el otro lado del globo). Esta historia es una buena metáfora para la comunicación inteligente que ocurre desde las partículas más pequeñas de la existencia, esparciéndose a escalas galácticas. Hay una vasta interconexión, no sólo entre los humanos sino entre todas las partículas de la existencia. Y esta interconexión es inteligente, comunicativa, y es parte de una Fuerza Diseñadora en la cual todos existimos.

Coherencia Emocional

La música es sonido coherente donde el ritmo, la melodía, el tiempo y la armonía se unen para producir su coherencia; sin esas fuerzas imponentes, nosotros vivimos en un campo aleatorio de ruidos. De modo similar, las seis virtudes del corazón toman la energía emocional con la que todos estamos impregnados e imponen coherencia, y en esta coherencia nuestra energía emocional se transforma de ser una “radiación de ruido” a ser una fuerza curativa, dirigida y transformativa.

Imagina que estás en el océano y estás mirando una hermosa puesta de sol. La luz irradia colores llamativos de rosa, naranja y rojo, brillando en el agua turquesa. El aire por sí mismo parece contener este campo de color radiante en una danza algo suspendida, en cámara lenta. Ahora, desde una perspectiva científica, la luz es incoherente. A pesar de sus colores espectaculares, los protones de luz no están alineados, sino desplegadas en toda dirección imaginable.

A fin de contraste, imaginemos que esta misma luz de alguna manera fue hecha coherente como un rayo láser de luz, de modo que todas las partículas o fotones luz viajaran en la misma dirección, en idéntica longitud de onda. La luz ahora se transforma en una nueva funcionalidad, una que ahora se puede utilizar para aplicaciones quirúrgicas, o para medir la distancia entre la Tierra y la Luna con exactitud nunca-antes-imaginada— por mencionar sólo dos ejemplos.

Estos diversos aspectos de la luz son buenas metáforas para entender cómo se aplican a las emociones. Las emociones cuando son incoherentes irradian en todas direcciones, como energía, creando una impresión dentro del espacio o del campo de nuestros sentidos. Esta impresión es a veces hermosa, como una puesta del sol resplandeciendo cuando las emociones son suaves y ligeras, y a veces está más relacionada con una tormenta furiosa, cuando hay cólera o depresión. Si nuestra energía emocional puede ser alineada en coherencia, puede ser transformada a una funcionalidad más alta como el láser y su gama va muy bien más allá de la gama de nuestros sentidos, puede verdaderamente tocar los bordes externos de nuestro mundo o ahondar profundamente en los reinos internos del alma.

La coherencia es la piedra angular de la práctica cuándo-cuál-cómo, siendo que la expresión de las seis virtudes del corazón crea coherencia y la capacidad presente de irradiar tu energía emocional a los blancos seleccionados dondequiera, y en cualquier momento. Este es el alcance del alma —al corazón, a la mente, a la emanación— y en este ciclo, la energía emocional se convierte en el ingrediente conectivo que integra al individuo con la comunidad de la humanidad e incluso, más en general, con todas las formas de vida.

Hay una creciente comprensión de que el ser humano es parte de una vasta ecología de energía que incluye al Sol y a los planetas dentro de nuestro sistema solar, y quizá incluso más allá. Nuestro sol genera clima espacial que interactúa con el campo geomagnético de la Tierra y crea influencias profundas en nuestro clima, humor, equilibrio químico e incluso en los sentidos finamente sintonizados de nuestra intuición y capacidades psíquicas. No es arriesgado decir que el Sol —alejado 150 millones de kilómetros— influye en nuestros centros primarios del corazón y cerebro de maneras asombrosamente vigorosas.

 El Campo Energético Colectivo Humano

La investigación de Halberg, Persinger, Braud y docenas de otros ha demostrado que el campo geomagnético del Sol afecta el campo geomagnético de la Tierra, el cual afecta nuestro campo electromagnético personal, incluyendo nuestros ritmos críticos del corazón y del cerebro. En un futuro próximo esto se mostrará como una calle de dos vías. Es decir, los humanos, en un nivel colectivo —energéticamente a través de su radiación emocional— pueden influir en la Tierra y en nuestro más extenso sistema solar.

Citaré un ejemplo como evidencia de esta interacción. NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica – National Oceanic & Atmospheric Administration), con la finalidad de estudiar y prepararse para las anomalías importantes del clima como huracanes, tiene varios satélites geosincrónicos que supervisan una variedad de influencias del clima, incluyendo las fluctuaciones geomagnéticas de la Tierra. Dos de sus satélites en 2001, GOES 8 y 10, orbitando geosincrónicamente en lados opuestos de la Tierra, produjeron una sugestiva vista de cómo los energéticos colectivos humanos pueden influir en el campo geomagnético de la Tierra.5

Como el gráfico siguiente muestra, estos dos satélites, orbitando a 60 grados de separacion en lados opuestos sobre el Ecuador de la Tierra a una altitud de 35 000 kilómetros, detectaron un pico significativo en el flujo geomagnético de la Tierra cuando el evento del 11 de septiembre de 2001 comenzó y un creciente nivel de incoherencia o flujo continuado se desarrolló cinco días después del acontecimiento.

No estoy intentando postular una teoría científica, meramente, si lo deseas, sigo esta progresión lógica. Los seres humanos emanan un campo electromagnético —el corazón que es su fuente más poderosa, irradiando hacia fuera un patrón toroidal, fluyendo constantemente a 2.5-4.5 metros desde el cuerpo. Este patrón energético cambia de forma constantemente al pensar diversos pensamientos y sentir diversas sensaciones. Los sentimientos de nuestro corazón tienen el efecto más grande en el patrón firma de nuestro campo electromagnético.

Cuando ocurre un acontecimiento tan dramático como el incidente del 11 de septiembre de 2001, se afecta el campo electromagnético humano colectivo más profundamente que lo usual, porque afecta a un porcentaje mucho más grande de la población total en el nivel emocional. Para ayudarte a visualizar esto, imagina una niebla de luz que rodea todo el planeta, representando el Campo Energético del Colectivo Humano (CECH). Es una cuestión de cocientes; como individuos, mientras agreguemos más ingredientes de estrés, miedo e incertidumbre, más incoherente e inestable se vuelve el CECH, lo que a su vez es detectado instantáneamente por la Tierra y es procesado en su propio campo geomagnético.

(DE LA TIERRA5 Los datos son de archivos del NOAA disponibles en su sitio de Internet.)

Es decir, los planetas y las estrellas nos afectan y nosotros, a la vez, los afectamos a ellos. Esta es la interconexión de la consciencia en el nivel de la energía, o campos entretejidos de energía que resuenan, se enredan e informan. Es como una sinfonía de sonidos y ondas de luz que emanan del CECH, interactuando con la sinfonía de sonido y ondas de luz emanando del Campo Geomagnético de la Tierra (CGT). Los dos —el CECH y el CGT— danzan juntos en un intercambio energético recíproco, y es por esta razón que lo que sucede con el CECH puede facilitar u obstaculizar la capacidad de la Tierra para cambiar y desarrollarse con gracia.

Permite que haga este punto más práctico. Hemos visto la idea-virus del calentamiento global difundirse a través de las noticias y entrar a nuestras escuelas, gobiernos, negocios e incluso a los cuarteles religiosos. El mundo parece listo para hacer los cambios que son del mejor interés para nuestro planeta, simbólicos del papel de la humanidad como guardián de la Tierra. La humanidad es consciente de cómo su insensibilidad ecológica ha creado condiciones nefastas en el planeta; condiciones, desenfrenadas, que pueden crear catástrofes enormes en el clima, la geología y los cambios sociales. Así pues, nosotros tenemos motivación y conocimiento, pero ¿estamos de acuerdo en los planes de acción y el compromiso interno de implementarlos?

¿Qué facilitará la transformación de este conocimiento y hechos para ponerse de acuerdo sobre un plan de acción y sobre un compromiso para su implementación? Si podemos ser cada vez más conscientes de que la humanidad y la Tierra danzan juntas en los lúcidos reinos de la expansión evolutiva, que hay una interconexión y que esta interconexión es mutuamente sensible y fortificante, quizá entonces giraremos la llave. Cuando consideremos como vital el CECH para nuestro bienestar y claridad de nuestra conexión con la Tierra no sólo giraremos la llave, abriremos la puerta y caminaremos por ella hacia la dimensión siguiente… juntos.

Informando al CECH

Me doy cuenta de que estos conceptos son muy amplios y profundos, casi tanto que parece que no tienen relación con nuestra vida personal, pero si los examinas cuidadosamente, verás cómo traen un nuevo significado a tu vida. Si consideras que estás emitiendo un campo de energía a través de tu existencia, sin importar en lo que tú creas que consiste tu existencia en términos tiempo-espacio, la única cosa de la cual puedes ser completamente responsable es de tu campo-firma que irradias al CECH. Cada ser humano, cada forma de vida realmente contribuye al conjunto de esta manera, aunque con intensidades y efectos diversos.

Este es el por qué es muy importante entender las percepciones más profundas de interconexión, y elevar tu comprensión de cómo te interconectas personalmente con la totalidad de la vida. Es una cuestión de tomar responsabilidad por la energía emocional y mental entrelazada dentro de tu campo electromagnético (energético) y contribuir con una presencia de vida al CECH y, por asociación, a la Tierra misma.

Cada uno de nosotros tiene una huella dactilar emocional dinámica y siempre cambiante que dejamos en el CECH, y sus efectos pueden perdurar a través del tiempo y el espacio. Para mantener un tema complejo relativamente simple y franco, pintaré las diferencias con solamente unos pocos colores, aunque ten en mente que el rango es casi innumerable en sus variaciones.

Según lo representado en el diagrama de abajo, la Figura A muestra que el Campo Energético Humano Individual (CEHI) informa y contribuye al CECH, y que el CECH está compuesto de miles de aspectos (colores), cada uno expresando un punto en el objeto de forma diamantada representado en la Figura B. Estoy utilizando el término viral de dos maneras distintas: En el lado izquierdo del diamante, en su eje (estable) horizontal, hay un efecto negativo viral; en el lado derecho es positivo. Los términos negativo y positivo se refieren al CEHI y a la naturaleza cualitativa de su contribución al CECH. El término viral indica el grado de la capacidad que tiene un CEHI para influenciar otras contribuciones de CEHI para que se asemejen a él simplemente por medio de la exposición al CEHI viral.

Por ejemplo, un solo CEHI positivo viral será más potente que 1 000 CEHIs benignos. Por tanto, los individuos que funcionan en un estado positivo viral o negativo estable tienen una influencia significativa y desproporcionada en el CECH. La mayoría de la gente funciona cerca del eje vertical (dinámico), donde fluctúan entre los polos CEHI negativo y positivo, enrollando su camino en un patrón como serpiente entre el positivo y el negativo. Al hacer eso, su contribución del CEHI tiende a carecer de fuerza, aunque debido a las puras cantidades en este rango, ellos colectivamente establecen los valores normativos.

Detectando el CECH

La lección clave en esto es darse cuenta de que del mismo modo que el campo geomagnético de la Tierra detecta el CECH, así lo hacemos como individuos, aun cuando no pudiéramos estar conscientes o no entendamos cómo es posible. Hay también una atracción magnética que desempeña un papel influyente aquí. Cuando nuestro CEHI evoluciona a un estado positivo viral más estable, nosotros detectamos las influencias virales de aquellas contribuciones de los CEHI de las más poderosas fuentes positivas virales y, por consiguiente, ellas nos influencian en nuestros comportamientos y actitudes.

6 El Diagrama, la Figura B, se discute en mayor detalle en el Apéndice B.

Para la mayor parte de nosotros esto sucede debajo de nuestro “radar” consciente. Si examinas el diagrama6 de la Figura B y evalúas en dónde crees que está posicionado tu CEHI en cualquier día dado, considera cómo puedes evolucionarlo hasta el Estado Más Deseado (pequeño triángulo verde). La práctica cuándo-cuál-cómo es un acelerador que te moverá en esa dirección, o te ayudará a permanecer allí.

Sé que este tema es complicado y, desde mi perspectiva, no es fácil explicarlo con palabras o diagramas estáticos, de dos dimensiones. Te pediría que fueras paciente y que perseveraras en tu entendimiento, si te sientes inseguro de los significados más profundos en esta sección relacionada con la interconexión.

Estos son elementos importantes en tu incentivo e intención concerniente al despliegue de tu propósito y capacidad para practicar las seis virtudes del corazón.

Recuerda que la interconexión está acompañada por interacción y resonancia emocional. Aunque hay algunas personas que minimicen la importancia de si esa interacción y resonancia están ancladas en virtudes positivas o negativas, hay una diferencia de enorme trascendencia entre los dos polos —para ti como individuo, para el colectivo de la humanidad y para la Tierra en sí misma. En cierto nivel, no hay positivo o negativo en el sentido de bueno y malo, pero importa mucho en las dimensiones de tiempo-espacio y de la estructura prevaleciente de evolución y ascensión de la conciencia.

La práctica cuándo-cuál-cómo es como un dispositivo orientador que te ayuda a navegar hacia el lugar positivo viral estable, que hace posible que tu propósito verdaderamente irradie y tenga impacto dentro de este mundo en este tiempo. El glamour asociado a esta práctica es muy pequeño, pues no deja vestigio histórico en el contexto de una herencia material. En el caso de la práctica cuándo-cuál-cómo y la posición positiva viral, son en gran parte invisibles porque no se componen de cosas materiales sino que, por el contrario, es una transmisión energética. Su fuerza es energía emocional alineada con los comportamientos específicos que se expresan en nuestras palabras y acciones. No puedes embotellar esto en cosas materiales a menos que, para propósitos puramente artísticos, desees transportar su esencia misteriosa para que otros la reconozcan.

Si deseas lograr la auto-maestría emocional y contribuir al CECH de una manera que acelere su evolución elegante y naturalmente, entonces vivir desde el corazón es un sendero excelente para caminar. He sugerido muchas veces que la paciencia tiene una función porque el sendero no es fácil y tiene muchas, muchas capas de matiz y sutileza, pero si tu propósito te ha evadido o temes que su tardanza sea interminable, este sendero y las prácticas descritas en su interior te guiarán para que reclames tu propósito y vivas una vida significativa.

SECCIÓN 5: Los Templos de Eventos y Su Propósito

La práctica cuándo-cuál-cómo es una práctica fundamental, es una fe agnóstica y cimentada en la sabiduría perenne de sabios y voces internas de guías espirituales a través del tiempo. Es el principio central activador sobre el cual fueron diseñados los Templos de Eventos. Los Templos de Eventos son la fuerza aglutinadora para que los practicantes de la comunidad cuándo cuál-cómo envíen colectivamente sus voces energéticas a los necesitados oídos de aquéllos que están enredados en las densidades de un mundo inundado de cambio, desenfreno, separación, avaricia y los profundos, aunque temidos, cambios de una nueva realidad. Los Templos de Eventos tienen un propósito multidimensional que ha sido sugerido en este documento, pero que en esta sección será descrito con mayor detalle.

Cuando nosotros aportamos nuestro campo energético individual (CEHI) a un blanco seleccionado como es definido en un Templo de Evento específico, estamos ejecutando seis funciones importantes:

  1. Estamos practicando las seis virtudes del corazón de una forma comunitaria y estamos aprendiendo cómo podemos sincronizar la capacidad de nuestro corazón para enviar sus cualidades energéticas con otros y crear un campo resonante, de apoyo, que asista a otros.
  2. Tiene lugar la contribución colectiva e individual al CECH y estamos ayudando a incrementar la vibración del positivo viral en su interior.
  3. Cada vez que participas en un Templo de Evento, estás cristalizando tu propósito como ser energético en los mundos del tiempo-espacio. Tú estás avivando un objetivo clave para el cual encarnaste en un instrumento humano y estás despertando el alcance energético de tu conciencia, fortaleciendo tu sentido de conexión a toda la vida.
  4. Del mismo modo que el CECH existe para la humanidad, también existen CECHs grupales que pueden desarrollarse a un ritmo mucho más rápido que la especie en general. Los participantes de los Templos de Eventos crearán su propio CECH y este CECH se desarrollará muy rápidamente para actuar como un facilitador del energético viral positivo.
  5. A cada participante de los Templos de Eventos se le proporcionará gratuitamente un sistema de rastreo en línea, que le permitirá evaluar su progreso durante cierto plazo en la práctica cuándo-cuál-cómo y en cada una de las seis virtudes del corazón. Esto permitirá una trayectoria de aprendizaje acelerada para cada individuo, y un sistema de apoyo para continuar en el sendero.
  6. .Los Templos de Eventos serán un área de práctica para las transmisiones energéticas de tipo individual y colectivo. En esta práctica sentirás el apoyo de una comunidad consciente y refinarás tu arte de la expresión de las seis virtudes del corazón. El sitio de Internet de los Templos de Eventos7 será un lugar en donde la gente pueda compartir sus ideas y mejoramiento de la técnica con gente de un interés similar.

El sitio web de los Templos de Eventos es una analogía en línea de vivir desde el corazón, y este documento electrónico es la piedra fundacional de los Templos de Eventos. Quienes tengan preguntas sobre este documento pueden escribirme a: [email protected] Aunque no responderé a todas las preguntas debido a los apremios del tiempo, responderé a preguntas seleccionadas y publicaré mis respuestas en la sección de preguntas frecuentes en el sitio web de los Templos de Eventos. Con frecuencia el acto, en sí mismo, de organizar tus preguntas de forma bien estructurada, te ayuda a entender mejor el matiz de esta práctica.

——————————————————————————————————————————

7 El sitio de Internet de los Templos de Eventos, www.EventTemples.com, será lanzado de manera introductoria en julio de 2007. Su lanzamiento oficial ocurrirá en septiembre/octubre [James nos ha notificado que se espera que el primer evento ocurra en enero/febrero de 2008; NDT]. Incluirá un sistema gratuito de rastreo, para apoyar la práctica cuándo-cuál-cómo.

——————————————————————————————————————————–

 SECCIÓN 6: Práctica Sobre Experiencia

 Del mismo modo que no podemos hablar de belleza visual si somos ciegos, no podemos debatir sobre la belleza espiritual interna si nunca la hemos recibido.

Plotinus

Plotinus hace eco al sentimiento de la mayoría de los individuos que están en un sendero espiritual. Se piensa que la búsqueda de la belleza espiritual interna es una visión, una iluminación, una conciencia cósmica o una experiencia fuera-del-cuerpo donde una verdad profunda del universo se revela por sí misma, y somos por siempre cambiados como cambió Pablo al ser afectado por la luz en el camino a Damasco. De este modo, buscamos la experiencia de los mundos espirituales antes de que hayamos emprendido la práctica que revela su significado.

Han existido miles de personas que han tenido experiencias profundas a través de estados meditativos intensos, la oración, alucinógenos o sueños lúcidos. Y a veces, inesperadamente, el universo revelará un aspecto de su belleza supernatural, muy independiente de nuestros propios esfuerzos. Cuando la experiencia se desvanece en los recuerdos es descubierta otra vez, otra vez y otra vez. La experiencia de los mundos internos, el manantial espiritual desde el cual aparece toda la vida y en el cual desaparece, con frecuencia es buscada antes de, o en lugar de, la expresión de nuestra alma a través de las virtudes del corazón.

La razón es bastante simple: en un cierto nivel deseamos reclamar experiencia espiritual como nuestro derecho de nacimiento natural, y en un nivel más humano deseamos una prueba innegable de que estamos instalados en un sistema de creencias que sea efectivamente auténtico. Sin duda alguna es nuestro derecho de nacimiento natural vivir en estados iluminados de interconexión con la matrix de realidad de la Fuerza Diseñadora, pero lograrlo requiere un equilibrio entre lo que expresamos y lo que experimentamos. La práctica cuándo-cuál-cómo crea la oportunidad para experimentar la belleza espiritual y apreciar sus significados más profundos, porque lo que expresamos atrae magnéticamente la experiencia que se alinea con nuestra expresión.

Hay hojas de ruta para la estructura del universo, y puede que sujeten la atención para aprenderlas, aunque ellas raramente están conformadas desde una sola perspectiva. Tú puedes estudiar cientos si no es que millares de libros que describen el alma, los mundos espirituales, la sabiduría más alta, y ciertamente aprenderás de estos esfuerzos conforme sean parte del sendero de iluminación espiritual. Sin embargo, yo advertiría que no leas más de lo que practiques las seis virtudes del corazón. La mente enciclopédica es mucho menos magnética al terreno espiritual que el corazón expresivo y expansivo.

“Debatir” es una de las palabras clave en la cita de Plotinus, pero debatir la belleza espiritual puede tener un propósito pequeño o nulo, a menos que se exprese primero en tus comportamientos y luego sea atraída a tu esfera de experiencia como un resultado. Solamente en casos raros y frecuentemente inexplicables, funciona a la inversa. Al hablar de los reinos espirituales internos tú podrías activar un interés en el lado experimental de la ecuación y esto es bueno, pero si el interés está ya allí y sólo deseas hablar o discutir, raramente atraerás la experiencia que buscas, y casi nunca atraerás el significado.

En las enseñanzas Lyricus hay un supuesto de que si los aspirantes desean hablar de experiencias divinas, entonces son ignorantes de su significado. Es como un amigo que describe un sueño que tuvo y tú puedes ver muy claramente lo que el sueño significa, pero tu amigo que lo experimentó de primera mano no tiene en cuenta los mensajes más profundos del sueño. El significado está ausente debido a que el sueño es demasiado abstracto para los demás. Esto es similar a cómo está el aspirante con respecto a la sabiduría espiritual, al buscar la experiencia de los mundos espirituales antes de que la práctica haya avivado su comprensión del significado.

Y así regresamos al concepto de vivir desde el corazón porque aquí hay espacio para que crezca tu propio conocimiento, para que encuentres tu propio sentido del arte en el manejo de las seis virtudes del corazón. Aquí puedes definir el magnetismo de tu CEHI. Solamente requieres redirigir tu atención de la discusión de los mundos espirituales internos a la práctica cuándo-cuál-cómo, sabiendo que si esto es logrado, las experiencias encontrarán su camino hacia ti. Y lo que es más importante, cuando ellas lo hagan, su significado más profundo será conocido sin interpretación o comparación.

Conclusión

Me percato de que algunos de ustedes preferirían que detalle la práctica cuándo-cuál-cómo y que proporcione todas las 63 combinaciones, y las que son apropiadas para cada situación. Pero la práctica requiere que cada individuo haga esta valoración en su viaje auto-luminoso. Así pues el sendero, debido a su naturaleza para que aprecies tu individualidad, no es una fórmula.

Sin importar quién eres, o fuiste o quieras ser, eres ante todo un ser espiritual compuesto de un campo energético que expresa el grado de tu maestría emocional o la carencia de ella. Debajo de este campo energético pueden aguardar talentos para la curación, telepatía, poderoso conocimiento profundo intuitivo, genio artístico o enseñanzas influyentes, aunque lo que estoy sugiriendo es que estos talentos son habilidades secundarias para las dádivas primarias de expresión de tu individualidad más espiritual e íntima. Estas son precisamente lo que las seis virtudes del corazón y vivir desde el corazón desbloquean y liberan, no sólo en tu CEHI sino también en el CECH, y esto constituye tu propósito superior dentro de los mundos del tiempo-espacio.

Tú puedes elegir emprender este sendero como un agnóstico, cristiano, musulmán, judío o cualquier otra afiliación religiosa. No importa a quién o a qué le das tu fe y lealtad. La cosa importante es que entiendas tu propósito como un ser espiritual y nunca pierdas de vista este propósito, incluso en medio de la agitación y certeza de los desafíos de la vida.

Leemos y oímos mucho sobre sustentabilidad en el contexto de la ecología; incluso algunos negocios han adoptado el término para implicar que sus estrategias son “verdes”. La gente es cada vez más sensible al impacto que sus vestigios de carbono tienen en el ambiente, y la noción de pisar suavemente en el ecosistema está ganando terreno en las poblaciones de la Tierra en general.

Así como lo sugiere este documento, también tenemos “vestigio” emocional o energético que dejamos sobre la ecología del espíritu humano y el planeta en general. Se ha escrito bastante en varios textos religiosos y de la Nueva Era que la Tierra experimentará cambios cataclísmicos o quizá incluso un Apocalipsis, después de lo cual gozaremos el regreso de la Conciencia Crística, la Edad de Oro de la humanidad reinará y la rectitud será acogida en los cielos.

Mientras que puede haber un cierto grado de verdad en estas visiones, yo estoy proponiendo que la perspectiva del enfoque de la “avalancha está a punto de rodar” evoca sólo interés —a veces obsesión— y sobre todo está basada en el miedo. Necesitamos activar nuestra auto-maestría emocional de modo que nos convirtamos en seres auto-luminosos dentro de las dimensiones del tiempo-espacio. No es satisfactorio tener un interés en la avalancha o en el. inminente cambio de la humanidad; nuestra satisfacción y significado vienen de nuestra práctica de las seis virtudes del corazón.

Como el historiador Will Durant observó, en los últimos 3.421 años de la historia registrada solamente 268 no han visto ninguna guerra. Si la humanidad está por agregarse a la columna de “ninguna guerra”, requerirá un nuevo sistema de creencias que se apoye energéticamente en las seis virtudes del corazón.

Requerirá individuos como tú desarrollar la auto-maestría emocional como la meta prioritaria de la auto-superación. Igual que lo semejante atrae a lo semejante, lo semejante informa a lo semejante. Así, la transmisión de nuestros CEHI informa a otro que sea similar a nosotros y, conforme nuestros números crezcan, el cambio largamente anunciado será el resultado.

La humanidad se mueve progresivamente hacia el irrefutable descubrimiento científico del alma humana y hacia la retícula de la rejilla de interconexión energética sobre la cual se mueve y tiene su ser. Esto no sucede debido a la mano de Dios o a que alguna Fuerza Diseñadora acorrale a la especie humana hacia las dimensiones más altas, sino más bien a través del espíritu humano expresándose a sí mismo dentro del reino humano del tiempo-espacio.

Es decir, es un trabajo interior —un ser humano a la vez.

No es una posición infrecuente de parte de aquéllos que prefieren el sendero del abandono preguntar: “¿Por qué nadar contra la corriente? Dios mostrará el camino y proporcionará el sendero. ¿Todo está solucionado, por qué luchar para ganar maestría sobre tus emociones? Al final, seremos redimidos”. Esta es una idea profundamente arraigada y prevaleciente en la humanidad de que las fuerzas más altas que en última instancia configuraron el universo todavía controlan su funcionamiento y resultados, que la creación está atada al Uno que es Todo, y sin importar el nombre que le des a esta fuerza más alta, finalmente ofrece un Salvador para la humanidad —ya sea que ese Salvador sea terrestre, enviado del cielo o extraterrestre.

La evidencia de la evolución humana muestra que los salvadores vienen y se van en medio de las acciones nativas de la humanidad, que funciona en indiferencia a sus mensaje. Todos estamos conectados, sin embargo hacemos la guerra. Todos estamos conectados, pero robamos. Todos estamos conectados, no obstante acumulamos y sobre-consumimos. Todos estamos conectados, y a pesar de eso damos la espalda al sufrimiento de otros. La insensibilidad a nuestra conexión es un velo que está haciéndose constantemente más transparente, y este es el agente vital del cambio, pero no ocurrirá en un flash cegador de la época o en un instante de reconocimiento. Más bien es resultado de una práctica deliberada y persistente de las seis virtudes del corazón, por parte de una base de la humanidad cada vez más extensa.

Nosotros estamos diseñando colectivamente, algunos más conscientes que otros, lo cual es la única distinción notable entre nosotros. Está siendo construido el “templo” en el que toda la humanidad puede entrar y verse uno al otro como verdaderamente son. Este templo no es ni de la Tierra ni de los cielos. No es propiedad de nadie ni a nadie se excluye. En el interior de este templo no somos seres sin emociones, absolutamente el contrario, somos energéticamente poderosos, con vibrantes emociones que son expresadas cuidadosamente y están cimentadas en las virtudes del corazón. Nosotros estamos aquí para construir este templo. Se paciente, porque su construcción requiere un gran esfuerzo. Sin embargo ocurrirá con certeza, no porque vayamos a ser “salvados” sino porque suficientes humanos eligieron vivir desde sus corazones, para practicar las seis virtudes del corazón y hacerse conscientes de sus contribuciones energéticas (CEHI) a toda la vida.

Un comentario final: el viaje es gratificante, pero también es difícil pues te desafiará a cambiar rápidamente, a ajustar tus actitudes, a renovar tu perspectiva y a hacer tuyos tus errores y vulnerabilidades. Las seis virtudes del corazón están hechas para ser expresadas no sólo a los demás, sino también a tu yo humano. Ten presente esto mientras progresas. Todas las virtudes del corazón se aplican igualmente a los demás y a ti mismo. Tú puedes apreciar la amabilidad de un desconocido y al instante siguiente perdonar tu juicio sobre ellos. Es precisamente debido a nuestras imperfecciones, que las seis virtudes del corazón tienen su significado.

Desde mi mundo al tuyo.

[James]

Apéndice A

Definiciones de las Seis Virtudes

He resistido la tentación de definir en detalle las seis virtudes del corazón, pero proporcionaré un punto de partida para su definición de tal forma que ustedes puedan adornarlas de acuerdo a su propia experiencia y conocimiento profundo.

 Agradecimiento: En los niveles sutiles, esta virtud está enfocada en una comprensión específica de que la Primera Fuente rodea a nuestros semejantes como un campo de conciencia y que esta conciencia nos unifica. Si nosotros estamos unificados, en consecuencia operamos como una conciencia colectiva en algún nivel más profundo, y en ese lugar, compartimos un propósito común que está generosamente texturizado, es sumamente vital, y aún así misterioso, dinámico, e incierto. Esta comprensión, o incluso creencia, traslada nuestro foco desde los pequeños detalles de nuestra vida personal hacia la visión de nuestro propósito como especie.

En un nivel más práctico, el agradecimiento se expresa a sí mismo en los pequeños gestos de gratitud que apoyan la lealtad y el vínculo de las relaciones. Los niveles más profundos de agradecimiento hacen genuinas las expresiones de nivel relativamente superficial porque éstas se originan en las frecuencias del alma en lugar de surgir de los motivos del ego o de la mente.

 Compasion: Muchos maestros hablan elocuentemente respecto a la compasión como una comprensión profunda del sufrimiento de otro combinado con el deseo de aliviar este sufrimiento. En el contexto de la nueva inteligencia que está asentándose a sí misma en nuestro planeta, la compasión es el deseo de asistir a otros para que se alineen con los nuevos campos de vibración de inteligencia que están manifestándose en el mundo de tres dimensiones, consciente que el deseo y habilidad de ellos para alinearse están distorsionadas por su culturización social; no reflejan correctamente su inteligencia, ni sus inclinaciones espirituales, ni su propósito.

El planeta en el que vivimos es una inteligencia en sí mismo. Es tan físico y tiene estructuras energéticas de muy alta frecuencia justamente como nosotros. El planeta está avanzando desde la tercera dimensión hasta la cuarta dimensión superior y esto ha estado planeado incluso antes de que la humanidad fuera sembrada en el planeta. Es parte de un ciclo evolutivo de los sistemas planetarios para transmutar densidades acumuladas de una dimensión antes de pasar a una rejilla dimensional superior.

.        La compasión por lo tanto se extiende tanto a nuestros semejantes así como al planeta mismo con la toma de conciencia de que somos parte del destino de uno y del otro aunque sólo sea durante una sola vida. El planeta y la persona bailan en corrientes ascendentes de la Primera Fuente en un proceso conjunto de regeneración y renovación. Todos somos parte de las misteriosas oberturas y de la trascendencia energética que está ocurriendo entre la Tierra y el universo, y al mismo tiempo que la Tierra transforma sus acumuladas densidades cada uno de nosotros seremos desafiados para transformar las nuestras, o volvernos más incrustados en nuestros miedos y confusión emocional.

Somos privilegiados al ser parte de la estructura planetaria ascendente del estimulante espíritu de la Tierra y de la importancia del universo. Ahora en la Tierra hay una sorprendente diversidad de seres cósmicos envainados en instrumentos humanos, aunque proceden de sectores increíblemente diversos del cosmos. Nosotros estamos aquí para atestiguar y apoyar esta trascendencia de la Tierra sobre las densidades y el arrastramiento de la inteligencia y artefactos de la tercera dimensión. Nosotros estamos aquí para acelerar nuestro crecimiento espiritual en un orden de magnitud rara vez lograda en otra parte del multiverso. Este es un obsequio de la Tierra a aquellos presentes en el planeta en este tiempo, y, en cierta medida, el motivo de nuestra compasión.

Perdon: El perdón funciona a partir del supuesto que cada uno de nosotros está haciendo su mejor esfuerzo bajo las circunstancias de nuestra experiencia de vida y del grado en el que nuestra frecuencia de amor satura nuestro instrumento humano. Cuando una persona opera desde las virtudes del corazón y las ricas texturas de sus frecuencias autenticas, el perdón es un estado natural de aceptación.

Cuando una injusticia percibida entra a nuestra experiencia –sin importar cuán significativa sea o si nosotros nos percibimos ser o no la causa o el efecto—podemos inicialmente reaccionar con emociones agudas de hacernos la victima o de irritación, pero estos desordenes y distorsiones emocionales pueden ser rápidamente transformados experimentando el entendimiento –> compasión –> compasión –> perdón –> agradecimiento. Esta es la ecuación que transforma dentro del crisol de luz la sucia turbulencia de hacerse la víctima o de la co-reacción, dejando atrás tan sólo la más pura frecuencia de amor despojada de todo propósito.

El perdón es realmente la expresión externa del entendimiento y de la compasión sin los pesados sentimientos de la dualidad (es decir, bueno o malo) que normalmente introduce la presencia del juicio. Es una expresión neutral sin intención o propósito excepto liberarte a ti mismo de las garras del tiempo, que son similares a unas arenas movedizas energéticas, enredándote vigorosamente a un estado emocional basado en el tiempo.

 Humildad: El alma expresa la frecuencia del amor procedente de la Primera Fuente. Ése es su propósito más importante, mientras que reside dentro de un instrumento humano, para hacer circular esta delicada y sublime frecuencia de amor hasta el instrumento humano. No será una sorpresa que esta frecuencia encuentra una mayor colaboración por parte del corazón que de la mente. La Humildad es darse cuenta que el corazón, la mente y alma se coasocian en la gracia de la Primera Fuente. Que su mera existencia es sustentada por medio de la dispensación de amor desde la Primera Fuente del mismo modo que con seguridad un árbol es sustentado por la luz del sol.

En los materiales religiosos, psicológicos y filosóficos de nuestro planeta existe una gran consideración otorgada a la mente. Como piensa un hombre así es.

En un nivel más granular, muchas personas creen que lo que ellos piensan causa sus sentimientos, lo cual a su vez crea su tasa vibratoria y esta tasa vibratoria atrae sus experiencias de vida. Así, aplicando esta lógica, la manera de atraer las cosas buenas dentro de nuestra vida es pensar correctamente, para no atraer maldad o situaciones difíciles.

La humildad entiende que el ser que te representa a ti –tu entidad más completa— no esta constituida por una reacción en cadena de la mente. Sino más bien, es la presencia del amor encarnado en una forma humana, y este amor se expresa así mismo en las virtudes del corazón, en el intelecto puro de la mente contemplativa, y en los trabajos co-creativos del corazón, mente y alma. La humildad es la expresión de esta frecuencia de amor sabiendo que se deriva de lo qué ya existe en una dimensión superior, y en esta dimensión el amor no es una cosa de pesadez sentimental y emocional. Es una fuerza liberadora que actúa de acuerdo a los arquetipos de la Primera Fuente. Todo es uno. Todo es igual. Todo es divino. Todo es inmortal.

 Entendimiento: El mundo de la forma, del mismo modo que los mundos de la no-forma, está compuesto de estructuras energéticas por debajo de su expresión más densa. En un sentido real, todo en el multiverso es energía con incalculablemente largos periodos de vida basados-en-energía. La energía es transformacional; es decir, puede alterarse o cambiar hacia otros estados del ser o, en el caso de los humanos, cambiar de estado de conciencia. La estructura energética humana es con frecuencia descrita como el sistema de chacras o cuerpo electromagnético, pero es más que estos componentes. La estructura energética es una forma de luz, la cual a su vez es una textura del amor divino.

            Es un hecho que estamos compuestos de amor en nuestra estructura primordial, y es esta frecuencia de amor la que es la base de nuestra conciencia inmortal o alma. Todas las densidades inferiores son las sombras de esta luz y operan en el tiempo y en el espacio, el cual proporciona una vaina de densidad y separación de esta frecuencia de amor primordial. Los mundos del tiempo y espacio alteran o diluyen esta conexión que sentimos hacia la estructura energética de la que todos estamos compuestos.

Aquí está la paradoja del ser humano: nuestra estructura más interior es el amor divino y nuestra estructura más exterior es un medio de experiencia para la estructura más intima, aunque hemos sido arrastrados por el vehículo exterior hasta cierto grado en el que nos identificamos más con el vehículo que con el ocupante interno —nuestro verdadero ser.

Todos nosotros sentimos esta disociación con nuestro verdadero ser y sentimos la sobre-identificación con nuestro vehículo (el instrumento humano); quizás solamente en ese grado existe entre nosotros una diferencia. La comprensión es el aspecto de la inteligencia del corazón que reconoce que esta disociación de la frecuencia del amor es un componente necesario de diseño del proyecto más grande que está ocurriendo en el planeta. En otras palabras, no es que la humanidad haya caído de la gracia o que esté irrevocablemente inclinada al pecado. En lugar de eso, simplemente hemos aceptado la imagen de la realidad que es dominante, y su predominio no es por accidente sino por los diseños de la Primera Fuente.

Hay una frase bien conocida entre los Lyricus que traducida aproximadamente dice: “La elegancia del tiempo es que éste desenreda las estructuras del espacio que han impermeabilizado al amor de sí mismo”. Las estructuras del espacio, en este caso, se refieren al instrumento humano.        Únicamente el tiempo puede romper las rígidas barreras o sutiles membranas que evitan o atenúan que la frecuencia de amor ejerza su sabiduría en los comportamientos del individuo.

Si el tiempo es la variable de importancia, es concebible que cada persona esté en su ruta hacia está realización, es simplemente una cuestión de tiempo antes de que ellos lo logren. Así pues, el tiempo es la diferencia que nos separa. En cierto sentido, todos estamos en un tiempo diferente uno del otro.

Nadie opera exactamente en el mismo tiempo relativo a la desimpermeabilización de su frecuencia de amor a partir del mundo de forma.

Darse cuenta de esto te ayuda para entender la relación de unidad a la realidad, y en esta realización tú eres capaz de acelerar el tiempo para ti mismo y para aquellos con quienes tienes contacto en tu vida. Ese es el verdadero propósito y la noble definición de viaje en el tiempo.

Valor: Aunque el valor es usado generalmente en el contexto de la guerra o del campo de batalla, como un elemento del amor, está relacionado, con el acto de decir la verdad para fortalecer, especialmente cuando una injusticia es cometida. En el orden social de estos días es común pretender ignorancia de las injusticias de nuestro mundo. La auto-absorción en el propio mundo de uno es una amenaza clave que menoscaba la expresión del valor, y el miedo de las consecuencias es el otro.

Los individuos que temen las consecuencias de señalar una injusticia malentienden la fuerza co-creativa de la Primera Fuente. Cuando tú operas como un co-creador, estás siempre vigilante del incremento gradual o súbito de la injusticia, y cuando eso ocurre en tu sendero de vida, debe ser identificada por lo qué es y enfrentarla. El valor es el aspecto de tu amor que defiende su presencia frente a la injusticia como es medida en el orden social.

Si tú no defiendes tus virtudes –o las de aquellos que son débiles para defender la suyas— estás separado de ellos y has perdido la oportunidad de ser una fuerza co-creativa en el mundo de la forma.

Eso no significa que necesariamente te conviertas en un activista o defensor de una lista de causas sociales. Eso requiere simplemente que te defiendas a ti mismo de la injusticia. Los niños en particular requieren de está protección.

Cuando yo tenía tan solo siete años recuerdo vividamente ir a una tienda con mi padre y mientras caminábamos hacia un aparcamiento notamos que una madre estaba literalmente golpeando a su niño en el asiento trasero de su automóvil. Era un sábado concurrido y había mucha gente en el aparcamiento, pero fue mi padre quién se acercó a la mujer y le pidió que lo dejara de hacer. Su voz fue firme debido a su convicción y la mujer inmediatamente lo dejó de hacer.

Ese fue un acto de valor porque no hubo un juicio real asociado a ello; fue simplemente la injusticia que requirió intervención en el momento. Compasión tanto para el niño como para la madre estuvo presente en mi padre, y creo que la madre supo esto. Este es un ejemplo de cómo las virtudes del corazón con frecuencia aparecen aisladamente, pero más bien como una combinación que las entrelaza a ellas mismas para darles vigor y fuerza en una situación dada.

 

La Figura B es un diagrama complejo que requiere de una descripción detallada, la cual es ofrecida en esta sección. Considera este diagrama como un cuadrante energético dividido por dos ejes. El eje vertical (y) es el eje de las emociones dinámicas, y el eje horizontal (x) es el eje de las emociones estables.

Si tienes, por ejemplo, frecuentes estados de ánimo oscilantes, cambiando de cólera a amor o de tristeza a alegría, vas montado en la “serpiente” del eje vertical.

El eje de serpiente es nombrado acertadamente, ya que aquéllos que se trasladan de aquí para allá entre los polos del negativo viral y el positivo viral al brincar de lado a lado, rara vez están disfrutando de paz o satisfacción. Es bastante más fácil moverse entre el cuadrante uno y dos, o incluso entre los cuadrantes tres y cuatro, que moverse del uno al tres o del cuatro al dos. Lo más difícil es trasladarse entre los cuadrantes cuatro al uno, debido a que son tan incompatibles que hacen el cambio físicamente doloroso.

El movimiento que cada uno de nosotros toma al otro lado de un cuadrante energético puede ser aleatorio-reactivo, o determinado-fortalecedor. Por ejemplo, digamos que estás esperando en la fila en la tienda de comestibles y la persona delante de ti empieza a discutir con el encargado acerca del costo de varios artículos, y no puedes evitar notar que la fila de clientes atrás de ti está creciendo. Tú tienes la opción de montarte en la serpiente lanzando miradas intermitentes de ira al cliente delante de ti, mientras expresas tu desaprobación con tu lenguaje corporal. O puedes tomar una profunda respiración, aspirando la luz de las virtudes de tu corazón, seleccionando aquélla que intuitivamente sientas que es la más pertinente para la situación (quizá entendimiento > perdón), y a continuación soltarlas hacia el evento sin condición o juicio.

Al montarte en la serpiente tenderás a operar en el modo aleatorio-reactivo. Cuando operas en los campos más estables del Negativo Viral o del Positivo Viral, tiendes a expresar una perspectiva determinada-fortalecedora en cada momento de tu vida. Desgraciadamente, en el caso de la persona Negativa Viral, el resultado es represivo hacia la familia humana, lo cual me conduce a un punto importante: a diferencia de la mayor parte de la psicología que define los comportamientos negativos con palabras como lujuria, cólera u obsesión, el estado Negativo viral se define simplemente como represivo del espíritu humano.

La mayoría de la gente monta la serpiente, inconsciente de que hay gente que a propósito conspira para reprimir el espíritu humano, tratando de mantenernos separados entre nosotros y de que vivamos vidas incumplidas relativas a nuestro propósito espiritual. Ellos son los que viven en el Estado Menos Deseado, operando con una mentalidad determinada-fortalecedora, enfocados, al menos parcialmente, en la represión del espíritu humano. Sin duda, la ironía es que la inmensa mayoría de quienes operan en el Estado     Menos Deseado identificaría su misión como salvadores de la humanidad, o que la protegen de sí misma. Todo esto es parte de la adivinanza de definiciones.

La persona Positiva Viral, al vivir en el Estado Más Deseado, es determinada fortalecedora en el contexto de que exuda un campo liberador o es una persona que fortalece a los demás para activar y expresar su propósito espiritual. No hay sentido de represión o reacción aleatoria, es un enfoque claro y coherente en ayudar a los demás a vivir desde sus corazones y a expresar sus virtudes.

Este cuadrante energético es una forma de estudiar el terreno emocional en el cual expresamos nuestro ser energético. Es a través de este portal que nuestro aporte energético del Campo Energético Individual Humano (CEHI) es recibido dentro del Campo Energético Colectivo Humano (CECH), y nuestra huella energética es fusionada al colectivo de la energía humana.

Si observas el cuadrante energético como nuestro portal hacia el CECH, entonces es más que obvio que tenemos una responsabilidad para establecer nuestra posición prevaleciente en el cuadrante 1. Nótese que decimos posición prevaleciente, no absoluta. Todos cruzarán las líneas de un cuadrante al otro.

Es nuestro estado natural y deseable cruzar los límites y experimentar diferentes puntos del cuadrante. Sin embargo, podemos elegir qué puntos se convertirán en nuestras posiciones prevalecientes o estables, desde las cuales nosotros extraemos nuestra identidad y percepciones del mundo externo.

Revisando el cuadrante energético, probablemente has intentado colocarte a ti mismo en él y, al hacerlo, encuentras un punto que es temporal —atribuible a hoy, pero no necesariamente a mañana o la próxima semana. Aun más, puedes haber asignado algún grado de juicio en cuanto a tu “ubicación” en el cuadrante, como si fuera tu casa o donde perteneces. Muchos de nosotros hemos tenido experiencias pasadas que parecen encerrarnos dentro de una expresión energética particular, la cual podemos sentir como congelada en el tiempo. Sin embargo esto es falso.

Puedes indicar cualquier punto en el cuadrante y decir: “Aquí es donde estoy hoy”. Y puedes indicar otro y decir: “Aquí es donde elijo estar mañana”. La distancia entre los dos puntos puede ser medida en milímetros, aunque puedan parecer como años luz, alejados uno del otro para tu mente. La firma energética que emitimos al universo está compuesta de una energía tan refinada para ser indetectable por nuestros sentidos, pero es el combustible del cohete transformativo que alimenta nuestro avance dentro del Estado Más Deseado. Esto puede ser independiente de la dimensión del tiempo, las experiencias traumáticas pasadas, una crianza miserable o cualquier otra razón de ser que tu mente pueda conjurar.

Tal vez pienses: “¡Espera!, ¿No son las emociones las que definen mi campo energético?” Las emociones influencian tu campo energético, pero su definición es de intención y voluntad. Tú elijes el equivalente energético de ti mismo, y mantienes la elección en cada momento de tu vida en la Tierra. Tú elijes el campo energético que emites al universo. Esta es la semilla de energía que estableces o “siembras” en el “suelo” humano. Como toda cosa que evoluciona y se transforma, esta semilla requiere nutrición y cultivo. Para extender tu expresión de tus virtudes del corazón —practicándolas en toda situación de vida— verás tu estado emocional dando forma a tu campo energético, de tal modo que despertarás algún día y el universo se convertirá en el espejo de tu cuerpo energético, y finalmente encontrarás el ser interno que abraza todo.

Puedes observar el cuadrante como un escenario con tres diferentes roles. El Negativo Viral no significa que seas Satán encarnado, o un miserable convicto perdido en prisión. La mayor parte de la familia humana que vive en este estado son ciudadanos aparentemente muy responsables, educados y atentos de sus respectivos países, excepto por el hecho de que representan el espíritu humano y separan la familia humana en sexos, religiones, razas, preferencias, colores y segmentos de desintegración. Pueden ser doctores, maestros de la escuela dominical, bibliotecarios, policías, madres o ejecutivos de negocios.

No hay trabajo o posición social que los excluya. Lo que los distingue es que están propuestos a reprimir y separar, hay una causa detrás de sus acciones y esta causa los ancla en el Estado Negativo Viral (ENV). Para propósitos de este documento, me refiero a ellos como Gente ENV.

En la sección media se encuentran los que montan la serpiente de la oscilación emocional atada a las ondulaciones sociales impuestas por la cultura, religión y política dominantes, y los sistemas de educación. Me referiré a ellos como la Gente MELS o Montada en la Serpiente. La Gente MELS son la base de la humanidad, energéticamente hablando; agrupan el patrón general de cómo las emociones y las frecuencias energéticas de interacción humana se convierten en norma. La mayoría están interesados en la familia, el trabajo y el entretenimiento, pero también se interesan en lo espiritual y en los diferentes estados del despertar en relación a su campo energético. La Gente MELS están en el modo de búsqueda, por siempre buscando lo que sienten que perdieron en su vida. Están desilusionados por la aparente indiferencia de su Dios, y esta condición los mantiene en lo incierto, que a su vez los hace más reactivos a la vida.

Si tú estás reaccionando siempre al ambiente externo y a los impulsos inciertos de tu mundo interno vagamente sentidos, tenderás a ser dramático en tus oscilaciones emocionales y tu CEHI lo reflejará. La Gente MELS tiene un sentimiento prevaleciente de que hay más vida, de que un más alto propósito espera ser descubierto, si sólo pudieran encontrarlo. Esto se agrega a su sentido de incertidumbre y frustración, lo cual únicamente alimenta los impulsos reactivos cuando se combinan al estrés constante de la vida moderna.

En el lado Positivo Viral del cuadrante energético, la gente en esta categoría, conforme se aproximan al Estado Más Deseado, llegan a ser cada vez más conscientes de su campo energético de una manera similar a como un infante progresivamente llega a ser más conciente de su cuerpo físico. La Gente del Estado Positivo Viral (EPV) no son necesariamente “espirituales” en el sentido de que sean maestros de alguna religión ni necesariamente científicos en la búsqueda de los reinos energéticos. A menos de que una persona, sin importar su estatura en la vida, también esté expresando las virtudes de su corazón y esté fortaleciendo a otros para hacer lo mismo, ellos nunca entrarán al Estado .Más Deseado, a menos de que sea por un instante radiante como un medio de activación —un llamado a su alma desde la Fuerza Diseñadora.

Así como la gente del ENV está anclada en su campo de energía por causa de la represión y la separación, la gente del EPV está anclada en su compromiso con la familia humana para trascender la miopía de dramas de pequeña representación. Los que están dentro del Estado Más Deseado tienen un compromiso inquebrantable con la causa de la transformación humana, desde la tendencia a lo material hacia la comprensión energética del corazón. Esa es la causa que los ancla.

Una clave para entender los cuadrantes energéticos es ver a la Gente ENV, MELS y EPV como miembros de la familia humana que informan a la energía colectiva o CECH. Desde una perspectiva de la totalidad, no hay equivocado o correcto, bueno o malo. Todos nosotros tenemos un papel que ejecutar en la extensa colección de energía. Sin embargo, la elección aún es nuestra sobre cómo deseamos trabajar con las energías entrantes más grandes que impactan nuestro planeta. Esta es una distinción importante entre los tres grupos primarios de gente, porque solamente la Gente del EPV es capaz de transmitir las energías entrantes, como un prisma transparente puede difundir la luz blanca en los siete rayos.

Como se ha dicho, un prisma en la oscuridad sólo es un trozo de vidrio. Así también es el campo energético humano —en la oscuridad es sólo un receptor. Si está en el ENV o es gente MELS, entonces está en un estado oscurecido, y desde este estado las entrantes energías desde el universo en su conjunto (Fuerza Diseñadora) no pueden transmitir las frecuencias energéticas que fortalecen y alimentan a la familia humana para su transformación. Ahora, para ser claro, estoy pintando con blanco y negro para impresionar. Hay que reconocer que existen muchas tonalidades de gris, pero la cuestión es que, con el fin tanto de recibir como de transmitir los energéticos más elevados del universo —para que tengan un efecto positivo en el objetivo de la transformación humana—, debes elegir el sendero para volverte y seguir siendo una Persona de EPV.

La práctica cuándo-cuál-cómo es una opción elegida que inmediatamente comienza a cambiar nuestro CEHI y alinea su trayectoria hacia el estado Positivo Viral. El Estado Más Deseado (el triángulo verde del cuadrante uno) es el centro gravitacional de los cuadrantes uno y dos, y es la posición más poderosa dentro del cuadrante energético para influenciar el CECH. En otras palabras si eres capaz, como resultado de tu aplicación consciente y deliberada de la práctica cuándo-cuál-cómo, de operar dentro del Estado Más Deseado, estás contribuyendo con una firma energética viralmente activa que puede influir a miles de personas que están también buscando el modo de convertirse en Positivo Viral, incluso aunque no lo intenten conscientemente.

Otro modo de observar el cuadrante es imaginar puntos de humanidad en su interior (ver abajo).

Imagina que cada gran punto representa 10 millares de CEHIs y cada pequeño punto representa un millar. Esta vista representaría la distribución de CEHIs dentro del CECH. Supongamos que esta vista fue una instantánea del CECH, y que podemos tomar fotografías a diferentes tiempos y analizar cómo progresa la humanidad en relación a su CECH. Esas instantáneas señalarían cuánto está evolucionando la humanidad emocional y energéticamente.

En el ejemplo de arriba, nota que la distribución de CEHIs es más densa a lo largo del eje de la serpiente. Esto indicaría que la humanidad, como un todo, está fluctuando entre los cuadrantes y operando en un comportamiento más reactivo en los eventos de la vida. También puedes notar que hay más distribución de CEHIs en los cuadrantes tres y cuatro, indicando que el Negativo Viral —particularmente en el Estado Menos Deseado— está generando una influencia más efectiva.

Hay mucho escrito y discutido acerca del inminente cambio dimensional. Mientras que éste tiene muchas facetas, el cambio real ocurre energéticamente entre la familia humana. Éste puede parecerse a la imagen de abajo, si suficiente gente aprende a expresar las seis virtudes del corazón con un grado de consistencia. Como resultado, los “puntos” dentro del Estado Más Deseado se incrementarán y puede ocurrir un cambio más general de equilibrio energético dentro de la familia humana.

Desde el momento en que decidiste practicar las seis virtudes del corazón — vivir desde tu corazón— estás re-componiendo la rejilla de tu firma energética en resonancia con el cuadrante uno y con el Estado Más Deseado. Tú eres parte de la conciencia de la Tierra y al acercarte más al Estado Más Deseado no sólo eres parte del cambio, sino que eres una fuerza activa del cambio.

Todo inicia energéticamente. El cambio es una co-creación entre la Fuerza Diseñadora y la familia humana. Estos dos elementos están operando en una danza de resonancia. El cambio no es una cosa que le sucede a la humanidad, es una cosa que es co-creada por la humanidad y la Fuerza Diseñadora.

Como muestra el diagrama de abajo, nuestro sendero personal puede ser organizado dentro de cuatro orientaciones que recubren el cuadrante energético, y puede ser usado como una guía práctica. Esas cuatro orientaciones consisten de las tres tendencias de la mente: Vicios del Ego, Complejo Tú y Complejo Yo (definidos enseguida), y la única afinidad del corazón: las Virtudes del Corazón. Aunque muy generales, esas orientaciones superponen otra dimensión de estructura al cuadrante energético.

Normalmente, al desarrollarnos en un periodo de vida, e incluso a través de los macro-lentes de múltiples periodos de vida, viajamos a través del cuadrante de los Vicios del Ego, los cuales tiene una orientación decididamente egoísta.

Después nos movemos al Complejo Tú, donde nuestra atención está en las deficiencias del mundo externo, las cuales pueden incluir a la familia, los amigos, el trabajo o la sociedad en general. A continuación, suponiendo una trayectoria secuencial, pasaríamos un tiempo en el Complejo Yo, que es el cuadrante donde primero comenzamos a reconocer que nuestro ser interno es fundamental para nuestra felicidad y sentido de bienestar. Finalmente entramos a las Virtudes del Corazón, donde empezamos a cambiar nuestro foco de la comprensión de la verdad de la mente y la búsqueda de iluminación espiritual a la práctica más activa de expresar nuestras virtudes del corazón y los energéticos que contienen.

Muchos de nosotros saltamos de cuadrante en cuadrante dentro de un solo periodo de vida y, para ser claros, no hay una secuencia establecida. En otras palabras, cuando niño uno puede vivir en el cuadrante de las Virtudes del Corazón y a los 7 años de edad moverse a explorar el Complejo Tú. Más adelante en la vida, siendo un adulto joven puede vivir exclusivamente en el cuadrante de los Vicios del Ego. Cuando alcanza los 30 años de edad se puede cambiar al Complejo Yo y luego, debido a una experiencia que lo devaste, caer de regreso al Complejo Tú. Finalmente, a la edad de 45 regresa al Complejo Yo, y algo en su búsqueda interna reaviva su práctica y expresión de las Virtudes del Corazón no como emoción aleatoria, sino como la práctica fundamental que trae significado a su vida.

Este es simplemente un ejemplo de cómo cada uno de nosotros viajamos a través de esos diferentes cuadrantes y vivimos en ellos, en gran medida ignorando que ellos dan forma, de un modo importante, a nuestra contribución al CEHI y al significado de nuestra vida.

El cuadrante energético es una estructura para ayudarte a evaluar tu posición predominante y tu contribución al CEHI. Tú puedes hacer rápidas comprobaciones mentales para percibir tu posición dentro del cuadrante y, algunas veces, para incluso evaluar a la familia humana como un todo. Este no es un ejercicio para enjuiciar (al Complejo Tú), sino más bien es una estructura para hacer posible una comprobación intuitiva de tu progreso energético.

De la torpeza —con la práctica— llega la competencia.

De la separación —con la práctica— llega el prevaleciente sentido de unidad.

De la incredulidad —con la práctica— llega la evidencia.

Cuando practiques por primera vez Vivir Desde el Corazón podrías sentir torpeza, separación e incredulidad, pero estos son estados temporales y, si persistes en tu práctica, serán sustituidos por la capacidad, unidad y evidencia.

FIN

Otros sitios espejo en Castellano de los sitios de James son:

www.WingMakers.org.mx

www.Lyricus.org.mx

Deja un comentario