GRATITUD

Gratitud es el sentimiento que experimenta una persona al estimar un favor o beneficio que alguien le ha concedido.

El sentimiento de gratitud está vinculado al agradecimiento, que es la acción y efecto de agradecer. Este verbo, justamente, significa sentir gratitud. Por lo tanto, el individuo que siente gratitud desea agradecer el beneficio recibido.

La gratitud  es un sentimiento que suelen experimentar una persona hacia la vida, hacia la Fuente Divina, nuestro creador  por tener vida y todo lo que tenemos en el día a día o hacia otra persona en agradecimiento por la ayuda que hemos recibido de ellos.

Hay personas que agradecen a Dios por su salud, por tener un buen trabajo, por haber superado algún problema, ese es un sentimiento de Gratitud.

La gratitud es una cualidad de las personas altamente conscientes, y es un sentimiento que viene desde el corazón.

Hay algunas religiones que en sus libros sagrados establecen que las personas deben de estar  agradecidas a Dios en todo momento, y que esta es la forma en que el Ser Supremo les compense con grandes cosas agradables.

Esto ciertamente mirado desde el punto de la ciencia cuántica es simplemente una acción de causa y efecto.

Al sentirnos agradecidos  estamos creando una energía de cierto nivel, la cual tiende a regresar por donde vino, o sea a la persona que la ha creado y es así como se dice que el universo te da de lo mismo que nosotros creamos.

Si estamos agradecidos porque tenemos un buen trabajo, las energías universales se encargan de mantenerte en ese nivel de energía y siempre vas a estar en un buen trabajo.

Si estamos agradecidos por tener buena salud, por ende siempre vamos a estar  muy sanos.

Una de las claves que se han dado en el libro *El Secreto* es justamente esa: el agradecimiento, la ley de la atracción. De todo lo que nos sentimos agradecidos vamos a atraer más.

En Norteamérica se celebra el Día de Acción de  Gracias  (Thanksgiving Day), una festividad consagrada a expresar la gratitud a Dios. El origen de este festejo se remonta a los primeros colonizadores protestantes ingleses que llegaron a Norteamérica, quienes decidieron agradecer la ayuda que le brindaron los pobladores autóctonos durante los primeros inviernos en el continente y hacerla extensiva en un agradecimiento a Dios.

RELACION CON EL Universo mediante el Agradecimiento

Este es el principio de que el Universo de la Totalidad representa una inteligencia colectiva que puede ser personalizada como una Entidad Universal singular. De este modo, en este modelo de inferencia, hay solo dos entidades en todo el cosmos: la entidad individual y la Entidad Universal. En cuanto que el individuo es impresionable y cambia constantemente para adaptarse a nueva información, del mismo modo lo hace la Entidad Universal, que es una dinámica y viviente plantilla de energías y experiencias potenciales que son coherentes y tan conocibles como la personalidad y conducta de un amigo.

La Entidad Universal responde al individuo y a sus percepciones y expresiones. Es como una omni-personalidad compuesta que está llena de la Inteligencia de la Fuente y responde a las percepciones del individuo como una pileta de agua que refleja la imagen sobre ella. Cada ser humano es ciertamente, en su núcleo más íntimo, una entidad soberana que puede transformar el instrumento humano en un instrumento de  Soberano Integral. Sin embargo, esta transformación depende de si el individuo elige proyectar una imagen de un  Soberano Integral sobre el “espejo” de la Entidad Universal, o decide proyectar una imagen inferior que es una distorsión de su verdadero estado de “ser”.

El principio de relacionarse con el universo mediante la gratitud se refiere principalmente a diseñar conscientemente la imagen del ser de uno a través de un agradecimiento hacia el “espejo” de apoyo de la Entidad Universal. En otras palabras, la Entidad Universal es un colaborador en moldear la expresión de la realidad en la vida de uno. La realidad es un proceso de creación interno que está totalmente libre de controles externos y condiciones si el individuo proyecta una imagen soberana sobre el espejo de la Entidad Universal.

Este proceso es un intercambio de energía de apoyo desde el individuo hacia la Entidad Universal, y esta energía se aplica mejor mediante un reconocimiento de cuán perfecto y meticuloso ocurre el intercambio en cada momento de la vida. Si el individuo se da cuenta (o al menos está interesado en darse cuenta) de cuán perfectamente la Entidad Universal sustenta la realidad soberana del individuo, hay un poderoso y natural sentido de agradecimiento que fluye desde el individuo a la Entidad Universal. Es este manantial de agradecimiento el que abre el canal de apoyo desde la Entidad Universal hacia el individuo y establece una colaboración de propósito para transformar al ser humano en una expresión del  Soberano Integral.

Es principalmente el agradecimiento —que se traduce en una apreciación de cómo opera la interrelación del individuo con la entidad Universal— lo que abre al ser humano a su conexión con la entidad soberana y su transformación eventual dentro del estado de percepción y expresión del Soberano Integral. 

La relación del individuo con la Entidad Universal es esencial de cultivar y nutrir, porque eso, más que cualquier otra cosa, determina cuán receptivo está el individuo a las innumerables formas y manifestaciones de la vida.

Cuando el individuo acepta cambios en la realidad soberana según el cambiante personaje de la Entidad Universal, éste vive en una mayor armonía con la vida misma. La vida se vuelve un intercambio de energía entre el individuo y la Entidad Universal que se permite ejecutar sin juicio y se experimenta sin miedoEste es el significado fundamental del amor incondicional: experimentar la vida en todas sus manifestaciones como una inteligencia singular unificada que perfectamente responde a la imagen proyectada del instrumento humano.

Es por esta razón que cuando el ser humano proyecta agradecimiento a la Entidad Universal, más allá de las circunstancias y condiciones, la vida se vuelve cada vez más alentadora en la apertura del instrumento humano para activar sus Códigos de la Fuente y vivir la vida dentro del esquema del modelo de expresión de síntesis.

El sentimiento de agradecimiento unido al concepto mental de apreciación es expresado como un mensaje invisible en todas direcciones y en todos los tiempos. En este contexto particular, el agradecimiento hacia la Entidad Universal es el motivo global detrás de todas las formas de expresión a las que aspira el instrumento humano.

Cada aliento, cada palabra, cada caricia, cada pensamiento, cada cosa está centrada en expresar este sentido de agradecimiento.

Un agradecimiento de que el individuo es soberano y es apoyado por la Entidad Universal que se expresa a sí misma a través de todas las formas y manifestaciones de la inteligencia con el único objetivo de crear la realidad ideal para activar los Códigos de la Fuente del individuo y transformar al ser humano y a la entidad en un Soberano Integral. 

Es esta forma específica de agradecimiento la que acelera la activación de los Códigos de la Fuente y su peculiar habilidad de integrar los distintos componentes del instrumento humano y la entidad, y transformarlos al estado de percepción y expresión del  Soberano Integral.

La conexión entre el individuo y la Entidad Universal, es distorsionada únicamente por el tiempo, de lo contrario sería clara.

El tiempo interviene y crea huecos de desesperación, desesperanza y abandono. Sin embargo, son estos mismos “huecos” los que frecuentemente activan los Códigos de la Fuente de la entidad y establecen una relación más íntima y armoniosa con la Entidad Universal.

El tiempo establece la separación de la experiencia y la percibida discontinuidad de la realidad, la cual a su vez crea duda en el sistema de justicia y propósito global de la Entidad Universal. El resultado crea el miedo de que el universo no es un espejo, sino al contrario, que es una energía caótica y caprichosa.

Cuando el Instrumento Humano está alineado con el  Soberano Integral y vive desde esta perspectiva como una realidad en vías de desarrollo, atrae un estado natural de armonía. Esto no necesariamente significa que el instrumento humano esté sin problemas o molestias, sino más bien significa una percepción de que hay un propósito integral en lo que la vida revela. En otras palabras, la armonía natural percibe que la experiencia de vida es importante en la medida que estás alineado con el Soberano Integral, y que tu realidad personal debe fluir desde este nivel del universo multidimensional a fin de crear paz interior y alegría permanente.

El agradecimiento es un aspecto crítico del amor que abre al instrumento humano a reconocer la función de la Entidad Universal y redefine el propósito de ésta como una extensión de apoyo de la realidad soberana, en vez de ser la extensión caprichosa del destino o la exigente reacción de un universo mecánico separado. 

Establecer una relación con la Entidad Universal mediante la emanación del agradecimiento también atrae una experiencia de vida que es transformadora. Una experiencia que está generosamente dedicada a descubrir los significados más profundos y el propósito más formativo de la vida.

Por un Mundo mejor todos juntos en La Victoria de La Luz!

Deja un comentario