AYUDEMONOS Y ASI AYUDAMOS A NUESTA MADRE GAIA

DEJA DE SER ESCLAVO Y RECUPERA TU PODER

“Los seres humanos parecen ser una raza de esclavos languideciendo en un planeta de una pequeña galaxia. La raza humana como tal, fue una vez la fuente de mano de obra para una civilización extraterrestre y todavía hoy permanece como una colonia. Para mantener el control sobre su colonia y para mantener la Tierra como algo parecido a una prisión, esa otra civilización alimenta interminables conflictos entre los seres humanos, promueve la decadencia espiritual humana y ha erigido sobre la Tierra condiciones de incesante dificultad física. Esta situación ha existido por miles de años y continua actualmente.”

Es de vital importancia para la humanidad darse cuenta de las implicaciones que tiene una guerra. Se trata de algo muy antiguo que nos persigue a través del tiempo y que espera nuestra iluminación.

 La guerra no sólo es un acto innecesario, sino también totalmente inadecuado para nuestra evolución espiritual, ya que perpetúa el hecho de vivir y morir con el miedo a la verdad. Todo se construye primero en la mente. La paz es la solución y ahora la paz comienza dentro. Para gozar de un mundo pacífico, los individuos tienen que desearlo y estar dispuestos a producir la vibración necesaria para crearlo.

Unos pocos pueden controlar a muchos; no obstante, hacen falta más que unos cuantos para inmovilizar a las masas. Nuestros pensamientos e intenciones se amplifican enormemente cuando nos unimos a otros. Para ejercer cierto impacto para establecer la paz en nuestro país o en nuestra comunidad, deberíamos reunirnos una vez al mes con gente que piense lo mismo que nosotros, durante la Luna nueva, que es el momento tradicional para sembrar la realidad. Adaptar con respeto las celebraciones de rituales y concentrar nuestra energía e intención para traer la paz. Las fuerzas de la naturaleza sentirán cómo nuestra voluntad avanza por el sendero de la energía sutil que recorre la superficie de la Tierra.

Existió un tiempo en el que la gente tenía una relación especial con la naturaleza y practicaba su propia magia mediante elementos como la telepatía y la ensoñación. Tenemos que aprender un nuevo respeto ante el poder de nuestra voluntad para condicionar y neutralizar el espacio que nos rodea.

Tenemos que despertar y darnos cuenta del valor tan exquisito que tiene la vida. Son sólo unos cuantos los que quieren matar, unos pocos los que están obsesionados con destruir a la gente de la Tierra. Muchos quieren que la Tierra, sus habitantes y sus criaturas vivan y crezcan. Un mundo de guerra tiene que invertir tiempo, voluntad, atención y energía para establecer un entorno adecuado para la destrucción.

Un mundo seguro también constituye una inversión de energía e intención. Cada persona toma sus decisiones.

Con lo que sabemos y tras observar a otros tomar decisiones, será uno de los aspectos más difíciles de la transformación. Estamos aquí para participar, así como para observar y ser testigos de lo que está ocurriendo. El mundo en que procesaremos vuestras emociones y la calidad de la sinfonía que tocaremos en nuestro piano determinarán los códigos que finalmente seremos capaces de liberar cuando nos unamos a las energías que están por venir.

Mientras la energía continúa acelerándose y billones de personas despiertan de su pesado sueño, cada uno tiene que tomar la decisión de dónde ubicarse con respecto a la vida. Las recientes lecturas de indicadores del medio ambiente muestran que ciertos factores ecológicos que se han mantenido estables durante el pasado medio millón de años han cambiado rápidamente en tan sólo unas décadas. El fantasma de un desastre ecológico a nivel planetario es un reflejo directo del estado de la conciencia humana. El inundo exterior refleja el terreno interior: nosotros somos el medio ambiente y, por ello, tenemos que desarrollar nuestra conciencia y valoraros a nosotros mismos, a la Tierra y a nuestro lugar en el multiverso.

Estamos aquí, en la Tierra, para sanar las heridas, los traumas, los miedos y la separación que se han ido acumu-lando en los genes a lo largo de los últimos quinientos mil años.

Las computadoras,  que son cada vez más rápidas y tienen más funciones para manejar un mayor número de datos por segundo, de hecho, están imitando los desarrollos neurológicos, celulares y genéticos que están teniendo lugar simultáneamente en la humanidad.

Se está produciendo un florecimiento en la mente y el corazón de la humanidad y se nos pide reconocer nuestro lugar en el gran esquema de la creación, por medio de la ampliación de nuestra conciencia y la exploración de las oportunidades espirituales inusuales y sin límite características de estos tiempos.

Se nos pide nuestra contribución.

Establecer un fundamento firme y claro de moral intachable y apuntar a lo más alto de los principios éticos. Podemos aportar al planeta algo que valga la pena si abrimos nuestro corazón y nuestra mente y utilizamos nuestros regalos inherentes para crear un mundo sano, lleno de amor y pacífico, un mundo en el que se valore y se aprecie la vida. Cada gesto de amabilidad y consideración cambia y mejora el curso de la vida; por ello, vivamos con una profunda pasión por quienes somos y recordemos a nosotros mismos y a los demás el respeto que todos merecemos.

Una mente equilibrada e integrada vibra con una frecuencia que es inmune a influencias negativas.

La mente cósmica se basa en la generosidad, que nos permite elegir la experiencia de la creación o la destrucción, la integración o la fragmentación. Creador o víctima, la elección es nuestra. Un poder superior benévolo sostiene vuestro mundo; es una fuente de energía sin nombre que no exige adoración, sacrificios o asesinatos para compartir su poder con nosotros. Un plan mucho mayor se está desplegando en el cosmos y sus semillas ya fueron plantadas por cada uno que vive en la Tierra. Aunque nuestra tecnología humana de ondas cerebrales está equipada por naturaleza para mejorar la conciencia, somos nosotros los que tenémos que decidir usarla. Una mente equilibrada e integrada vibra con una frecuencia que es inmune a influencias negativas.

Los defensores de la tiranía juegan un papel notable: ellos sacuden nuestra realidad hasta los cimientos e intentan despertarnos. Al amenazar nuestra seguridad y supervivencia, la autoridad del día funciona como un estímulo para que creemos la nueva frecuencia con el fin de recuperar nuestro poder. Una desobediencia civil está agitando el reino de la mente humana y, al tratarse de la madre de toda invención, los resultados de ese gran despertar pueden catapultar al espíritu humano hacia horizontes elegantes e inmensos de compasión, creatividad e ilustración del crecimiento espiritual. Una vez más, la elección es nuestra.

Cuanto más busquémos el poder espiritual, mayor será nuestra contribución en la estabilización del planeta. El propósito de esta intersección con la realidad es dirigirnos hacia nuestro propio poder interno, una fuerza que ha permanecido en la sombra, ha sido ignorada, encarcelada y de la cual se ha desconfiado e incluso se ha considerado una fuerza del mal. Nuestro poder interno es un inalienable derecho de la conciencia; es una herramienta para vivir e influenciar el mundo al que nos enfrentamos.

Cualquier despertar espiritual supone un reto, porque siempre implica la reinterpretación de la realidad. Tenemos que juntar nuestro valor para salir del estado de negación, ya que tan sólo entonces nos daremos cuenta de hasta qué punto estamos conectados a nivel interno. AI haceros cargo de vuestra energía vital.

Debemos considerar con mucho cuidado la siguiente revelación, ya que estas palabras son un ejemplo del concepto de condicionamiento de vuestra vida con una actitud de confianza cultivada. Digamos diariamente y con conciencia lo siguiente:

«Soy un creador. Estoy aquí para crear un mundo sano y lleno de abundancia. Gracias a la vibración y la frecuencia, elijo estar sano/a, productivo/a y sabio/a. Siento una enorme gratitud por las habilidades de las que dispongo, ya que sustentan el mundo seguro en el que vivo cuando dirijo mi energía hacia los objetivos que quiero alcanzar. Camino por la vida con una intención clara y consciente para tejer mi energía, como un hilo de seda de una telaraña que forma parte de un tapiz grande y bello en todos los lugares en los que me encuentro.

     Soy perfectamente consciente de que una gran cantidad de probabilidades de sistemas de creencias conviven junto al mío. En el mío me siento seguro/a. En el mío tengo ayuda. En el mío amo y confío en mi cuerpo. En el mio se que mis células son precognitivas y que yo soy un cocreador del multiverso. Sé que soy un ser valioso. Sé que recibiré los impulsos, las señales y la guía que necesito para estar siempre en el lugar adecuado en el momento idóneo, para mi mayor beneficio, así como para el de los que me rodean. Sé todo esto y por ello siento gratitud.»

Al poneros a disposición de un sentido más amplio de poder personal, descubrirémos un estado exaltado de todo el poder, que es el poder de sanar. El reconocimiento mayor que nos llevarémos de esta vida a la siguiente será, sin duda alguna, el poder del amor para sanar. En todo su esplendor. la exaltación del amor es la habilidad de ver el sentido, el propósito y el significado de las cosas de la vida, de trascenderlas y liberar los caducos patrones de percepción y las creencias que los mantienen en su sitio.

Una vez que lleguémos a una verdadera comprensión del poder del amor, podrémos aventuraros con toda seguridad a las realidades físicas y no físicas necesarias para limpiar y sanar. Alrededor de todo el globo existen áreas que están arruinadas y decadentes y que necesitan ser restauradas, pero que son un símbolo de energías que reflejan el mundo interior de sentimientos y creencias, aquellas áreas dentro de los genes que llevan las heridas ancestrales de victimismo y desesperación.

El ciclo de conciencia que está presente en esta sanación a lo largo de las líneas del tiempo incluye el último medio millón de años en nuestros términos temporales, un tiempo en el que el flujo de energía cambió el plan para la Tierra. El juego en si es un negocio antiguo de cooperación, que se desarrolla para expresar una manera de vivir gracias a la creatividad, y, mientras se escenifican juegos e interesantes dramas, uno puede estar seguro de que tanto los antagonistas como los protagonistas crearán muchos hechos nefastos.

Debemos de ser capaces de ampliar nuestra visión, liberar la sensación de impotencia que nos tiene cautivos, tanto a nosotros mismos, como a nuestra línea genética.

Muchos de nuestros ancestros desarrollaron y utilizaron sus habilidades de ver más allá de la presunción lineal que la gente abraza como interpretación única del tiempo y del espacio. El tiempo es simultáneo, y muchas formas de inteligencia ven nuestro «ahora» e interactúan con nosotros y nuestro mundo, focalizando su atención en nuestra dirección.

Se sienten atraídos por el nanosegundo, porque los tiempos de energía acelerada poseen la oportunidad de sanar la frecuencia de la impotencia. Se pueden reinterpretar experiencias y estas pueden ser entendidas desde un punto de vista ajeno al tiempo, y, una vez que realmente sepamos que somos creadores multidimensionales, veremos que existe un propósito y un sentido de la vida que se extiende más allá de la era actual. Una vez que seamos capaces de abrirnos a este conocimiento, nuestra nueva sabiduría sacará lo mejor de nuestras habilidades. Y. una vez que seamos capaces de ampliar nuestra visión, podremos liberar las formas rígidas de pensamiento de victimismo y la sensación de impotencia que nos tiene cautivos, tanto a nosotros como a nuestra línea genética.

Nuestros ancestros también forman parte de este juego y juegan desde su punto de vista, y muchos de ellos, están absolutamente de acuerdo con nuestro deseo de ampliar la conciencia a los reinos de otras realidades. Muchas dimensiones de conciencia están conectadas para trabajar juntos y liberar el espíritu humano.

Cuando el enfoque de nuestra energía esta mentalmente alerta, y cuando confiámos con el corazón, se establece un gran equilibrio dentro del campo. Aunque vivir con confianza exige un mayor cambio de conciencia, sabemos que las aparentes adversidades ofrecen una oportunidad para crecer espiritualmente. Y, cuando desarrollamos una profunda gratitud por la vida, avanzamos en el juego.

También nos darémos cuenta de que gracias a nosotros otros también participan en este juego. Nosotros hemos venido a la Tierra para formar parte del juego que se está desplegando en la existencia. Mientras el tiempo avanza y todo se torna más espeso, la importancia de cada jugador se verá con mayor claridad. Al final, cada uno recibirá su aplauso de reconocimiento por participar en el nanosegundo y por haber ofrecido un memorable y estupendo espectáculo. En este juego, la mayor victoria y el logro más importante consisten en sentir el poder del amor en toda la creación, trascendiendo el miedo sin aniquilar su propósito.

Por un mundo mejor:

¡Todos juntos en la Victoria de La Luz !

 

4 comentarios en “AYUDEMONOS Y ASI AYUDAMOS A NUESTA MADRE GAIA”

  1. Excelente,cada dia mas personas despiertan, las ordenes de arresto aumentan,la camarilla oscura huye no por virus,nadie quiere ser detenido,rumbo ha la isla Jan Miyén,se deduce que es una base repetidora,pero con el internet mas potente algo más hay que no cuentan no es petróleo y gas,portal dimensional,esperan transporte para huir? Oh utilizarán algo diferente,que fortín existe debajo de ésta isla ???pues la élite corre hacia este lugar

    Responder
    • Asi es, Arly, ya se habia comentado, que en cuanto la gente se despierte y vean el engaño en el que hemos estado viviendo, ellos no van a tener lugar a donde esconderse, porque tarde o temprano los van a agarrar y pagaran por todo el daño que nos han hecho.
      No tengo informacion al respecto de esa isla pero es bueno averiguar que hay.
      Muchas gracias por tu comentario y seguimos en contacto.
      Cristina

      Responder
    • Muchas gracias estimado Luis, estamos pasando por momentos cruciales en los cuales nos tenemos que unir en una sola conciencia colectiva con pensamientos constructivos y asi poder crear el mundo de Paz, armonia, felicidad y libertad que nos merecemos como seres humanos sanos.
      Saludos cordiales y muchas bendiciones

      Cristina

      Responder

Deja un comentario