Principios de Regeneracion a Traves de La Mente

El sistema Psico-neuro-inmnunológico desde la perspectiva Científica y la Fenomenología de la Consciencia.

La Programación de la Mente parte

Hemos escuchado muchas veces historias a través de las antiguas culturas sobre cómo han existido hombres que logran actos increíbles. Cómo han existido hombres que plantaron las bases de la ciencia moderna, explicaron el funcionamiento de la mente, de la energía; confrontaron la existencia del hombre con una razón de ser y de existir, hasta actos milagrosos de los cuales nos parece imposible creer. Por mencionar a algunos de ellos, están los Maestros de la Espiritualidad como Magdalena, Jesús yBuda. Maestros de las Ciencias como Tesla, Darwin yCurie. Maestros del Arte como Picasso, Bausch y Shakespeare. Maestros de la Consciencia como Themistoclea,Sócrates, Platón y Aristóteles. Y Maestros de la Forma del Ser como Parks, Gandhi y Guevara.

¿Qué tan cierto es esto? ¿De dónde el hombre ha logrado cosas, como que podemos crear cosas de las cuales podemos dudar por lo increíble que parecen? ¿Qué es lo que tuvo que conocer y experimentar el hombre para lograr la autorrealización llevándolo a expresar ayuda humanitaria, la evolución de la consciencia, la revelación del conocimiento yel cambio radical de su época del cual nosotros somos resultado?

Comencemos por aquello que podemos verificar y comprobar, y bajo estas circunstancias, tal cual el método científico sumado a nuestra propia voluntad de romper lo que creemos conocer, lograr las relaciones que nos permiten conectar psique y espíritu, mente y alma, cuerpo y neuronas.

En la siguiente imagen, puedes observar el funcionamiento básico de las relaciones entre los efectos que tiene nuestro medio ambiente sobre nuestra salud. La forma en que se comunica una instancia y otra para enviar información.

A pesar de que esta no es una clase de neurofisiología, te invitaría a revisar para qué funciona cada sistema, e investigar un poco sobre lo que es la psiconeuroinmunología y así como la neurociencia si es que quisieras desde ahora tener una comprensión más profunda sobre lo que hablaremos, pero mi propósito es explicarlo paso a paso; paciencia.

Volviendo a la imagen anterior, consideremos medio ambiente, por ahora, a lo siguiente:

– Naturaleza; ecosistemas, clima, estaciones del año.

– Materia inorgánica; estructuras físicas, casas, edificios.

– Estructuras sociales; comportamiento de otros individuos, sistemas políticos, sistemas educativos, reglas, normas, ética, moral, nuestra familia, amigos.

– Estructuras no tangibles, color, descripciones, ideas, narrativas, historias, etc.).

La lista es norme y muy general, incluida bajo un dominio que tiene como precepto lo siguiente; desde dónde se percibe y qué es lo que provoca en nosotros.

Prácticamente, todo aquello ajeno a nosotros y que percibimos puede considerarse <<ambiente>>, pues es el entorno en el cual nuestro cuerpo y mente se mueven, se relacionan, se re crean, y responden a él.

Por otro lado, la imagen anterior también considera a nuestras emociones como esencia central.

Antes de comprender a las emociones, podemos decir que estas son un canal de energía bioelectrogmagnética que conectan a nuestra memoria genética, a nuestra información insconsciente (haciéndola después consciente) para lograr una respuesta al ambiente; en otras palabras, nos permiten formular una expresión (conducta) respecto al ambiente (lo que percibimos).

Entonces, las emociones son un canal de energía que activa o desactiva ciertas funciones de nuestro cuerpo. Esa energía es formulada por nuestra historia genética y se manifiesta en el presente para crearlo. Es un proceso de comunicación y conversión de la energía, configurada de cierta manera para transmitir información. Tal cual un circuito eléctrico.

Nuestro estado del ser, nuestros pensamientos y la forma en que llevamos a cabo el equilibrio de nuestra psique, mente, consciencia, ideas e intuiciones está condicionado por la capacidad y habilidad que nosotros tenemos para liberarnos de la respuesta automática de las emociones. Pues las emociones, como mencionaba, ya tienen un programa predefinido que nos hace expresarnos de cierta manera ante el ambiente.

La liberación surgiría entonces como una forma de llevar a cabo este impulso, esta energía a otro campo de recepción. En vez de que la energía nos provoque una reacción, por ejemplo, agresiva ante un estímulo, liberamos el programa predeterminado de reacción, e introducimos esa energía en otro tipo de programa que funcione con esa misma energía. Aquí ya entramos en el concepto de la transmutación. Completamente válida en los procesos neuroquímicos.

Aquí encontramos en contexto a un programa por el cual nuestra mente logra tener una tendencia de expresión. La cuestión sería:

¿es posible re configurar este programa? ¿cómo lo logramos? Complejo de explicar, pero fácil de lograr. Por supuesto que este programa es editable, por supuesto que como mencionaba anteriormente, esa energía puede potenciar otro programa distinto, provocando la extinción del antiguo programa.Y ese ha sido el objetivo de la evolución de todas las especies, logras transformar la energía para hacer funcionar nuevos programas con diferente índole de inteligencia.

La evolución no se ha complicado en preceptos teóricos, sino que en la práctica ha encontrado las respuestas, desde la práctica formular la teoría. Desde el cuerpo, crear la mente. Y con la mente, crear un nuevo cuerpo.Y antes de cuerpo y mente, hay un origen (pero por ahora lo dejaremos para después).

He mencionado liberarnos de las emociones y no controlar las emociones, ¿por qué? Controlar implica poner toda atención, consciencia y energía neuronal en no permitir que una respuesta automática se experimente. Esto sin duda requiere de un esfuerzo sumamente grande para nosotros, y nos pide generar circuitos neuronales de aprendizaje para sostener eso que deseamos evitar, reconocidos actualmente por la ciencia como redes hebbianas (en otro capítulo se explicará más acerca de la creación de estos circuitos, pues es tema fundamental para llegar a otros estados del ser).

El control implica ejercer fuerza opositora sobre nuestras reacciones emocionales, tal cual un sistema social pretende estar formulado. Y la liberación se trata de aprender a dirigir esa energía e impulso hacia un lugar distinto. Pues recordemos que la energía no se crea, ni se destruye, sólo se transforma. Aprovechando así, el impulso por el cual viene esta energía en nuestro beneficio, de forma gradual, tal cual nos explica Tesla.

Se trata, pues, de liberar esa energía que nace desde nuestra memoria genética, nuestra memoria inconsciente, nuestra memoria a través de la experiencia y también que nace desde nuestra memoria presente acerca del ambiente en el que vivimos hacia una forma distinta de expresión.

Revisaremos con un ejemplo sencillo otra manera de comprender las ideas anteriores, pero antes, te comparto lo que tenemos que poner en debate.

Bajo las investigaciones del Antropólogo Psicobiológico, el español Juan Luis Arzuaga, podemos encontrar mucho acerca de cómo los canales de comunicación han determinado nuestra conducta a lo largo de la historia, siendo el centro principal neuronal nuestro cerebro intestinal; razón por la cual se ha considerado que alrededor del 70-80% de nuestras emociones surgen de este conjunto biológico.

Así, Juan Luis Arzuaga explica que el cerebro intestinal viajó para formar el cerebro, nuestro actual centro de gestión de la información y donde ahora se almacena este programa que nos permite tener consciencia de la mente. Y apunto que aún no determinamos qué es mente y consciencia, las convergencias son sutiles, pero necesarias para comprenderlas después.

Ahora, ¿por qué viajaron las neuronas hacia otro lado? ¿cuál es el motivo de separarse? Creo que ya puedes percibirlo, la liberación. Unas neuronas que aprendieron nueva información de su entorno, y que ya no podían converger con las antiguas por su estado evolutivo, necesitaban liberarse, y gestionar de otra manera esa energía. Esto es la inteligencia celular.

Estas nuevas viajeras necesitaban buscar un ambiente distinto en el cual ser, en el cual seguir aprendiendo y revolucionarse. Estas fueron probablemente las intuiciones más importantes de nuestro sistema funcional neuronal. A través de su experiencia, a través de su diversificación lograron movimiento, traslado y crearon un nuevo ambiente y entorno en el cual seguir evolucionando. Así funcionan las células, se separan para tener más posibilidades de supervivencia. No luchan entre ellas, no se obstaculizan, al contrario, establecen lazos para seguir apoyándose unas a otras. Se comunican para informarse cómo es el estado de otra entre sí. Así funciona el sistema celular humano. Es una red de cooperación y liberación de sí misma.

Volviendo al ejemplo que mencionaba un momento atrás, podemos plantear lo siguiente.

Imagina que alguien viene desde afuera y te dice que el trabajo que has hecho no vale la pena. Que está mal realizado, que no tiene fundamentos, que no tiene una lógica, que no es válido, y que lo vuelvas a realizar.

Un trabajo que te ha llevado 1 año de investigación, con lo cual probablemente empiezas a despertar un programa que activa un estado de depresión, tristeza, angustia y que hace crear a tu mente pensamientos acerca de un posible despido, acerca de tu incompetencia, acerca de haber perdido el tiempo.

De acuerdo, entonces tienes dos opciones (aunque el cerebro tiene millones o más), pero consideramos sólo 2 para el ejemplo. Y verás que sólo con 2, se desprenden miles más.

Como primera opción, puedes Interpretar al ambiente (en este caso, al sujeto que te brinda este mensaje) como alguien que intenta desprestigiarte, alguien que intenta dañarte, alguien que intenta desvalorizar tu esfuerzo, alguien que intenta descontextualizar tu inteligencia, etc.

Puedes pensar infinidad de cosas. Y está bien, estás considerando instintivamente con la energía de tus emociones posibilidades que te permitan sobrevivir ante la adversidad. Esto es la memoria genética usando el canal bioenergético de las emociones (cerebro intestinal), ocupándose de la situación. Y es necesario.

Pero, si tú permites que tome total control de ti y te condicione, probablemente te defenderás tal cual un animal puede defenderse si lo atacan. Puedes gritar para ahuyentarlo, puedes correr para salir del peligro, puedes atacarlo para asegurar tu supervivencia, puedes incluso desactivar tus funciones motoras como algunos seres vivos hacen para simular su muerte o simplemente dejar de sentir dolor desconectando tus sensaciones. O incluso, como una serpiente, puedes inyectar todo tu veneno para dañar al otro individuo. (El veneno como función inteligente de defensa).

Sé que todo puede percibirse para algunos como simples analogías, pero no hace falta ninguna ciencia para que lo compruebes, nosotros compartimos la misma información que otros seres vivos en este planeta.Y lo importante con esta información es generar catarsis; que logres identificar todos estos aspectos en los cuales estamos formulados y programados. Estos aspectos en los cuales nuestra mente está programada como un único ser. Yo simplemente te lo recuerdo.

Ahora revisemos la posibilidad de la opción número 2.

La opción número 2 entrar se trata de percibir con una comprensión más empática, más sutil, más abierta el mensaje que has recibido del ambiente (del individuo que creemos que no nos comprende) y en vez de responder instintivamente, podemos también lograr utilizar todo el poder de nuestras neuronas espejo para dirigir esa energía, esas emociones, esa conexión energética, esa información a través de toda tu experiencia humana hacia otro tipo respuesta. (Hablaremos de este tipo de neuronas en otro capítulo sobre cómo es que reflejan el estado emocional de las personas).

Entonces, a contexto:

Si tú rompes una piedra, la piedra simplemente se parte. Pero la piedra ya tiene una información interior que le permite mantenerse unida. Su composición físico-química le permite este estado. Podríamos entonces interpretar que las piedras están preparadas para la fragmentación. (Por alguna razón los minerales son tan importantes en el cuerpo humano, aunque dejemos esto para más adelante).

Cuando tu atacas a una planta. Esta no puede hacer nada. La planta continúa sobreviviendo hasta que ya no recibe más recursos del entorno para autosustentarse. Aunque también formula emociones, no las expresa. Cuando me refiero a formular emociones, me refiero a formular energía similar a la que nosotros utilizamos para sobrevivir. Pues las plantas instintivamente utilizan toda su energía emocional para lograr mantener activos sus procesos biológicos.

Cuando atacas a un animal, éste, por supuesto que se defiende. Podemos observar todos los sistemas de defensa que existen en el reino animal para sobrevivir, para continuar perpetuando su especie, como nosotros, los humanos.

Bajo esta consigna, puedes, por ejemplo, escoger responder como una planta y potenciar tus procesos biológicos para mantenerte vivo ante esta situación, no poniendo atención en la información, sino dirigiendo tu energía hacia a la máxima capacidad de supervivencia física. O puedes, por ejemplo, defenderte lanzando una mordida como lo haría un cocodrilo. O puedes, de otra manera, y armónicamente, elegir un estado de consciencia que te permite crear sobre el ambiente. Crear un nuevo estado sobre la persona que intenta provocarte algo.

Y esto es aplicable a cualquier campo, no sólo hacia tu cuerpo, sino hacia el entorno. Y este mismo estilo de respuestas y uso de nuestra energía es lo que nos permite crear programas de defensa, de supervivencia y, sobre todo, de re configuración del ambiente.

Al inicio de este texto mencionamos que las emociones se manifiestan en el presente para recrearlo. Pero no habíamos puntualizado que las emociones son una fuerza motora que nos permite hacer todo eso que realizan todos los seres vivos existentes en el planeta como manifestación sumándole que además puedes tienes aún mayor capacidad y habilidad para cambiar el ambiente.

El cerebro nació para permitirnos la creación, para permitirnos la experiencia de la mente a través de un propósito muy específico, la evolución. Para ir más allá del cuerpo físico, para ir más allá del instinto, para ser otro tipo de seres que aún existen, y permitirnos, con inteligencia, sabiduría, amor, arte y ciencia evolucionar nuestro ambiente.

Somos, querido lector, la continuación de algo más. Somos la misma naturaleza origen con herramientas que nos permiten llegar a otro lado.

Nadie puedo especificar a dónde vas a llegar, nadie puede decirte qué hacer, nadie puede elegir cómo llevarás acabo la opción. Lo que sí pueden hacer otros es inducirte. Crear programas, ambientes, ideologías, verdades en beneficios ocultos para dirigir la energía de tus emociones. Para hacerte responder instintivamente. Eso es lo que sí puede hacen, controlar a través de la información.

Y lo que tú puedes hacer, siendo mi misión recordarte cómo hacerlo es: de dónde vienes, cuál ha sido tu proceso evolutivo, y mostrarte la infinidad de opciones que tienes para responder al ambiente. Para no ceder a un programa que te limite y te mantenga sujeto a un estado no evolutivo del ser y que tú, al lograr hacerlo consciente, te permitas explorar tus posibilidades expresivas.

Tienes, entonces, la posibilidad en tu mente, en tu inteligencia, en tu consciencia y en tu imaginación, en tu memoria genética, en tu evolución celular y se permite a través de tu voluntad, de tus sueños, de tu determinación, y, sobre todo, se da a través de la conexión e integración tu mente con tu cuerpo. Esas son las divergencias del ser humano.

Con este breve contexto introductorio. Y a razón de que no hemos aún tocado el tema principal que lleva como título este texto, te comparto que claro que existen técnicas que nos ayudan a liberar nuestra energía emocional hacia el campo de la inteligencia, de la creatividad, de la resiliencia, de la neurogénesis, de la epigenética, (entre un sin sinfín de términos más que podemos integrar) para lograr resolvernos, para resolver el entorno y sobre todo para compartir nuestra experiencia genética.

Promoviendo información para que tú mismo puedas crear un programa sano y no limitante. Enseñando a dirigir nuestras emociones y energía hacia el acto creador. Para que cada individuo, en su conexión máxima, logre expresar un tipo liberación clave para la evolución en comprensión de que cada individuo tiene un propósito en su diversidad genética.

El sol nos brinda energía, las piedras nos permiten sostenernos ante la gravedad, el agua permite el fluir de las moléculas en una unión y separación más sutil, los árboles nos permiten el oxígeno, los animales son compañeros que nos demuestran nuestras posibilidades, especializados cada uno en su campo. Y, entonces, ¿qué son los seres humanos? ¿Para qué estamos aquí? ¿Por qué cada uno de nosotros es tan diferente y cómo cada uno puede integrar toda esta inteligencia evolutiva hacia un campo aún desconocido pero imaginable?

Bueno, lo siguiente a tratar en un próximo capítulo sería el propósito de la comunicación. Pues sí te das cuenta, todo acto evolutivo tiene un propósito comunicativo. Y los canales que utilizamos para comunicar, para transmitir, para emitir energía, para emitir información, para expresar una idea nos posibilitan la entrada a un siguiente estado del ser. Es la transformación de la energía. Es la transmisión de los programas que activan o desactivan la evolución. Reconociendo que no se trata de reprimir u obstaculizar, sino de redirigir. Dirigir la energía desde la consciencia a través de la atención, estimulación, hacia la liberación.

¿Es entonces posible promover la regeneración a través de la mente? Sí, pero existe un estado específico donde se potencia ese proceso. Jesús lo llamó Amor, Tesla redirección de la energía, Darwin evolución, Aristóteles reconfiguración, Bausch el sentir y Gandhi Independencia.

Nota: Como nosotros mismos podemos reprogramas nuestra mente de un pensamiento limitante, que tenemos acerca de nuestro cuerpo fisico, lo podemos cambiar mediante un simple ejercicio de pensar y ver el cuerpo fisico que queremos  y lo sano que deseamos ser. Podemos cambiar toda nuestra vision de nuestro entorno simplemente deseando y visualizando la vida que deseamos tener.

Por un mundo mejor,

Todos juntos en La Victoria de La Luz!

Agradezco la colaboracion de Rolando Ignacio León Salazar uno de nuestros Voluntarios de Prepare for Change por compartirnos este muy informativo articulo.

 

Deja un comentario