COVID: Si no han aislado el virus, ¿Cómo PUEDEN HACER UNA VACUNA?

Respuesta: No pueden.

 “Pero… pero, verás, tomamos un trozo de ARN, y lo inyectamos en la persona, y el ARN obliga a las células a fabricar una proteína que es muy similar a una proteína del SARS-CoV-2… y entonces el sistema inmunológico se pone en marcha y produce anticuerpos contra ESA proteína, y ENTONCES la persona ha conseguido la inmunidad contra el virus…”

Lo siento, no hay nada que hacer.

Como vengo demostrando desde hace meses, no hay pruebas de que el SARS-CoV-2 exista [1] [2]. Por lo tanto, no se puede suponer que “el trozo de ARN” que se inyecta esté relacionado con “el virus”.

Por lo tanto, la proteína que las células producen en el cuerpo se limita a DECLARAR que es similar a una proteína del “SARS-CoV-2” no probada.

Aquí no hay ningún CONOCIMIENTO.

Esa pieza de ARN que se inyecta en el cuerpo, ¿por qué deberíamos suponer que tiene algo que ver con un virus llamado SARS-CoV-2, cuando nadie tiene una muestra aislada de este “SARS-CoV-2”?

No debemos suponer.

Por lo tanto, todo lo que sucede, dentro del cuerpo, después de la inyección, está en juego. ¿A qué reacciona el sistema inmunitario?

En primer lugar, ¿por qué molestarse en fabricar una vacuna contra un virus cuando no se tiene el virus?

Hay varias maneras de atacar este absurdo, y todas se reducen a la misma línea de fondo: no hay virus demostrable, olvídate de la vacuna.

Se me ocurren analogías para explicar la locura de los virólogos de COVID

“Tres trenes chocaron anoche en las afueras de Chicago. Los investigadores que se presentaron en el lugar de los hechos esta mañana no encontraron ni una pizca de restos. Pero insisten en que la colisión se produjo, provocando una gran explosión. Se advierte al público que se mantenga alejado de la zona acordonada”.

Esas fantasiosas ilustraciones son MENOS extremas que: “Acabamos de lanzar una vacuna para un virus que nunca descubrimos”.

Ver mas informacion AQUI 

Como he explicado en otros artículos y entrevistas, “descubrir” la secuencia genética, la estructura del supuesto SARS-CoV-2, implica todo tipo de conjeturas [3] [4]. Los investigadores no están mirando a través de una especie de microscopio cósmico las filas de genes alineadas como los coches en el estacionamientos de un supermercado.

Los investigadores asumen -sobre la base de cero pruebas- que ciertas secuencias genéticas de referencia más antiguas de las bibliotecas están contenidas en “el nuevo virus”. Utilizan un programa informático para buscar esas secuencias y construir la supuesta estructura del “nuevo virus” y suavizar automáticamente cualquier arruga o hueco.

Esto sería del orden de la fabricación de un holograma de un arma que la policía afirmará que es el arma real utilizada en la comisión de un crimen.

“Sí, Señoría, esta imagen que ve flotando en el aire ES el arma que el Sr. Jones utilizó cuando asaltó el banco el mes pasado. No es una ‘representación’, como el abogado de la defensa quiere hacer creer. Estamos hablando de ciencia de vanguardia. Tenemos expertos que testificarán bajo juramento…”

Juez: “En otras palabras, señor, está diciendo a este tribunal que, si el cajero del banco tuviera algún tipo de programa ‘antiholograma’ en su ordenador, podría haber evitado el crimen con unos pocos clics de su ratón. Muy interesante. Permítame preguntarle, ¿en qué drogas está metido?”

Fiscal: “Ninguno, Señoría. En realidad, esos programas anti-holograma existen. En el ámbito de la virología COVID, se llaman vacunas, y protegen a la gente contra el SARS-CoV-2…”

Encima de las entradas de los institutos de virología, deberían inscribir: ALICIA EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS.

 

Fuentes: https://prepareforchange.net/2021/01/28/covid-if-they-havent-isolated-the-virus-how-can-they-make-a-vaccine/

 

 

 

Deja un comentario