7 Formas de Despertar a Tu Verdadera Naturaleza

Bienvenido al final de tu búsqueda espiritual…

Si estás familiarizado con nuestro sitio web, sabrás que todo gira en torno a estar preparados para el Evento en nuestro viaje espiritual por este hermoso planeta https://es.prepareforchange.net   dedicado a publicar la mejor informacion que podemos compartir con ustedes en Pro del conocimiento y la verdad.

Somos todos personas individuales que recorremos nuestro propio camino buscando un verdadero hogar y hemos ofrecido innumerables recursos para almas perdidas y buscadores espirituales en nuestra area de Psicologia y Mensaje de Maestros y Cultura General.

Hoy un moment mas en el que Prepare for Change en español llega con esta informacion muy importante para todos aquellos que estan en la búsqueda espiritual.

Sí, continuamos evolucionando y cambiando – esa es la naturaleza de la vida. Pero eventualmente, algo dentro de nosotros cambia en el nivel más profundo, y nuestro deseo de buscar la Unidad, la Totalidad y la Iluminación cesa. ¡Puf! Se desvanece. Desaparece.

“¿Por qué?”, te preguntarás.

La respuesta es que, de repente, nos damos cuenta de que todo lo que hemos estado buscando ya está aquí.

Nuestra verdadera naturaleza está siempre y para siempre al alcance de la mano.

Es como si el velo se hubiera arrancado de nuestros ojos, el espejo de nuestra mente se hubiera limpiado y las puertas de la percepción se hubieran abierto finalmente.

Y esto, amigos míos, es el fin de la búsqueda espiritual. Es el fin de la búsqueda agotadora, de la búsqueda, del anhelo, de la suspicacia, de la postración y de la oración por algo que ya está siempre aquí.

Es el fin de la identificación con el ego o el “yo”, y el comienzo de la comprensión, en el nivel más profundo, de que somos la Vida misma actuando de innumerables maneras y formas.

¿No es hermoso?

¿Cuál es Mi Verdadera Naturaleza? 

Quizá una pregunta mejor sea “¿qué no es mi Verdadera Naturaleza?”.

Hay innumerables nombres de infinitas tradiciones que apuntan a lo que es nuestra Verdadera Naturaleza. Se le ha llamado Brahman, Tao, Naturaleza de Buda, Conciencia de Cristo, Ser, Alá, el Absoluto, Conciencia no dual, el Espíritu Santo, Espíritu, Dios, Diosa, Satchitananda, Unidad – sólo para nombrar algunos.

Nuestra verdadera naturaleza se describe a menudo como infinita, ilimitada, pura, omnipresente, serena, silenciosa e incondicionalmente amorosa. Es el espacio del que todo surge y vuelve, y no tiene principio ni fin. Lo llamamos el Sagrado Salvaje, ya que se manifiesta tanto en forma como en ausencia de forma, y es, en última instancia, indefinible e incognoscible para la mente, que trata de limitarlo mediante construcciones mentales. Es la esencia misma de la paz interior y la libertad.

Por qué La Iluminación es una broma (¡no es gracioso!)

Para muchas personas, lo que les impulsa a continuar su búsqueda espiritual es la promesa de la iluminación. Después de pasar por un despertar espiritual, y tal vez por un despertar de la kundalini, y de haber hecho mucho trabajo interior, finalmente podremos ganar la iluminación, ¿verdad?

Pues ese es un chiste (sin gracia).

La iluminación es una gran zanahoria jugosa colgada delante de la mente voraz que cree que está rota y que le falta algo. En otras palabras, la iluminación es una historia creada por el ego que se siente separado de lo Divino. No existe.

La frustrante realidad es que cuando nos esforzamos por iluminarnos, estamos perpetuando nuestro sufrimiento y nuestra agotadora búsqueda espiritual. Creemos que el “yo” deficiente de aquí va a llegar finalmente a un estado futuro “iluminado” perfecto e ideal. Es una rueda de molino espiritual.

Cuanto más buscamos, más reforzamos el yo separado, el ego. Cuanto más se refuerza el ego, más buscamos. Y así continúa el ciclo de infelicidad y desesperación. Es como una trampa.

¿Puedes ver cómo esto puede ser agotador?

La iluminación no existe porque no hay un “yo” que se ilumine.

¿Cómo puedo iluminarme si el “yo” no es más que una historia mental para empezar, la misma historia que todo el viaje espiritual se propone desmantelar?

El objetivo del viaje espiritual no es reforzar este ego pequeño y separado, sino desenredar esta energía del “yo” contraída, hacer espacio en la mente y permitirnos saborear la Verdad de Quienes Realmente Somos y que es Nuestra Verdadera Naturaleza.

El autor y profesor Scott Kiloby lo expresa de otra manera:

Hay muchos métodos espirituales y sistemas de creencias que prometen la realización futura, la felicidad, el dinero u otros éxitos. Si te fijas bien, toda la idea de que puedes obtener algo de la espiritualidad se basa en una premisa falsa, que es que hay un “tú” separado que carece de algo… Mientras busques la iluminación, la iluminación no está disponible. Al buscar, actúas desde el falso concepto de que eres un yo separado al que le falta algo. Es ese mismo concepto el que crea la necesidad de una búsqueda. La iluminación es la comprensión de que no hay un “tú” separado que pueda obtener algo personalmente de la vida. Sólo hay vida y tú eres ESO. No hay separación. En esa realización, toda tu resistencia a lo que es se desvanece y se revela la verdad más profunda de la espiritualidad.

7  Formas de Despertar a Tu Verdadera Naturaleza

 En primer lugar, es crucial entender una cosa. Despertar a tu Verdadera Naturaleza, reconectar con tu Alma, como quieras decirlo, no sucede por “tu” acción. Ocurre por gracia; Y esta llega cuando llega.

Dicho esto, aunque no se puede controlar cuándo se rompe la cáscara, cuándo cae la semilla y cuándo florece el capullo, sí se puede crear un buen ambiente que favorezca este florecimiento.

Aquí hay siete maneras de despertar a tu Verdadera Naturaleza:

1.- Comprende que todo lo que necesitas ya está aquí.

 Está aquí. Está en ti, está en mí, está en toda la vida, tanto sensible como insensible. Está en todas partes. Mientras tú estés, está aquí. Está en ti, está en mí, está en toda la vida, tanto sensible como insensible. Está en todas partes. Mientras lo busques, no podrás encontrarlo porque supones que está en otro lugar.

– Gangaji

“Todas las respuestas están dentro”. Sé que suena a cliché, pero hay una razón por la que es un dicho común. Acompáñalo de una práctica de gratitud y saldrás del interminable juego de buscar, esforzarse y consumir que es la piedra angular del materialismo espiritual. En su lugar, profundizarás gradualmente en la apreciación de la belleza de lo que Es y de la sabiduría que siempre está accesible dentro de ti.

2.- Simplificar, purgar y hacer espacio.

 Llevamos mucho desorden en nuestras vidas. Cualquier tipo de desorden es un peso para la mente (que hace que la mente se vuelva hiperactiva). El desorden puede ser lo que poseemos o aceptamos externamente o, alternativamente, lo que llevamos internamente. Ejemplos de desorden externo pueden ser el exceso de pertenencias, demasiados compromisos innecesarios y compromisos sociales desordenados.

El desorden interno puede incluir, por ejemplo, creencias, ideales, deseos y traumas no examinados. No estoy diciendo que debas venderlo todo, cortar los lazos con todo el mundo e irte a vivir a un convento o monasterio. En lugar de eso, intenta hacer todo el espacio que puedas en todos los ámbitos de la vida. Practica el no apego. Hazlo a tu propio ritmo con amor propio. Hacer espacio permite que lo que es importante crezca y florezca.

El psicoterapeuta Robert Johnson  hace eco de este sentimiento, escribiendo:

Crear espacio” es tanto permitir la realización de nuestro Ser superior inherente como permitir que la existencia nos “envíe” cosas deseadas. En este sentido, “crear espacio” es una metáfora de la autorrealización… Cuando no creamos espacio, cuando estamos demasiado presentes en nuestro yo y sus tensiones crónicas y su desconfianza en la existencia, no hay espacio en nuestro interior para que se produzca la creación.

3.- Sé sincero y comprométete con una práctica espiritual madura

Tu práctica espiritual no te “ganará” el despertar o la autorrealización de tu Verdadera Naturaleza, pero te ayudará a hacer fértil el jardín de tu ser (si eso tiene sentido). Como escriben Bonnie Glass-Coffin Ph.D. y don OscarMiro-Quesada:

Porque es difícil permanecer despierto a nuestra verdadera naturaleza, incluso después de haberla vislumbrado. El ego lucha poderosamente contra nuestra iluminación. Por eso es tan importante la práctica espiritual.

Por eso las prácticas como la meditación y el trabajo interior son tan vitales. Ayudan a hacer espacio interno (y externo), a deshacer los nudos y las contracciones internas y a relajar nuestro interior. Nos ayudan a experimentar la madurez espiritual.

4.- Aprende a confiar en tu propia autoridad interior

Debemos estar con conciente de nuestra auto-soberanía y la confianza en la propia autoridad interior. Sin esta confianza, es demasiado fácil ceder nuestro poder a los sistemas de creencias limitantes, a los gurús, a los maestros y a otras personas que quieren que compremos su visión del mundo. De hecho, es demasiado fácil desviarse cuando no tenemos fuego interior, ni sentido interno de nuestra propia soberanía divina.  (Ver tambien El Soberano Integral II AQUI:)

El maestro espiritual Jeff Foster se hace eco de esto, señalando que, finalmente, no tenemos más remedio que confiar en nuestra propia autoridad interior (¡así que mejor ahora que después!):

Todas tus nociones preconcebidas de “iluminación” se romperán en mil pedazos; tus felices ideas de “despertar espiritual” no sobrevivirán a esto, ¡oh no! Te verás forzado a un encuentro cara a cara con la vida, sin el consuelo de mamá y papá, sin el escudo de la creencia, sin la protección del ego, sin la aparente seguridad de los puntos de referencia fijos. Incluso tus más queridos gurús espirituales y filósofos ya no servirán de nada. El placer y el dolor en bruto, sin filtros, ¡por fin! Ya no estarás entumecido, serás tan suavemente vulnerable como al principio, antes de que conocieras el bien y el mal, el bien y el mal, Dios y el diablo.

Al principio, esto será aterrador, esta confianza total en la autoridad interior, en tu tripa, en tu vientre, en tus intestinos, esta apertura absoluta a la experiencia, este honor a ti mismo; pero aprenderás a confiar en el camino de ningún camino exterior, y harás tu nido en el cálido seno de la inseguridad, para hacerlo seguro. Y todo se mantendrá en el más profundo silencio. ¡Oh sí, seguro que habrá angustia! Pero también habrá alegrías, como las que sólo has soñado”.

Confiar en tu autoridad interior no significa convertirte en un ególatra o negar toda ayuda u orientación de fuentes externas. No. Por el contrario, significa honrar tu sabiduría innata y profunda que está fuera del reino de la mente por completo.

6.- Sé consciente de los trucos, estratagemas y estafas del ego

No es necesario demonizar al ego, pero es un tipo tramposo. Hará todo lo posible para convencernos de que si sólo alineamos nuestros chakras un poco más, despertamos nuestra kundalini, o limpiamos todo el karma pasado, nos iluminaremos. Si eso no lo hace lo suficientemente difícil, también tendremos otros egos confirmando estos engaños a nuestro alrededor – y es por eso que practicar el discernimiento espiritual es tan crucial. Sin estar atentos y ser capaces de ver claramente a través de nuestro propio engaño, es fácil quedar atrapados  en la red de una pegajosa telaraña cosmica

Recuerda que el despertar a nuestra Verdadera Naturaleza no es algo “logrado” desde el yo individual, el yo.

6.- Explora la naturaleza del “yo” 

Para despertar a nuestra Verdadera Naturaleza necesitamos ser capaces de distinguir lo que es realmente verdadero para empezar. En otras palabras, necesitamos tener una experiencia directa de la naturaleza transparente/transitoria del ego y de la presencia inmutable que hay debajo.

Tal vez la forma más sencilla de hacerlo sea a través de la autoinvestigación, o formulando la pregunta “¿Quién soy yo?”. Esto puede hacerse en la meditación o en la contemplación. El sabio indio Sri Ramana Maharshi popularizó esta técnica, que ha sido adoptada y enseñada en muchos círculos de meditación y campos espirituales.

Entonces, ¿quién eres tú? ¿Qué hay en ti que no esté sujeto al nacimiento, al cambio y a la decadencia? Te dejo que lo descubras 🙂 No dudes en ver las siguiente informacion “Autoconocimiento del SerAutocomocimiento del Ser II  para obtener más orientación.

7.- Es sencillo

Después de leer todo esto puede que pienses: “vaya, todo esto es muy complejo”.

No te preocupes. No lo es. Pero lo parece.

Nuestra mente tiene una forma de complicar las cosas; de crear historias y obstáculos que realmente no existen, de hacer una montaña de un grano de arena. Creer que debemos “ganarnos” el camino hacia la libertad.

Como escribe el maestro espiritual Unmani:

Después de buscar la plenitud o la iluminación durante años, que me digan que ya estoy realizado e iluminado parece demasiado fácil. Seguramente debe ser algo más, algo muy espiritual’. Las personas iluminadas deben actuar de una determinada manera y tener un determinado aspecto. Deben ser vegetarianos y no fumar ni beber. Los iluminados son personas que han alcanzado un estado espiritual especial después de años o vidas de meditación y autoindagación. Han disuelto todos sus nudos kármicos y han abierto todos sus chakras. Esto se manifiesta en su compasión y en su aura de amor incondicional por la humanidad… ¿Por qué la vida no iba a ser fácil? Se supone que tiene que ser difícil porque en la obra, cuando quiero conseguir algo, parece que tengo que trabajar duro para conseguirlo. La naturaleza de la Vida no es difícil. Mira una flor; ¿se esfuerza mucho para ser una flor? ¿Necesita mantener la imagen de “flor” para ser una flor? Lo que se señala aquí es simplemente que la Vida se reconoce a sí misma. La vida siendo la vida. La flor siendo flor. Es tan fácil que todo sucede por sí mismo.

En otras palabras, esto es todo. Tú lo eres. Ya eres lo que buscas. No necesitas pretender ser algo o alguien especial. Lo que buscas no está en un estado ideal futuro. Todo está ya aquí. ¿Por qué no habría de estarlo?

Cuando nos orientamos hacia esta simplicidad, encontramos la verdad. Descubrimos una puerta del despertar. Aprendemos que la simplicidad es la verdad. Comprendemos que la simplicidad es clara, pura e impoluta, mientras que la complejidad es de la mente, que es enrevesada, dramática y estresante. La mente cree que todo debe ser un juego súper complicado. Esto le da a la mente la ilusión de que está “logrando” algo especial mientras se preocupa. Pero lo que busca es lo que ya es, ¡y lo que ya es no se puede lograr!

Así que avanza hacia la simplicidad. Y averigua qué significa eso para ti.

Despertar a tu verdadera naturaleza es tanto un final como un principio. Es el final de la búsqueda espiritual pero el principio de la libertad. Y en última instancia, eso es todo lo que buscamos al final del día. En el corazón de cada solitario que camina en la búsqueda interior está el anhelo de reunirse con aquello que realmente somos.

Una recomendacion de mi parte tambien les invito a leer  ?Que es emponderamiento?  para mas informacion.

Por Un Mundo Mejor,

No sigas buscando, SE TU, y practica lo que haz aprendido que te hace sentir bien.

¡Victory of The Light! 

 

 

 

Deja un comentario