La parasitosis no es, como piensa la mayoría, un problema de países en vías de desarrollo fruto de la falta de infraestructura de higiene y bajas condiciones de salubridad.

La realidad es que los parásitos también campan a sus anchas en los habitantes de países más acaudalados como el nuestro.
Se ha demostrado cientificamente que son los responsables de producir todas las emfermedades en el cuerpo humano.

Y de nuevo nos equivocamos cuando pensamos que se contentan con alojarse en el intestino. La cruda realidad es que pueden invadir cualquier parte del cuerpo. De hecho, algunos parásitos exhiben preferencias por un órgano determinado que difiere según la especie, fenómeno que se conoce como tropismo. Por ejemplo, la diforilaria se suele alojar en el corazón y el euritrema pancreático en el páncreas como indica su nombre.

El ascaris normamente se instala en el pulmon, lo que ha estado probocando los sintomas que le han atribuido al covir, por lo cual la persona llega a morir.

La eminente dra. Hulda Clark descubrió tras décadas de investigación que el origen de todas las enfermedades es el mismo: parásitos y tóxicos.
Lo que no está claro es si fue primero el huevo o la gallina, pero la conjunción de parásitos y tóxicos en los órganos afectados es una constante sea cual sea la patología.
La doctora Hulda Clark propone un protocolo totalmente natural y muy efectivo para acabar con todo tipo de parásitos a base de clavo, ajenjo y cáscara de nuez de nogal negro

Por qué la desparasitación herbal es más efectiva que los medicamentos antiparasitarios.

Las medicinas antiparasitarias son extremadamente tóxicas y vienen acompañadas de numerosos efectos secundarios, incluso en pequeñas dosis. Y por si esto fuera poco, cada fármaco sólo es efectivo para dos o máximo tres parásitos, resultando ineficaz para erradicar el amplio espectro de parásitos que albergamos.

Pongamos como ejemplo el antiparasitario para erradicar amebas y Giardia, que puede causar en las dosis prescritas fuertes náuseas y vómitos.
Como en todos los casos, y éste no es una excepción, ningún medicamento es capaz de superar a la naturaleza.

El tratamiento de Clavo, Ajenjo y tintura de cáscara de Nogal negro resulta efectivo en más de un centenar de parásitos y además sin efectos secundarios.
Los únicos parásitos que no se eliminan completamente con este protocolo, requiriendo de un tratamiento adicional, son las lombrices como el Ascaris, la Tenia o los oxiuros.

Aunque te sirvas del Zapper de forma regular para acabar con parásitos, virus y bacterias también es importante realizar el recordatorio desparasitante semanal.
¿Por qué? porque la corriente del zapper no llega a enclaves de difícil acceso como el interior del intestino, ojos, testículos o abscesos dentales. La electricidad tampoco tiene la intensidad suficiente para penetrar en el interior de las Piedras de la Vesícula y del Hígado, uno de los refugios predilectos de los parásitos donde quedan a salvo de la corriente del Zapper.

Por otro lado, la Desparasitación herbal resulta más eficaz si se combina con el uso del zapper.

Protocolo y duración de la Desparasitación herbal

El protocolo desparasitante tiene una duración mínima de 4 semanas. Durante las primeras dos semanas se aumenta progresivamente la dosis el ajenjo, clavo y tintura de cáscara de nogal negro para ir acostumbrando al organismo. Pero si prefieres acelerar el proceso, como la desparasitación herbal no tiene efectos secundarios, puedes empezar el tratamiento con la dosis del día 14, lo que reduce el tratamiento en dos semanas.

Es conveniente realizar el recordatorio desparasitante una vez a la semana como mantenimiento de forma indefinida.

Si tienes animales domésticos como gatos o perros resulta imperativo que les desparasites periódicamente, dado que las mascotas están constantemente reinfectándose. Paralelamente se recomienda utilizar el Ozonador una vez a la semana para desinfectar cada habitación de la casa que frecuenten las mascotas.
Beber agua ozonizada ayuda a eliminar los síntomas de desintoxicación que puede producir la desparasitación, al liberarse las bacterias que albergaban los parásitos.

Los bebés y niños también se benefician enormemente de la desparasitación. La dosis adecuada depende de la edad.

Tintura de Nogal Negro

La Tintura de Nogal Negro ataca los parásitos adultos. Ya en el antiguo Egipto era ampliamente conocida, donde se usaba para expeler los parásitos intestinales. Estos son los componentes de la tintura de nogal:

Juglona: elimina parásitos, bacterias, virus y hongos.

Taninos: antibacterianos, anticancerígenos, antidiarreicos, antihepatotóxicos, quelantes, antihipertensivos y antitumorales. Es una defensa natural de la planta contra patógenos y condiciones meteorológicas adversas.

Es la cáscara verde que rodea a la nuez del nogal negro la que tiene efectos antiparasitarios. Cuando se vuelve negra, pierde dichas propiedades. Los frutos caen al suelo al principio de la primavera. En una semana o dos se vuelven negros y empiezan a estropearse. La Dra. Clark advierte que muchas de las marcas de tintura de nogal negro que se venden en el mercado son obscuras, lo que indica que no han sido recolectadas a tiempo, y por tanto, la tintura no tiene ningún efecto antiparasitario. Por otro lado, algunas marcas tienen goteros de goma que desprenden ácido malónico, cerio y metales pesados (evitar todos los suplementos nutricionales, hierbas, vitaminas o medicinas con goteros de goma).

La cáscara de Nogal Negro es muy efectiva en casos de estreñimiento. Se dice que elimina verrugas. Sus cualidades astringentes reducen la sudoración excesiva. Ayuda a controlar los síntomas de menorragia, excesiva pérdida de sangre durante la menstruación. Es un excelente detoxificante hepático.

Clavo

El Clavo (Eugenia aromaticus) destruye los huevos de los parásitos. El clavo que se vende molido en las tiendas ha perdido su potencia antiparasitaria. Para que sea efectivo se debe tomar recién molido o, para preservar su potencia, encapsularse inmediatamente una vez molido.

Las propiedades anti-inflamatorias, antibacterianas, antifúngicas y antioxidantes del clavo son bien conocidas.

Alivia el dolor de muelas y encías. Un remedio tradicional para calmar rápidamente el dolor consiste en colocar un granito de clavo sobre la muela dolorida.

Ayuda a eliminar espasmos intestinales y gases.

Antiguamente se usaba para dejar de vomitar. En China durante más de 2.000 años se utilizó el clavo como afrodisiaco.

Contribuye a la salud del sistema circulatorio y estimular el sistema inmunológico.
El clavo alivia los síntomas del asma y la bronquitis, así como los dolores musculares provocados por lesiones o artritis reumatoide.

 Ajenjo

El Ajenjo ataca las larvas de los parásitos. Es altamente tóxico para las células cancerígenas, pero no para las sanas.

Se empleaba tradicionalmente en China para tratar la malaria. En algunas patologías como Cáncer, Epilepsia, Candidiasis, Depresión, Asma, Artritis, Dermatitis, Eccema, Psoriasis, Lupus, Fibromialgia y Alzheimer es necesario realizar también la desparasistación de Áscaris, para lo que hay que seguir un protocolo adicional, puesto que la desparasitación herbal destruye los parásitos adultos, pero no los huevos que albergan en su interior.

“TODOS TENEMOS PARÁSITOS”. Del libro “Cura y Prevención de todos los Cánceres” de la Dra. Hulda ClarkPero si estamos todos altamente parasitados, ¿por qué la medicina convencional no suele detectarlos?

Quiero saber por qué .

La desparasitación herbal es compatible con cualquier tratamiento o medicación que estés siguiendo.Por precaución no realizar la desparasitación herbal durante el embarazo o lactancia. Durante la lactancia utilizar el zapper para desparasitación como alternativa a la desparasitación herbal. Sin embargo, es recomendable que los bebés realicen la desparasitación herbal en las dosis recomendadas para su edad.La eminente investigadora Hulda Clark ha analizado durante años cientos de suplementos alimenticios detectando hongos, metales pesados, solventes y otros tóxicos en la mayoría de ellos. Por tanto es muy arriesgado usar suplementos alimenticios si no los hemos analizado nosotros mismos con el sincrómetro (aparato diseñado por la doctora Clark) o proceden de una fuente fiable. Los suplementos de la marca DrClark, cuentan con la certificación de la doctora, que garantiza que están libres toda clase de hongos, metales y otras sustancias tóxicas.
Resulta preferible no tomar ningún suplemento que tomar suplementos contaminados: además de tirar el dinero comprometes tu salud.

Más información sobre el protocolo de desparasitación herbal en el libro La Curación es posible de la Dra. Hulda Clark.

“Los indios nativos americanos sabían muy bien que los humanos estamos parasitados. Otros pueblos originarios del Ártico al Antártico tampoco desconocían que estamos tan parasitados como los animales. Era pues habitual el uso de purgas que inducían vómitos y diarrea que les libraban de tan molestos invasores.

Muchas culturas han continuado con prácticas similares hasta mi infancia. Recuerdo cuando me forzaban a tragar una mezcla de sulfuro, melaza y cebolla cruda. ¡Qué horrible me parecía entonces! Sin embargo reducía la carga de parásitos y lombrices que todos acarreamos aún sin saberlo. ¡Cuánto nos hemos desviado del camino! ¿Por qué razón hemos relegado al olvido prácticas ancestrales llenas de sabiduría?Mis investigaciones han desvelado que el eczema lo causan las lombrices y que las crisis epilépticas ocurren cuando el omnipresente Ascaris consigue penetrar en el cerebro.La esquizofrenia y la depresión también la originan parásitos alojados en el cerebro. No se desencadenan crisis asmáticas sin la presencia de Ascaris en los pulmones.La diabetes la provoca el Euritrema, parásito pancreático del ganado. El responsable de las migrañas es el parásito Strongyloides. La Leishmania es la causante del Acné rosácea.Muchos de los problemas cardiacos se atribuyen a la Dirofilaria, una lombriz muy común en los perros. La lista es interminable”. Extraído del libro “La Cura de todos los Cánceres” de la Dra. Hulda Clark

Historia de la Electricidad en la medicina

Historia de la Electricidad en la medicinaLa electricidad es el fundamento de la vida. Hace miles de años que la medicina china conoce la naturaleza eléctrica del cuerpo. Según ellos todas las enfermedades tienen su origen en bloqueos energéticos que ocurren en el cuerpo.

Es conocido que el cerebro y el corazón funcionan con impulsos eléctricos, que se miden, respectivamente, en los encefalogramas y en los electrocardiogramas, pero el funcionamiento de todo el organismo en su conjunto se basa en la electricidad. Todas las células se comunican mediante impulsos electromagnéticos, al ser el medio de comunicación más rápido. La señalización por reacciones químicas resultaría muy ineficiente teniendo en cuenta que la cantidad de información que una célula trasmite por segundo es tan grande que se necesitarían 100 años para leerla si se imprimiese.

Incluso los leucocitos, el tipo de glóbulos blancos más abundante del organismo, matan bacterias y hongos patógenos electrocutándolos.

El uso de la electricidad en medicina se remonta a la época romana, donde el médico Scribonius Largus en el 46 AC curaba el dolor de cabeza y la gota de sus pacientes ayudándose de un pez que emitía descargas eléctricas. Los peces eléctricos como la anguila se han venido utilizando de forma intermitente en medicina hasta el año 1745, en el que fueron sustituidos por electricidad artificial, la cual permitía controlar la intensidad de forma más precisa. En el siglo XIX la bioelectricidad (electricidad de baja intensidad aplicada al organismo) era un tratamiento rutinario en medicina, hasta que en el siglo XX la industria farmacéutica eliminó de un plumazo todas las terapias que no se apoyaban en el uso de medicamentos.

El conocido ingeniero electrónico de origen ruso Georges Lakhovsky inventó en 1935 un oscilador de onda múltiple con el que eliminó numerosas patologías en humanos, animales e incluso plantas. En los años 60 el físico Robert Beck retomó el trabajo de Lakhovsky, que culminó con la creación de un pequeño dispositivo que emitía microcorrientes. Según Beck, el rango de frecuencias de múltiples longitudes de onda de su dispositivo permite que cada célula encuentre su única frecuencia resonante, y se regenere al absorber energía de la longitud de onda que le es propia.

La aplicación de microcorrientes se lleva usando mucho tiempo en el caso de mordeduras de serpiente, puesto que la electricidad neutraliza instantáneamente la toxicidad del veneno.

Más recientemente, las investigaciones realizadas in vitro en 1990 en el Colegio de Medicina Albert Einstein de Nueva York reportaron que el uso de microcorrientes (50-100 microamperios, equivalente a la corriente que emite un marcapasos) inhabilitaba una enzima crucial para la reproducción del virus del Sida. Por supuesto, los medios de comunicación no se hicieron eco de este descubrimiento susceptible de salvar la vida de miles de personas a un coste prácticamente despreciable.

Se ha comprobado que la electricidad promueve la curación de fracturas en los huesos y estimula su crecimiento. En un experimento científico se aplicaron microcorrientes a una muestra de sangre. El análisis bajo microscopio reveló que permanecía viva muchos días después de que la sangre no tratada hubiera muerto.

Hace poco tiempo apareció un artículo en la prestigiosa revista “Physics Today” que explicaba como campos eléctricos de baja intensidad ralentizaban el crecimiento de ciertos cánceres. Se constató que campos eléctricos, lo suficientemente pequeños para no provocar aumento de temperatura, pueden inhibir la progresión del cáncer, debido a factores que conciernen la división celular.

Bibliografía:

– Dra. Hulda Clark: “La Curación es posible”, “The Cure for all Cancers”, “The Cure for all Advanced Cancers”, “The Prevention for all Cancers”, “La Cura y Prevención de Todos los Cánceres” (su último libro publicado en 2008) y “The Cure for HIV and AIDS”
– Alan E. Baklayan: “Parasites – the hidden cause of many diseases”
– Becker & Selden. “The Body Electric. Electromagnetism and the Foundation of Life”
– Denie Hiestand. “Electrical Nutrition”
– Ann Louise Gittleman. “Guess What Came to Dinner?: Parasites and Your Health”
– Hanna Kroeger. “Parasites. The enemy within.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here