Científicos de Harvard dicen que puede haber una antigua Tierra dentro de nuestro planeta

Harvard University scientists believe they have found evidence that an ancient Earth exists inside of our Earth
Científicos de la Universidad de Harvard  creen que ellos han encontrado evidencia de que una antigua Tierra existe dentro de nuestra Tierra

De acuerdo a un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard, hay evidencia de remanentes de una antigua Tierra oculta debajo de las capas superiores de nuestro planeta.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard cree que han encontrado suficiente evidencia para apoyar la idea que hay una antigua Tierra existiendo dentro de nuestro planeta. Por antiguo, nosotros significamos al momento nuestra planeta se ha formado, billones de años atrás.

El equipo de investigadores cree que un previamente inexplicado ratio isotópico desde la profundidad dentro del planeta podría ser materiales remanentes desde una antigua Tierra antes de colisionar con un gigantezco cuerpo celeste que eventualmente condujo a la creación de la luna de la Tierra. Científicos de Harvard creen que esto podría ser los remanentes de una antigua Tierra que existió 4.5 billones de años, antes de la colisión mencionada arriba.

La creación de la Luna de la Tierra y su origen están entre algunos de los más grandes misterios científicos de la ciencia. Mientras nosotros estamos todavía inseguros sobre cómo se ha formado la Luna, hay varias teorías científicas que intentan explicar la formación del satélite ‘natural’ de la Tierra. Entre las teorías, la más ampliamente aceptada teoría sugiere que la Luna se ha formado algunos 4.5 billones de años atrás cuando nuestro planeta colisionó con un objeto celestial del tamaño de Marte llamado ‘Theia.’ De acuerdo a esta teoría, el calor generado por la colisión cósmica derritió el planeta provocando que los restos se dispersen, eventualmente creando la Luna que vemos hoy.

Sin embargo, de acuerdo a los científicos de Harvard liderados por Profesor Sujoy Mukhopadhyay, hay suficiente evidencia para sugerir que solo parte de la Tierra se derritió y que una antigua parte todavía existe dentro de la corteza terrestre. En otras palabras, esto significa que partes de la antigua Tierra, antes de la formación de la Luna todavía existe bajo nuestros pies, intocado por billones de años.

“La energía liberada por el impacto entre la Tierra y Theia podría haber sido enorme, ciertamente suficiente para derretir el entero planeta. Sin embargo, nosotros creemos que la energía del impacto no fué uniformemente distribuida a lo largo de la antigua Tierra. Esto significa que una significante parte del hemisferio impactado pudo probablemente haber sido completamente vaporizada, pero el hemisferio opuesto pudo haber sido parcialmente escudada, y no ha experimentado el completo derretimiento.” –Profesor Mukhopadhyay.

Para llegar a esta conclusión, el equipo de científicos analizó los ratios de isótopos de gas noble localizado profundo dentro de la corteza planetaria, y compararon los resultados de ratios de isótopos localizado mucho más cerca de la superficie. Ese estudio mostró que el ratio de 3He a 22Ne de la corteza menos profunda era mucho mas alto que la porción equivalente localizado profundo dentro de la corteza de nuestro planeta. Este descubrimiento condujo a los científicos a creer que ellos se toparon con dos enteramente diferentes materiales: aquellos pertenecientes a una antigua Tierra y aquellos pertenecientes a la nueva Tierra.

“Esto implica que el último impacto gigantezco no mezcló completamente la corteza, y no huba una corteza como un completo océano de magma,” dijo el Profesor Mukhopadhyay.

Más indicaciones apoyando esta teoría vino del análisis del ratio 129-Xenon al 120-Xenon. Gracias al material que fué traido a la superficie desde lo profundo dentro de la corteza del planeta demostró tener un mucho más bajo ratio que el promedio encontrado cerca de la superficie. Pues 129-xenon es producido por el decaimiento radioactivo del 129-lodo, los isótopos mostraron que la edad de formación de esta antigua parte de la corteza de la Tierra pertenece a los primeros 100 millones de años de nuestra historia planetaria.

“La geoquímica indica que hay diferencias entre los ratios de isótopos de gas noble en diferentes partes de la Tierra, y esto necesita ser explicado. La idea que una muy disruptiva colisión de la Tierra con otro cuerpo del tamaño de un planeta, el mayor evento en la historia geológica del planeta Tierra, no derritió completamente y homogeneizó la Tierra, esto desafía algunas de nuestras nociones sobre la formación planetaria y la energética de impactos gigantes. Si la teoría es comprobada correcta, entonces nosotros podemos estar viendo ecos de la antigua Tierra, desde un tiempo antes de la colisión,” dijo Profesor Mukhopadhyay.

“Este exitante resultado añade a la evidencia observacional los importantes aspectos de la composición fueron establecidos durante el violento nacimiento del planeta y está suministrando una nueva visión a los procesos físicos por el cual esto puede ocurrir,” dijo el Profesor Richard Carlson de la Institución Carnegie, Departmento de Magnetismo Terrestre.

Fuente: http://www.ancient-code.com/harvard-scientists-say-there-may-be-an-ancient-earth-inside-our-planet/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+ancient-code%2Ffeednow+%28Ancient+Code%29

Deja un comentario

Top
A %d blogueros les gusta esto: