La Reencarnación es Esclavización

                                  ¿Alguna vez se preguntó por qué en realidad reencarnamos? 

¿Por qué es que tenemos una vida tan corta, y, en su mayor parte, los únicos caminos espirituales son muy dudosas religiones y maestros? O por qué esas religiones se basan en estructuras jerárquicas? ¿Se ha preguntado por qué hay tanto mal en el mundo? Y por qué esas personas malas parecen ser los líderes de los hombres? Y la gran pregunta referente a la reencarnación: ¿Por qué no recordamos nuestras vidas pasadas? ¿Cómo podemos resolver nuestro pasado, si ni siquiera lo recuerda?

Vamos a través de nuestras vidas con nuestras vidas pasadas obsecionandonos, sin embargo, no podemos verlas. Llevamos  los hábitos residuales y rasgos de nuestros antiguos Yoes, sin embargo, no tenemos ni idea de dónde vienenían. En su mayor parte, no tenemos idea de lo que nos está afectando ahora. Por lo tanto, ¿cómo podemos resolver nuestros problemas del pasado? Sobre todo porque nos afectan incluso en esta vida?

¿Qué persona religiosa o maestro espiritual, o canalizador o yogui ha respondido satisfactoriamente a esta pregunta alguna vez? ¿Por qué no recordamos nuestras vidas pasadas?  La respuesta puede ser escalofriante.

Se describe en los textos védicos y Puránicos que la humanidad vivía muy larga y esperanzada  vida durante la edad de oro. Pasaron sus vidas en la meditación profunda y estaban en equilibrio y armonía con la madre naturaleza.  Entonces sucedió algo. En las antiguas leyendas, mitos y textos, se describe la caída del hombre.

“El hombre es perfecto en su origen, un ser divino que se ha degenerado en lo que somos.”

– RA Schwaller de Lubicz (Milagro egipcia)

“… el hombre primitivo fue el modelo más auténtico y representativo del hombre, y que todo el progreso humano, ya que, aunque al alza en algunas cosas, ha sido en su mayor parte un deterioro incesante … Todo el mundo que vino a continuación después que el hombre primitivo honrp  e incluso adoro a sus primeros padres como dioses de la luz, el conocimiento y la grandeza “.  – Joseph A. Seiss (Evangelio de las estrellas)

“Luego se añadió una profecía en la que predijo la proximidad del fin de la era divina y el comienzo de una nueva, en la que los veranos serían sin flores, las vacas  darian menos leche y  las mujeres desvergonzadas y los hombres sin fuerzas, en el que habrá árboles sin frutas y mares sin peces, cuando los hombres de edad darían juicios falsos y los legisladores harian leyes injustas, cuando los guerreros se entregarán unos a otros y los hombres serían ladrones y no habría más virtud en el mundo.”-(Profetízanos de Badb, Guerra Reina de Irlanda)

Entonces, ¿qué causó esta caída? Podemos ver que en un momento dado, los dioses del cielo vinieron, y a los seres humanos se les enseñó acerca de la agricultura y la ganadería, que es la esclavitud de los animales.

Con ese conocimiento llegaron a las ciudades, los reyes, los sistemas jerárquicos de control, ejércitos, la guerra, la esclavitud y el culto y los sacrificios de los dioses. Esta fue la caída del hombre. La humanidad cayó fuera de equilibrio y armonía con la madre naturaleza y por lo tanto comenzó a perder la virtud.

Entonces, ¿quién eran estos dioses que vinieron y dieron a la humanidad este conocimiento? De dónde vienen? Ellos no son de la Tierra. Llegaron a esclavizar a la humanidad, y exigir  sacrificios  de carne,  hueso, incluyendo sacrificios humanos. Exigieron a ser adorado. Y, como se lee en el antiguo testamento, Jehová destruiría razas enteras, o haria que  su “pueblo elegido”  las destruyera por él. Los gnósticos llamaron a estos dioses los arcontes…  Don Juan los llamó los depredadores.

Estos dioses se han estado alimentando de la humanidad durante miles de años. Ellos nos consideran su rebaño,  igual que nosotros consideramos a los animales de granja. Tanto arriba como abajo.

Se alimentan de nuestras emociones y energias negativas  y  se alimentan de nuestra adoración hacia ellos. Les gusta especialmente la sangre y el sufrimiento, por lo que crean conflictos,  violencia y las guerras entre los hombres.  Notece que la  mayoría de las guerras eran y han sido entre las religiones y el ansia de poder.

Pero también nos controlan a través de las religiones, las ideologías, los gobiernos, las sociedades, la propaganda, los medios de comunicación, etc. Otra forma de controlarnos es a través de la reencarnación. La reencarnación es una forma de esclavitud. Después de la caída, la duración de vida del hombre se redujo drásticamente.

Antes de la época actual, los hombres sólo vivieron una vida media corta, de 25 a 40 años. Eso no es suficiente tiempo para averiguar de lo que se trata la vida, especialmente si todo lo que se les dio eran las religiones de dioses. Tenían que trabajar todo el día, crecer y alimentar a sus familias y luego murieron.

Y entonces viene la pregunta de por qué no recordamos nuestras vidas pasadas. Estamos naciendo constantemente  en la ignorancia y el único conocimiento disponible es lo que los dioses nos dieron – religiones e ideologías.

Después de unos pocos años, morimos en la ignorancia y luego regresamos de nuevo. Esto mantiene la manada en orden. Sin ningún recuerdo, estamos prisioneros en la ignorancia, sin las herramientas adecuadas para liberarnos.

De vez en cuando algunas grandes almas fueron capaces de liberarse a sí mismos, pero los sacerdotes tomaron el control de sus enseñanzas. Ellos los sesgaron y los masacraron  en religiones.

Nos encontramos en una matriz, donde un construccion de luz artificial se ha superpuesto sobre el mundo real. Al igual que en la película, The Matrix, somos simplemente las baterías  de las que los dioses se alimentan. Esta es nuestra situación, en la que nacemos y morimos en una matriz de alimento a entidades malignas. Y por supuesto que tienen sus secuaces aquí en la Tierra que mantienen el rebaño en línea.

Así que la siguiente pregunta es: ¿Qué pasa cuando morimos? Cuando morimos, entramos en la matriz cósmica, otro falso constructor de luz que nos han inventado como cielo. Nuestras almas están atrapadas dentro de esta prisión de los dioses.

Después de algún tiempo en los cielos falsos, volvemos de nuevo en el mismo ciclo. Esto se conoce como la rueda del samsara, el ciclo de nacimiento y muerte.

La única forma de escapar de esta prisión es despertar a lo que realmente somos. Al dejar de lado todas las falsas creencias, dioses, ángeles, gurús, etc., y dejar de alimentar a estos falsos dioses con nuestra adoración, nuestra sangre, nuestras emociones y pensamientos negativos, y salir de todo el juego.

Aconsejo  leer:  Escapa de La Tampa Y Libera tu Alama

 

“Para ver el universo tal como es, debe ir más allá de la red. No es difícil hacerlo, porque la red está llena de agujeros. Mira la red y sus múltiples contradicciones. Que hace y deshace a cada paso. Quieres la paz, el amor y la felicidad, y trabaja duro para crear el dolor, el odio y la guerra. ¿Quieres longevidad y comes en exceso.  ¿Quieres amistad y explotas. Vea su red como esta hecha de tales contradicciones y eliminelas – su propio ver hará que desaparezcan “.– Nisargadatta Maharaj.

Vea la matriz como lo que es. Parece toda poderosa sin ninguna vía de escape, pero está llena de agujeros. Si usted tiene una mente abierta, discernimiento y los ojos para ver, todo este juego no es más que un castillo de naipes.

En algunas publicacion de preguntas sencillas he mostrado muchos ejemplos de cómo esta matriz entera se está cayendo a pedazos.

La pregunta es, va a despertar, o va a ser arrastrado en la red, para continuar en la rueda de nacimiento y muerte?

Imagínese lo afortunado que es al entrar en contacto con las llaves para escapar de esta prisión. Se puede ver lo confuso que puede ser con todas las religiones, las nuevas filosofías de la edad, los falsos maestros y enseñanzas. Veo que hay algunos grandes maestros que brillan por encima de toda esta confusión. Tome lo que pueda de ellos, pero arme su propio camino en su interior. Libérese de la prisión.

por Greg Calise  http://www.phoenixisrisen.co.uk/?p=4902 

 

1 comentario en “La Reencarnación es Esclavización

Deja un comentario