LA PAUSA CUANTICA

La respiración es la forma en que el instrumento humano se conecta a este punto de origen en cualquier lugar del espacio-tiempo. La respiración es el portal entre la dimensión física y los dominios cuánticos o interdimensionales, pero no es la respiración normal, autónoma, sino que es un patrón de respiración muy específico que llamamos Pausa Cuántica.

La pausa cuántica es un proceso simple de cuatro etapas que comienza con una inhalación de entre tres y seis conteos, dependiendo de su capacidad pulmonar, postura y grado de privacidad. Después de que haya recuperado el aliento, respirando por la nariz, lo retiene (pausa) por igual y luego exhala por la boca, nuevamente, por el mismo conteo, y luego presiona (pausa) por el mismo conteo.

El patrón de respiración se describe a continuación usando un ejemplo de un conteo de cuatro. La clave es mantener la simetría en cada uno de los cuatro segmentos del proceso. Si está utilizando un conteo de tres, aplíquelo por igual en cada segmento. No es esencial que monitoree esto con precisión, en su lugar, aplique un monitoreo informal de su tiempo para cada segmento y mantenga una consistencia en el flujo.

Un ciclo se describe arriba, y se recomienda hacer de tres a cuatro ciclos seguidos y luego volver a la respiración normal. Este período de respiración “normal” se llama período de consolidación. Mantenga los ojos cerrados durante todo el proceso y siéntese con la espalda recta en una posición cómoda, con ambos pies en el suelo.

Cuando comienzas tu período de consolidación, es el momento de enfocar y prestar toda tu atención a aquellas cosas que burbujean en la superficie de tu conciencia, sabiendo que éstas surgen por una razón. Este es un momento excelente para aplicar las Seis Virtudes del Corazón (aprecio, compasión, perdón, humildad, valor y comprensión) a cualquier pensamiento o sentimiento que se manifieste.

Este período de consolidación generalmente dura entre tres y cinco minutos, pero no hay límites de tiempo establecidos. Usa tu intuición para guiar este período de tiempo. En general, cada repetición de la consolidación, y en general son cuatro o cinco, se llena de pensamientos o sentimientos, y cuando ingresa en el período de consolidación final, se ha vaciado de pensamientos y sentimientos y ha ingresado en el dominio cuántico.

El siguiente diagrama muestra una sesión típica de pausa cuántica. Observe que hay tres ciclos de respiración y luego un período de consolidación en este ejemplo particular. Esto se repite cuatro veces. Puede tener hasta cinco ciclos de respiración intercalados con períodos de consolidación, de nuevo, la simetría es importante.

La aplicación de la Pausa Cuántica puede parecer una forma poco probable de desactivar el Marco de Supresión de la Soberanía Integral y manejar más efectivamente la etapa de transición en la que nos encontramos, pero lo aliento a que lo pruebe durante tres semanas y vea qué resultados obtiene. Solo a través de su propia experiencia puede juzgar el mérito de la pausa cuántica.

Si, después de tres semanas de práctica diaria, experimenta una nueva claridad y conexión con su punto de origen, entonces se sentirá motivado a continuar, y en esta decisión habrá establecido su nuevo Primer Punto en el que se puede encontrar la unidad incondicional, la igualdad y la verdad. .

Hay muchos matices en la técnica de la Pausa Cuántica, y te animo a que los descubras por tu cuenta, a tu manera. Esta es solo una técnica básica que he compartido contigo, pero hay sutilezas en esta técnica que son mejoras poderosas y se te ocurrirán mientras estás en el proceso de usar la técnica, así que permanece abierto mientras lo practicas.

 Algunas sugerencias rápidas para comenzar. La pausa cuántica inmediatamente después de la exhalación puede proporcionar una sensación sutil de pánico para algunas personas. Si esto ocurre, acorte su conteo para que tenga menos tiempo para cada segmento. Por ejemplo, si estaba usando un ciclo de cuatro conteos, acórtelo a tres. Este sentimiento de pánico desaparecerá a medida que practiques la técnica. Estos “enganches” o pausas cuánticas tienen un propósito que llegará a comprender.

También le sugiero que concentre su atención en su respiración: su sonido, su textura, cómo se siente dentro de sus pulmones, cómo se forman sus labios al exhalar, cómo fluye a través de su sistema, etc. Este enfoque lo alinea con El primer punto o el punto de origen de tu Soberano Integral porque es el aliento que es el Portal del ser infinito y eterno que realmente eres, y es a través de este portal que se manifiesta en lo físico.

 Cuando se utiliza la PAUSA CUANTICA, existe una tendencia natural a buscar la experiencia de la Luz o ver nuevas dimensiones, hablar con los Seres o incluso con Dios, o tener una experiencia de “wow” que realmente confirma que estás en el camino correcto.

La práctica de LA PAUSA CUANTICA te traerá nuevas experiencias y conciencia, pero dejará tus expectativas atrás. Una vez más, los seres humanos aman los estímulos visuales. Les encanta ver las dimensiones superiores como si ver es creer. Pero todo lo que está en el espacio-tiempo cuántico no se ajusta al Sistema Mental Humano. Quantum es origen. Es metafísico, que precede a los datos visuales, acústicos y sensoriales. Precede a los sentimientos y pensamientos. Existe antes de estos estímulos y, de hecho, se oculta detrás de ellos en cierta medida.

La experiencia “wow” puede manifestarse en una forma que su HMS no puede interpretar o traducir en imágenes, palabras, sentimientos y pensamientos. Por lo tanto, haga su mejor esfuerzo para eliminar las expectativas de una naturaleza experiencial y simplemente siga su respiración.

En el momento en que el Soberano Integral llegue a su HMS y anuncie su presencia, nunca lo olvidará, ni lo confundirá con otra cosa que no sea lo que es. Y cuando llegue ese momento, es posible que se esté cepillando los dientes, escribiendo un correo electrónico o descansando en el sofá. Sucede en su propio tiempo. Esta orientación práctica te ayuda a moverte por la vida con mayor armonía. También puede encontrar valor en la práctica del momento cuántico.

 El momento cuántico está diseccionando su día en pasajes de tiempo. En otras palabras, los “momentos”, en esta definición, son pasajes de tiempo o eventos. Por ejemplo, digamos que te levantas de la cama por la mañana; ahora estás comenzando un nuevo pasaje o momento cuántico. Antes de pasar al nuevo pasaje, practica una pausa cuántica abreviada: uno o dos ciclos de respiración: inhalación, pausa cuántica, exhalación, pausa cuántica. Esto restablece su Primer Punto, conectando a tierra su instrumento humano basado en el físico en el dominio cuántico.

A medida que pasas por el paso de despertarte, lavarte la cara, lavarte los dientes, etc., estás pasando por pasajes de tiempo. El momento cuántico, como su primer punto, percibe que el individuo es soberano e infinito y existe aquí. Aquí. No está volando en los planos del alma; no está escondido en las ropas de un Dios o Maestro; no está separado de tu instrumento humano; Y no evita la condición humana. Es, y siempre será, aquí mismo.

Como se dijo anteriormente, el momento cuántico es un paso del tiempo que se siente como un portal y se ingresa en un portal de experiencia diferente al del pasaje anterior. Pueden ser simples, como caminar desde su automóvil a su estación de trabajo en la oficina, es un momento, y al momento siguiente suena el teléfono y usted pasa al nuevo momento de hablar con alguien.

 Toda tu vida es una serie de momentos o pasajes de tiempo, y en cada pasaje estás acompañado por tu Yo infinito que busca una cosa en esta Tierra: la autorrealización de sí misma dentro del instrumento humano. En nuestro mundo, la información y el conocimiento se distribuyen como hidrantes de incendio destapados, expulsando en todas direcciones.

Todos te están diciendo que el camino a la verdad es así o así, y el “camino” conduce a la separación y, por lo tanto, al engaño. Mientras está en el Momento Cuántico, verá que la bifurcación en el camino es siempre una de dos maneras: la verdad o la deshonestidad.

La verdad es el aliento de vida que emana del Soberano Integral. La deshonestidad es el Sistema de la Mente Humana repitiendo el conocimiento y la información que rebotan en todos los rincones de nuestras vidas a través de teléfonos celulares, televisión, libros, seminarios, películas, podcast, documentos electrónicos, sitios web, periódicos y relaciones humanas.

Para realizar el Ser como el Integral Soberano aquí, y expresar esta conciencia mientras se encuentra en el instrumento humano, es necesario que concentre las Seis Virtudes del Corazón dentro de su universo local, los pasajes de su vida en los que se mueve físicamente, y los aplique sin cesar.

La clave para la realización es una evaluación directa, sobria y veraz de sus comportamientos y la aplicación de las Seis Virtudes del Corazón a esos comportamientos que se han convertido en expresiones de su autoengaño y deshonestidad.

 El Momento Cuántico te ayuda a estar presente en el momento y a ver a tu Ser como el observador, no a juzgar a los demás ni a ti mismo, sino a mantener la evaluación sobria del Soberano Integral y aplicar el perdón y la comprensión al pasaje en el que has estado más recientemente. Entré a lo largo de tu vida. Se convierte en una forma de vida.

POR WES PENRE

http://wespenre.com/pdf/Appendix-cognitive-section-quantum-pause-breathing-exercise.pdf

Deja un comentario