¿Qué es el empoderamiento? Adicción a la autosuperación, idealización y poder personal.

¿Qué es realmente el empoderamiento?

Si eres un entusiasta de la superación personal, probablemente hayas devorado una tonelada de libros sobre el tema del poder personal. Lo más probable es que hayas leído, visto o incluso asistido a los seminarios de personas muy seguras de sí mismas y con éxito, como Tony Robbins, Elizabeth Gilbert, Brené Brow, Gabrielle Bernstein, Don Miguel Ruiz, Gary Chapman y muchos otros.

Aunque todos estos escritores, conferenciantes motivacionales y consejeros proporcionan consejos maravillosamente útiles y empoderadores, no puedes evitar sentir una picazón después de un tiempo. Al final, te rascas esa picazón pasando al siguiente autor inspirador. Y luego pasas al siguiente, y al siguiente, y al siguiente. Al cabo de unos años, tienes montones de libros de superación personal acumulándose en tu casa. Antes de que te des cuenta, tienes 30, 50 y luego una estantería entera de libros y materiales que prometen cosas como «más felicidad», «más confianza», «más éxito», «más apertura», etc.

Sin duda, estos libros ayudaron a inspirar nuevas opciones, sentimientos y mentalidades en tu vida. Puede que estos autores también hayan sido los catalizadores de grandes cambios y avances. Pero por mucho tiempo que dediques a trabajar en ti mismo, siempre te das cuenta de que hay más y más y más cosas que mejorar. En otras palabras, nunca puedes sentirte satisfecho contigo mismo. Y al igual que Sísifo, que fue condenado por los dioses a hacer rodar sin cesar una roca por una montaña, sólo para que volviera a rodar hacia abajo, tú estás de alguna manera atrapado en un bucle sin fin de sentirte no lo suficientemente bueno.

De alguna manera, sin saberlo, te quedas atrapado en una adicción, una adicción a querer ser más limpio, más sano y mejor.

En tu mente trabajas constantemente hacia la versión idealizada de ti mismo: una imagen de grandeza, a la altura de Eckhart Tolle o de algún otro gran hombre o mujer que admiras.

Pero mientras corres constantemente hacia la «línea de meta» pierdes de vista el hecho de que te has convertido en un ratón que corre en una rueda. Y el tiempo se acaba.

Por qué la adicción a la auto superación está en todas partes

Hoy en día, dondequiera que miremos, nos dicen que no somos lo suficientemente buenos. En la televisión, la radio, Internet, las películas y los anuncios nos dicen que no somos lo suficientemente guapos, lo suficientemente masculinos, lo suficientemente delgados, lo suficientemente tonificados, lo suficientemente guays y lo suficientemente exitosos.

En el campo de la superación personal, también se nos hacen muchas promesas tentadoras. Muchas de estas promesas implican pensar, sentir y comportarse de forma «mejor, más mejorada». Aunque estos consejos pueden ser muy útiles hasta cierto punto, también pueden ser extremadamente limitantes.

¿Por qué?

Porque la superación personal se basa en la premisa de que eres inherentemente defectuoso, roto o con carencias. Se basa en la creencia de que en algún momento en el futuro estarás arreglado, seguro y cómodo en tu piel. Asume que tu estado natural de ser es inadecuado y carente.

Pero esta es la verdad: ese punto estático en el futuro es una ilusión. Esa versión idealizada de ti mismo no existe. Estás persiguiendo un vapor. Estás persiguiendo un espejismo.

Inocentemente, muchos de nosotros creemos que hay un punto especial en el futuro en el que seremos «felices y estaremos en paz por fin». Creemos firmemente en lo que todas estas personas nos dicen sobre quiénes somos porque parecen estar en posiciones de «poder», y nosotros no.

Pero, por favor, si te llevas algo de este artículo, recuerda esto: hay una gran diferencia entre autoayuda y superación personal, pero una línea muy fina. Ayudarse a sí mismo a cambiar y superar patrones negativos es natural y saludable. Pero hacerse adicto a la idea de «mejorarse» no lo es.

Y la mayoría de nosotros nos volvemos adictos a este ideal.

La realidad es que no se puede forzar la verdadera mejora. La mejora se produce de forma natural como resultado de la presencia cultivada de forma consciente en el momento presente. Así que si quieres perseguir algo, persigue estar aquí, ahora.

Cuanto más busques desintoxicar, controlar y hacer la guerra sutilmente a todos tus defectos, inseguridades y limitaciones percibidas en este mismo momento, más sufrirás. Y cuanto más perpetúas inconscientemente la idea de que «no eres suficiente», más te alejas de tu verdadera naturaleza.

 Idealización de la «Iluminación»

¿Cuántos de ustedes han leído libros de gurús iluminados como Eckhart Tolle, Osho, Krishnamurti, Gangaji, Mooji, Lao Tzu, etc.?

Es probable que los hayas encontrado muy sorprendentes, incluso que te hayan cambiado la vida. Puede que hayas visto vídeos de youtube, escuchado grabaciones o asistido a satsangs en directo que te han dejado boquiabierto. Puede que incluso tengas tu propio gurú o yogui particular, al que, admitámoslo, idolatras absolutamente. Amas su presencia, amas su serenidad, amas su inteligencia, amas su humor, amas la verdad y la luz que emanan. Y en el fondo, quieres desesperadamente ser como ellos.

No te preocupes, yo también lo he experimentado. Cuanto más largo e intenso sea tu viaje espiritual, más probable será que llegues a este punto de embriaguez absoluta con el ideal de la «iluminación». La buscarás y anhelarás con una intensidad apasionada. ¿Por qué? Porque representa el santo grial a todos tus problemas.

Por desgracia, el propio acto de buscar un «estado iluminado» perpetúa el ciclo adictivo de querer mejorar.

Permítanme explicar esto con un ejemplo de mi propia vida.

Con el tiempo, he llegado a un punto muerto.

Limpiar mis chakras, aprender técnicas de meditación extravagantes, hacer yoga, tomar plantas psicoactivas, comer alimentos de alta vibración, cantar, leer un sinfín de libros espirituales… todas estas cosas me han demostrado que la búsqueda de la autosuperación es AGOTADORA. Agota completamente tu energía. Te recuerda constantemente lo «falto» que estás o lo mucho que necesitas «hacer» para ser mejor, más espiritual, más iluminado.

Idolatrar a un maestro espiritual de algún tipo lo hace aún peor. Los miras, luego te miras a ti mismo, y te das cuenta de lo «inadecuado» que eres… lo defectuoso, lo inútil. Comparado con ellos, comparado con toda esa gente espiritual, te sientes como una absoluta porquería.

¿Has pasado por eso antes?

¿Qué es el Empoderamiento?

No te conformes con las historias, con cómo han ido las cosas con los demás. Despliega tu propio mito.

Así que volvemos a la pregunta original: ¿qué es el empoderamiento? Muchas personas escriben sobre el empoderamiento, pero lo hacen en el contexto de la mejora de uno mismo, lo que irónicamente destruye todo el sentido del empoderamiento.

En el ámbito de la superación personal, el empoderamiento tiene que ver únicamente con la mejora del cuerpo, la mente, las emociones y la personalidad. No llega al núcleo más profundo de lo que es el verdadero empoderamiento.

El Núcleo más profundo del verdadero empoderamiento es este: Ya eres entero y completo.

Tú eres el poder, Tu tienes el poder.

La idea de que eres cualquier cosa menos entero y completo en este mismo momento es una ilusión. Sí, tus problemas son reales. Pero tu creencia de que te limitan no lo es.

Ningún Maestro, gurú o sabio puede capturar tu propia y única esencia.

Conviértete en Tu mismo.

Este es el verdadero significado del empoderamiento.

Aprende a ver la majestuosidad profunda e inmutable de TI.

Muchas personas están bloqueadas para ver y sentir este poder debido a las creencias y suposiciones que tienen sobre ellos mismos. El ego cree erróneamente que no tiene poder porque no quiere aceptar que hay un poder más allá de él.

Pero en lo profundo de estas capas hay una presencia, una totalidad, que eres , que encarna la propia palabra «poder».

Este poder no es sanguinario ni arrogante. Por el contrario, es infinitamente sabio, centrado, presente y amoroso, y se expresa a tu manera.

No necesitas ser un imitador o una copia de ningún otro sanador, sabio o gurú.

Fuiste traído a este mundo para expresar la fragancia de tu PROPIA alma y tu propia expresión artística del Espíritu

¿Qué es el empoderamiento?

Se tú. En cada momento, sé tú. Cultiva esta completa aceptación de lo que surja. Acéptate a ti mismo. Date cuenta de lo que surge, quizás el aburrimiento, el frenesí, los resentimientos del pasado, las exigencias del futuro o el cansancio, y permite que esté ahí. No intentes cambiarlo, corregirlo, castigarlo, controlarlo, dramatizarlo, evitarlo o negarlo.

Acepta el lugar en el que te encuentras en este momento de la vida. Aprende a abrirte incondicionalmente al ego desordenado que en realidad sólo es un velo para tu verdadera esencia.

Todo lo que se requiere es despertar del estado de sueño de tu vida al eterno presente.

Eso es todo.

Por Un Mundo Mejor, SE TU.

¡Victory of The Light!

 

 

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here