Cómo lidiar con los vampiros de energía físicos y no físicos

Alimentación energética: Cómo lidiar con los vampiros de energía físicos y no físicos

 3 señales de que estás siendo drenado y 5 formas de minimizar la actividad parasitaria

 Cuando hablamos de vampiros no nos referimos a la representación en el cine/televisión. No estamos hablando de chupadores de sangre literales. Estamos usando la referencia de “vampiro” para una alimentación no voluntaria que está teniendo lugar en nuestra energía de fuerza vital de la conciencia viva, ya sea en los reinos físicos o no físicos y en todos los niveles de su Ser – físico, emocional, mental, espiritual. También se ha clasificado como ataque psíquico, aunque el ataque psíquico puede traer más miseria que el vampirismo energético. Esta toma de energía puede ser una situación muy enrevesada.

La alimentación energética es lo esencial. Para moverse en cualquier plano dimensional se requiere energía. Todos los Seres requieren energía para Ser y Hacer.

Vampiros energéticos físicos y no físicos

 Los vampiros físicos son humanos. Algunas personas son incapaces de moverse por la vida sin tomar energía de otros. Pueden tener una disfunción física, emocional o mental que los está drenando y, la mayoría de las veces, la alimentación de energía no es intencional; no es una decisión consciente de tomar su energía, y no es deliberada. Otra parte energética de ellos se adhiere a ti y lo establece. Puede ser cualquiera: un amigo, un compañero de trabajo, tus hijos, otros miembros de la familia, una relación íntima, un encuentro fugaz, otras reuniones/organizaciones de grupo.

Los Vampiros No Físicos son entidades en los reinos no visibles y no físicos que nos rodean. Tienen toda la intención de robar y utilizar tu energía. Así es como sobreviven principalmente. Establecen el desvío de energía a través de traumas físicos y sexuales en la infancia/adultos, adicciones, lesiones, episodios y eventos de miedo extremo y éxtasis, a través de acuerdos tácitos/hablados en los reinos físicos y no físicos en otras vidas o en ésta y también a través de permisos conjuntos con otros. La lista sigue y sigue.

Si hay una manera de chupar la vida de usted, ellos lo descubrirán, fabricarán el esquema y lo instalarán. También son oportunistas y se adhieren a los sifones de energía que otro humano está utilizando. Esto es un doble golpe para el que está siendo utilizado. También hay otras entidades, como los límites de la tierra, que se confunden y no toman tu energía intencionalmente. Sólo buscan un lugar seguro cuando entran en tu campo para descansar y anidar.

13 señales de que te estás agotando

 Estás en riesgo de vampirismo energético o estás siendo agotado actualmente cuando:

  1. Te sientes agotado después de estar en presencia de alguien o de una conversación telefónica, tu energía ha sido filtrada, especialmente cuando alguien ha estado hablando a ti en lugar de contigo.
  1. Intentar encajar. Cuando tienes que encogerte para encajar en un grupo, ser menos que para que te quieran y te acepten.
  1. Sentirse culpable en casa por no ser quien quieren que seas o por no hacer lo suficiente por ellos.
  1. Ser una persona que “sí”, una persona “a la que hay que acudir”, un felpudo, hacer lo que los demás quieren que hagas incluso cuando no quieres. Y entonces te enfadas contigo mismo porque sabes que te están manipulando y no haces nada al respecto.
  1. Tener intimidad sexual sin que los dos miembros de la pareja tengan amor y alegría por el otro.
  1. Te gustaría dejar una relación, pero no tienes energía. Reina la confusión y no hay claridad debido a la alimentación. No está seguro de cómo encontrar una salida o incluso si hay una salida.
  1. Participar en el drama. Esto es un gran chupador de energía y drenador.
  1. En una situación de abuso. Las personalidades narcisistas son famosas por drenar y tomar energía. Intimidan, abusan física o emocionalmente, menosprecian, confunden y, en general, crean todas las variedades de cray cray. El enredo energético con un narcisista puede requerir mucha ayuda y una considerable fuerza propia para desenredarlo y huir.
  1. Adorar a un gurú, un dios, una celebridad u otro ser, físico o no físico, fuera de ti. Tu energía y tu poder están siendo entregados libre e intencionadamente a alguien fuera de ti. Está bien leer libros y seguir a alguien para obtener más conocimiento, pero llevarlo más allá puede ser perjudicial.
  1. Alguien importante en tu vida está diciendo que no puede vivir sin ti, que no sabría cómo vivir sin ti, y el famoso “Si me quisieras lo harías ____”. Simplemente estás cansado de plano la mayor parte del tiempo o todo el tiempo.
  1. Experimentas fatiga crónica, y por muchas bebidas / alimentos / suplementos saludables que tomes y ejercicios que hagas, tu energía sigue siendo baja. También es una buena idea para ver si hay una condición física, así cuando en la fatiga crónica como la cándida y el crecimiento excesivo de hongos. Ambas cosas son importantes para reducir la energía. Pero si usted está en una relación que suena como cualquiera de los anteriores, el vampirismo energético podría ser el culpable.
  1. Estar en el extremo receptor de la violencia física/sexual a cualquier edad.
  1. Tú o alguien de tu entorno sois necesitados, codependientes y quejicas. Las palabras “pobre de mí” son indicadores clave de la Conciencia de Víctima.

Puntos clave para su consideración

No eres un inocente en todo esto. ¡Has robado y puedes seguir robando energía a otros también! Recuerda siempre esto cuando esté a punto de salir un juicio sobre alguien que roba tu energía. Esto no te convierte en el enemigo público número 1, al igual que tampoco convierte a cualquier otra persona que esté alimentando una cabeza de caca. Es una calle de dos direcciones. También puedes tener apegos energéticos con otros. Todos lo hacemos.

Juzgar y culpar es un no-no. Pensar que no tenemos culpa y que somos víctimas es un juego que perpetuará el esquema. Cuando juzgamos y culpamos y permanecemos en la conciencia de víctima, una energía específica irradia hacia afuera y luego atrae energías que gravitan y se alimentan de esa dinámica.

Acepta completamente y permite el camino y las acciones de los demás. Esa es una expresión de amor supremo. No significa que tengamos que permanecer en una situación o permitir que la alimentación de energía continúe. Sólo significa vivir y dejar vivir y alejarse. Después de todo, tu camino y tus acciones pueden parecer y sentirse un poco extraños para otra persona también. Extender la misma consideración que deseamos que otros nos extiendan es vivir en integridad con nuestra Alma.

Comprueba siempre si tú también estás alimentando tu energía. Es muy importante no juzgar el cómo y el por qué, sino simplemente salir de él y minimizar el contacto.

Desengancharse: 5 formas de minimizar la actividad parasitaria

 La manera de curar esta y todas las intrusiones es entender y saber que tú también eres el Creador, eres la única conciencia de tu cuerpo, tienes el control de tu cuerpo, y no se permiten otros.

  1. La prioridad número uno, siempre, es cultivar más Amor Propio. Hoy en día se está escribiendo mucho sobre el Amor Propio y la Auto-Nutrición. No hay manera de evitarlo. Debemos atender nuestro propio bienestar antes de poder prestar un servicio saludable a nosotros mismos y a los demás. Acéptate a ti mismo y estate enamorado de ti mismo sin importar cuál haya sido tu viaje o con quién lo hayas compartido.
  1. Una conciencia simpática/empática poco saludable también permite la alimentación. Cuando estés en presencia de un alimentador de energía emocional y empieces a sentir sus sentimientos, esa es tu pista para dejar lo que sea que estés haciendo energéticamente de inmediato. Hay una transferencia definitiva en ese punto. Los empáticos son famosos por esto. Probablemente recibiré muchas críticas por esto, pero no hay nada bueno en esa cualidad de un empático. Tomar la energía de los demás es exactamente lo opuesto al amor propio. ¿De qué sirve sentirse mal cuando otra persona se siente mal? Hay formas de volverse fuerte y acerado por dentro y también de expresar una sana compasión sin tomar la energía distorsionada y perjudicial.
  1. Haz una elección consciente para detenerlo – ¡AHORA!

Las siguientes afirmaciones pueden ayudar a los alimentadores no físicos:

– Un cuerpo, una conciencia. No se permiten más aquí.

– Soy un Ser Soberano y ordeno y exijo que esto se detenga ahora.

– No acepto más alimentación. Este es mi cuerpo, mi vida, mi trabajo. ¡Sal!

Intenta encontrar y sentir tu fuerza interior. Ponte firme en tu interior y en tu núcleo. Respira en él. Practica esto. Esto no significa que seas odioso y que no seas cariñoso. Sólo significa que te estás fortaleciendo para una vida cómoda y creativa. Una vida de libertad como un Ser soberano.

Cuando hagas estos ejercicios y declaraciones lo suficiente, los tomadores de energía se rendirán. Se convierte en una molestia demasiado grande y requiere más de su energía para entrar y unirse después de un tiempo. Comienzan a operar con un déficit de energía debido a tu resistencia.

  1. Es imperativo comenzar a notar cuando alguien está tomando nuestra energía y cuando nosotros estamos tomando la energía de alguien, y entonces detener su toma o nuestra toma. Empieza a discernir el tono de la voz de alguien, la sensación de su energía y el lenguaje corporal cuando empieza. Cuando lo veas en los demás, podrás verlo en ti mismo. Pide a tu Yo Auténtico que intervenga y te ayude, que te dé un empujón en cada momento de esta transición. Te ayudará, sólo tienes que prestar atención.

Intenta decir estas afirmaciones en voz alta para ayudarte a consolidar tu decisión:

– Elijo dejar de alimentarme de los demás.

– Elijo saber cuándo me estoy alimentando de los demás y dejar de hacerlo inmediatamente.

  1. ¡Cúrate a ti mismo! Hazlo tú mismo o busca ayuda. Sanar y equilibrar todos tus aspectos heridos y dolientes de tu existencia desde el principio y expulsar todas las demás entidades/energías intrusivas te hará completo.

En la plenitud, en el Amor Propio radical, estamos totalmente comprometidos con nuestro Ser Auténtico y nuestra propia energía. Nada puede adherirse y tomar nuestra Fuerza Vital.

 Vidente nos enseña cómo lidiar con los vampiros energéticos

Guayaquil.- Existen lo que se conocen como «vampiros energéticos», que son quienes, literalmente, chupan la buena energía de las personas a su alrededor. Ellos, de manera intencionada o inconsciente, afectan negativamente a otras personas.

Son la clase de personas quejumbrosas e insatisfechas a las que nada complace, que siempre tienen una vida caótica y  buscan despertar lástima, también pueden ser personas  asustadizas, con necesidad de atención constante. En otros casos,  se trata de gente arrogante, soberbia, que busca sentirse superior aplastando a los demás, gente envidiosa, que hace comentarios descalificadores y/o burlas.

Sobre este tema, se conversó con la vidente guayquileña Nadia Landívar, quien nos explica que su don consiste en «predecir el futuro de una persona o tener premoniciones, a través de los sueños, otras estando despierta, en mí caso, eso se manifiesta espontáneamente, o cuando alguien me lo pide, entonces me conecto con la persona y puedo ver. No estoy viendo cosas todo el tiempo, porque eso es un desgaste energético muy grande».

¿Cómo sabemos que estamos efectivamente lidiando con un «vampiro energético»?

NL: Hay de dos clases, los que son agresivos que atacan directamente, tales como  los déspotas, los tiranos y la otra clase que son los sutiles, que abusan de las expresiones físicas de afecto mientras roban energía. Ejemplo, una persona que te toca el hombro y te deja la mano puesta mucho rato, y empiezas a sentir incovenientes físicos, (dolor de cabeza, debilidad, náusea, etc.) es señal de qye este es un vampiros energético.

Los acosadores son vampiros energéticos. Aquí toma mucha importancia el tema de la intuición, si la vibra que emana de otra persona la hace sentir incómoda escúchese a sí misma y aléjese.

¿Cómo podemos defendernos?

NL: Una opción para protegerse son los inciensos que sirven para curar el lugar donde estuvo presente alguien negativo, y para uno mismo, si es que se siente afectado, los mejores son los inciensos amargos como el de San Miguel Arcángel, la ruda, el café, patchuli, sacasal, porque generan un repelente para este tipo de personas y al afectado lo sana de la vibración negativa.

También sirven los accesorios de protección como un péndulo, un cuarzo con el que uno se identifique, anillos de acero, puede ser la pulserita roja que es para el mal de ojo, (a fin de cuentas la persona que envidia, que cela, que no le desea el bien a alguien, es un vampiro energético). Todo accesorio debe ser curado y bendecido, pero por personas calificadas, de confianza y de buena fe.

Otra media de protección consiste en hacer decretos positivos, dependiendo de la espiritualidad de cada uno, puede recitar un salmo como el 23, realizar decretos metafísicos de la Divina Presencia, etc., recordando agradecer y decir Amén al final. Yo lo que más recomiendo es cargar siempre a la mano algo  que lo proteja a uno, porque, usualmente estas personas (vampiros energéticos) aparecen de manera imprevista.

Más información: [email protected] 

Vivamos una vida mas sana sin lastres.

¡Victory of the Light!

Deja un comentario