EL NIVEL DE LA EVOLUCIÓN ESPIRITUAL – Sintonia, Sincronia Y Resonancia

LA CAUSA DE LA CONFUSIÓN MENTAL

Las líneas espacio-tiempo (campos mórficos ) que conectan todas las individualidades de esta dimensión cambiaron mucho los últimos tiempos.

Para muchos videntes fue una sorpresa…es que, por si no lo saben, un cambio tan radical como este, ya no sucedía hace muchos milenios.

Este cambio está relacionado con niveles etéreos que funcionan en dimensiones superiores a la 4ª dimensión. Hasta el azul oscuro, que representa el elemento éter, ahora aparece en casi todas las auras que he visto últimamente.

Los campos mórficos de las dimensiones inferiores a la 5ª dimensión están resonando con los campos de esta dimensión, alterando, profundamente, la realidad energética de la 3D.

La última vez que esto sucedió, la raza atlante entregó a la raza aria el último elemento (el aire) de los 4 elementos que usamos para construir este nivel y que utilizamos para comunicarnos entre nosotros. Cuando el color verde asociado al elemento aire, se presenta en el aura de alguien eso siempre nos indica el origen de un alma Atlante…

En este momento, está ocurriendo una unificación de 4 elementos en  otro elemento (el éter), que representa el espacio y todo lo que lo llena. Teniendo en cuenta que todos nosotros, en este momento, tenemos “demasiado”  éter, entenderán el motivo por el cual nos sentimos desorientados, perdidos, quebrados, desconectados, huidizos, desapegados, incapaces de establecer prioridades.

Las 3 parcas que tejen la tela cósmica de los campos mórficos es una leyenda universal.

Otra cosa muy importante: El motivo por el cual hay abundancia de éter es la escasez del elemento tierra. Este es el elemento más denso y es el primero que soltamos cuando subimos de dimensión. Me gustaría pensar, como conclusión lógica, que estamos a elevarnos de dimensión, colectivamente, o sea que la energía de la Tierra 5D está siendo formada a partir de los nuevos campos mórficos.

Sintonía, sincronía y resonancia

 

Los tiempos están cambiando y estas son las nuevas maneras de comunicarnos.

Estas tres leyes siempre existieron pero ahora parece que despertaron y reavivaron en toda su gloria y opulencia.

La primera: sintonía

Es la más interesante de las tres ya que permite que nos comuniquemos de una forma muy verdadera.

¿Cuántas veces no sabemos lo que alguien que está muy cerca está pensando?

Y cuando pensamos en alguien y esa persona nos visita o llama?

Una amiga mía me confesó por estos días que se sentía muy mal, una gran angustia y descubrió pasado unos días que la causa tenía fundamento en una tragedia que involucra a un familiar que vive bastante lejos.

¿Cómo ocurre esto? Cuando amamos a alguien sabemos por instinto su frecuencia energética, es decir, su número de teléfono cósmico … 🙂

Y cuando algo del foro emocional se pasa, esta frecuencia es marcada y remarcada hasta que la sentimos. Esto es sintonía, porque basta con acordarnos de alguien con intención verdadera para sintonizar su frecuencia. Si la persona nos ama es sensible a nuestra llamada.

Sin embargo esto no funciona fuera de la verdad y del amor.

La segunda: sincronicidad

Cuando necesitamos algo para nuestro camino espiritual, ya repararon en que todo se conjuga, aparece y sucede?

Esto es matemático y pendular … Es en ese momento que sucede y no antes. ¿Por qué?

Porque nuestra energía ha cambiado y es la adecuada para recibir la información que el Universo ha preparado para nosotros.

Es por eso que debemos saber esperar y tener calma porque a veces es demasiado pronto. Otras veces lo que esperamos todavía no se materializa o no nace.

Sin embargo, existe una cláusula en esta ley: ella viene a los pares.

Hay siempre una posibilidad de elegir y es aquí que nos atrapó a todos …Dice el pueblo: – “Después de un hambre viene una abundancia.”

Es fácil dar un ejemplo: en una misma semana ya veces en un mismo día aparece aquella oportunidad de empleo que esperamos hace meses pero en duplicado. Y la elección es difícil porque ambas propuestas tienen algo que nos atrae pero no son perfectas.

Tenemos que usar la fe porque cualquier elección debe ser hecha así … es un salto de fe … nosotros no sabemos intelectualmente, pero, sin embargo, si consultamos nuestro corazón y lo sabemos oír, la canción de la Paz no engaña a nadie. ..

La tercera: Resonancia 

Esta es la que nos da dolores de cabeza porque somos empáticos por naturaleza.

La simpatía es ver por ejemplo ver que una persona está triste y nosotros queremos cambiar su estado de ánimo.

La empatía es ser de tal forma solidarios que quedamos tristes y, a veces hasta, “de brindis” quedamos también con los síntomas de las maletas de los demás …

¿Cómo funciona esto?

Fig. 1

La electricidad explica adecuadamente este proceso y podemos confiar en esta analogía, ya que somos una entidad bio-magnética, a menudo comparables a una antena. (en la fig.1 se ve la zona de influencia magnética de dos imanes, nuestra aura tiene un modelo semejante)

Una antena electrónica es un hilo conductor de una longitud determinada que nos dará la frecuencia que puede emitir … en realidad es más un ancho de banda.

En este caso de la resonancia tenemos dos hilos enrollados, que son bobinas, y por definición, al pasar una determinada corriente en esas bobinas tenemos un campo electromagnético que se propaga en el espacio en una determinada dirección.

La dirección es la circundante al cuerpo que emite y el campo electromagnético es el aura.

Si se aproxima a alguien con un aura tan débil, que no sea visible ni importante (desde el punto de vista del propio, que no posee autoestima aunque sea buena persona), es automáticamente inducida y comienza a resonar con la misma frecuencia del aura más  fuerte del otro.

En términos humanos el aura es tan fuerte según lo que cree su portador y según la auto conciencia desarrollada por el mismo.

Entonces, sólo existe un método a desarrollar para evitar la resonancia: tener un aura mental consciente y fuerte, así será imposible ser inducidos o ser influenciados.

Nota 1: Los implantes energéticos funcionan con la ayuda de esta técnica. Pero el gran peligro es que nos golpeen a la puerta y los dejemos entrar … para quien entiende media palabra basta … volvemos a la cuestión de la elección.

Fig. 2

 

Nota 2: dos bobinas juntas y paralelas, ver fig.2, para optimizar este fenómeno de la inducción y la resonancia, necesitan la ayuda de un imán entre-hierro (material conductor entre ambas). Si hay un aislante, la resonancia es imposible de verificar ya que el campo electromagnético no se propaga en el espacio más allá de él: nuestro aislante es la fe en nosotros mismos como Hijos de Dios y en Dios como nuestro Padre y ésta es el Origen de toda la fuerza mental.

 

 

 

Deja un comentario